Nunatak 02: o de cómo desplazarse 15 km en la Antártica con media tonelada de equipos científicos

2
210

Una vez llegados a la base chilena Escudero en la península Fildés aún no habíamos llegado a nuestro destino final: la base polaca Arctowski situada en la bahía Almirante a unos 15 km al este. Pero claro, la cuestión no es tan sencilla, no solamente nos teníamos que transportar nosotros, sino también la más de media tonelada de equipamiento científico que llevábamos y todo esto en la Antártida y con un glaciar de por medio entre las dos bases.

Ir por el medio del glaciar no es una posibilidad, hay que rodearlo y ahora os cuento todo lo que ello implica: de la base chilena a la polaca tuvimos que descargar los equipos del avión, cargarlos en una zodiac, esta zodiac ir hasta el buque Lautaro de la Armada Chilena (un buque de apoyo preparado para la navegación en condiciones extremas) que esperaba por nosotros fondeado en la bahía Fildés, allí nos subimos al buque y con una grúa los marineros izaron todos nuestros equipos científicos de gran precisión por el aire.

Así salimos en el Lautaro de la bahía Fildés al oceáno antártico entre un buen número de icebergs en el horizonte, muchos de ellos inmensos, que hacían parecer nuestro buque un pequeño cascarón. El aire fuera del abrigo de la bahía, se tornó gélido, solamente estar fuera un rato y sentías que perdías calor por todos los poros. Aún así, aguantamos fuera del puente todo lo que pudimos, el espectáculo es sobrecogedor, los icebergs, los glaciares al fondo… en realidad cuesta hacerse a la idea que aquello era verano y que todo un continente esté prácticamente todo congelado.

Nunatak02

Buque Lautaro de la Armada Chilena entrando en la bahía Almirante en la Isla del Rey Jorge.

Proseguimos nuestra ruta, y navegamos hacia el noreste, hasta la entrada de la bahía Almirante donde se encontraba nuestro destino tras dos horas de navegación. De nuevo, tocó izar la zodiac, y cargarla con todo nuestro delicado material, la operación fue un éxito gracias a la habilidad de los marineros, y ya enfrente nuestro arribábamos a nuestro destino: la base antártica polaca Henryk Arctowski de la Academia de Ciencias Polacas.

2 Comentarios

  1. Chulísimas imágenes Xurxo. Gracias por compartirlas. Eso sí, la estación científica, desde fuera, no parece que tenga muchas comodidades :)

    Interesantísima experiencia la que viviste.

  2. A mi lo que me inquietó bastante fue la carga y descarga de los delicados equipos… y cuesta creer que sea verano. No me imagino lo que debe de ser estar ahí en invierno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here