La sedienta chupaleche, Iphiclides podalirus

0
17

Era la primera semana de este septiembre en Murcia. El calor aún no había aflojado y los largos meses sin lluvia hacen mella en todo el ecosistema. Una ansiosa chupaleche, una de las mariposas más preciosas de Europa (siempre lo digo), se acercó revoloteando a la fuente de vida, al  agua que escurría de una manguera por el suelo de cemento.

chupaleche
Ua ansiosa chupaleche, una de las mariposas más preciosas de Europa

Se posó al borde del agua, y con su espiritrompa se ladeaba de tal manera que no paraba de succionar y succionar sedienta el líquido vital. Tal debía ser su sed, que me dejó acercarme muchísimo, así que allí tirado en el cemento del suelo pude coger estas instantáneas a casi 40 grados de temperatura, que espero que os gusten.

chupaleche_general
Una Chupaleches posando para la foto
chupaleche_general2
Iphiclides podalirus
Compartir
Artículo anteriorEl olonguito, un nuevo descubrimiento
Artículo siguienteFaunaponder, tecnología para la vida
Desde pequeño siempre fui aficionado a la naturaleza, pasando mis tardes metiendome por donde pudiera en medio del monte y la playa. Así que mi afición traté de hacerla en serio y acabé la carrera de Biología en el año 2003. En la actualidad, estoy realizando la tesis doctoral en el lab. de Biotecnología Vegetal de la Universidad de Vigo. Desde hace tres años presido AXENA, mi trabajo en la asociación está centrado en la coordinación de las diferentes disciplinas que conforman nuestros proyectos, su gestión y claro está, en el área de naturaleza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here