Los Bloggers de Axena

Artículos y noticias sobre el medio ambiente

De la cura del Alzheimer a las placas solares

Seguro que todos recordamos la anécdota de la invención del sildenafilo (lo que todos conocemos por Viagra, vaya). Un grupo de investigadores de Pfizer trabajaba en un fármaco para la angina de pecho y dio con un compuesto que “tenía un ligero efecto en la angina, pero que podía inducir notables erecciones de pene”. El resto es historia.

Esta vez la historia empieza buscando una cura para el Alzheimer. Un grupo de investigadores de la Universidad de Tel Aviv estaba trabajando en cómo controlar la formación de péptidos. Resumidamente, un péptido es una molécula formada por la unión de aminoácidos. Por lo visto, en los pacientes con esta enfermedad, los péptidos beta-amiloide se agrupan formando las placas seniles. Estos péptidos son parte de una proteína que las neuronas necesitan para su alimentación y aparecen libres tras la ruptura de esas proteínas. A partir de ahí, las neuronas pierden su integridad y la enfermedad va degenerando. Todo esto, de forma muy resumida y teniendo en cuenta que el proceso aún no está totalmente claro.

peptide forest Como decía, en la Universidad de Tel Aviv, el profesor Gazit, del departamento de microbiología molecular y biotecnología, lleva unos años trabajando en la formación de péptidos, hasta el punto de que en colaboración con el profesor Gil Rosenman de la facultad de ingeniería, han desarrollado un sistema para crearlos sintéticamente de forma que “crezcan” formando una especie de césped.

Este césped no cura el Alzheimer, pero es un material con las interesantes propiedades de ser altamente hidrófobo, repeler la suciedad, soportar altas temperaturas y tener una gran capacidad eléctrica.

Esto podría dar lugar a la siguiente generación de placas solares. Por un lado, por sus características como material de recubrimiento, permitiría un mayor aprovechamiento de la energía incidente y un menor coste de mantenimiento. Por el otro, como nanocondensador, permitiría aumentar la eficiencia de las baterías actuales y, quizás, convertirse en un nuevo sistema de almacenamiento de energía.

El equipo de investigación no se dedicará a comercializarlo pero ya han tenido alguna oferta para que otra empresa lo haga basándose en su desarrollo, idea con la que parece que no tienen inconveniente. Ellos seguirán trabajando en la cura del Alzheimer.

Más información en el blog de tecnología de Discovery News y en la web de la AFTAU.

Datos del post

Fecha
enero 11th, 2010

Autor
iago

Categoría

2 comentarios a “De la cura del Alzheimer a las placas solares”


  1. Boni dice:

    Normalmente, cuando vas de camino a algún sitio, siempre descubres otro nuevo muy interesante..XDD.
    Al final todas las máquinas tendrán una fuerte carga orgánica (biológica) y no serán corazones de metal 100%. Es una buena noticia, sin duda.
    Lo del Alzheimer es cosa fina. Y si, tienen culpa los péptidos. Y no es que se agrupen…bueno sí. Lo que ocurre es que esos pépitdos deberían “romperse” en tres zonas (A,B y C o alfa, beta y gamma según nomenclaturas). La acción de unas enzima determinadas hacen que uno de los fragmentos sea distinto y que el propio organismo no puede ni trabajar con él ni sobre él. Entonces es cuando se forman los depósitos beta-amiloides: manchas que entorpecen la conexión sináptica, degeneran tejido y hacen pupa que no veas (es que hice una ponencia sobre la aplicación de un determinado fármaco (PPAR’s) sobre el Alzheimer..y aún tengo datos en la memoria (valga la redundancia).

  2. MariMar dice:

    Yo me curo mas y mejor mirando placas naturales algo como esto



Deja tu comentario