Los Bloggers de Axena

Artículos y noticias sobre el medio ambiente

¿Cambiarán en algo las cosas?

Obama y McCain están en plena lucha por alcanzar la presidencia de los EE.UU., y aunque muchas de sus posturas políticas son muy conocidas (sobre todo en temas de economía), otras muchas no los son tanto al tener menos peso mediático. La elección del presidente no es sólo importante para los EE.UU., sino que como todos sabemos sus decisiones afectarán en muchos casos a todo el planeta. Un aspecto en los que más puede influir la política del futuro presidente es en temas medioambientales. Los EE.UU. son el país más contaminante del mundo en relación a su población y sin embargo las posturas de los dos candidatos en cuanto a estos temas son quizás las que menos atención acaparan.

Una cosa parece estar clara: los dos candidatos votan por reducir el consumo de petróleo, aunque no tanto por las consecuencias medioambientales, sino más como una medida para reducir la dependencia del país de las importaciones de crudo. A partir de aquí las medidas de cada candidato siguen un rumbo distinto.

McCain aparece como uno de los grandes defensores de la energía nuclear: en sus discursos nombra continuamente a Francia, país con el 80% de la energía obtenida por este medio, y defiende la postura de que a estas alturas los riesgos son mínimos.

Obama apuesta por una inversión millonaria en energías renovables y consumo responsable (como el uso de coches híbridos). Uno de los grandes puntos a favor con los que defiende esta medida es que crearía un gran número de puestos de trabajo (además de su utilidad como defensa del medio ambiente). Esta medida fue tachada por McCain como infantil, pero no por no estar de acuerdo. McCain aprueba la investigación en este campo, pero argumenta que debe ser considerada como una medida a largo plazo y no como una solución urgente que según él es lo necesario. Obama tampoco hace ascos a la energía nuclear de McCain. Según él no está en desacuerdo, pero tampoco se considera un defensor de esta forma de energía.

Otra de las medidas de McCain es la de realizar nuevas prospecciones en la costa de los EE.UU., medida que es considerada mala por su rival, pero que tampoco descarta aplicar en caso de que sea necesario.

En temas medioambientales es famosa también la oposición de McCain a que Bush no firmara el protocolo de Kyoto. Según él, no estaba de acuerdo con todos sus puntos, pero era una buena base para trabajar.

En fin, cada uno que juzgue por su cuenta, y ya se verá cuál es el futuro.

Mapa centrales nucleares EE.UU

Mapa de las centrales nucleares de EE.UU

Datos del post

Fecha
octubre 30th, 2008

Autor
Juan

Categoría

2 comentarios a “¿Cambiarán en algo las cosas?”


  1. Boni dice:

    Desde luego no, o muy poco.
    Creo que la política es un campo que no debe mezclarse con nada, ya que saldrán a relucir demasiados trapos sucios y al final lo que tendría que contar no cuenta y demás.
    Recordemos el documental de Al Gore, muy laudeado por un lado y muy criticado por otro (toda acción loable tiene su lado oscuro e hipócrita). Paso factura porque sirvió para concienciar parcialmente a la gente que lo vio (yo lo he visto y me ha parecido interesante, puede pecar de demagogia, pero si no lo habéis visto lo recomiendo). Pero el tema medioambiental solo suscita interés cuando el miedo y los ultimátums están a la puerta de la esquina.
    Recuerdo ahora haber leído ayer en un periódico que el presidente, o uno de los más altos directivos de WWF (la de medio ambiente, no la de lucha libre XD) decía que si seguimos a este ritmo, para el 2030 el mundo necesitaría de 3 planetas similares para poder seguir con el consumo al que estamos habituados.
    Desvaríos aparte, y retomando el tema de McCain y Obama, decir que, sin que sirva de precedente ni de favoritismos políticos, pienso que un gran cambio radical en la historia puede ser la mella que desencadene en la brecha que abra nuevos surcos en el futuro (joer, qué poético y metafórico).
    EEUU es un páis de grandísismas posbilidades en todos los sentidos; y deciros que, los pocos que tocan temas de medio ambiente, lo hacen a conciencia. Es un país de muchos ingenuos e ignorantes (no en un tono de desprecio) mandados (que no gobernados) por unos pocos “demasiado listos”. ¿Le comprarías a un niño de 5 añós una cocina de Whirlpool o una de Playskool?.
    Sea lo que sea, creo que la presión mediática, y las pocas cabezas pensantes de las nuevas generaciones darán que hablar, ya que, como muchos informativos dicen, estas elecciones no sólo son para EEUU, sino que el resto del mundo está pendiente de ellas (para bien o para mal).
    En fin, resumiendo, no esperemos grandes cosas de inmediato, sea lo que sea y pase lo que pase las cosas van a cambiar (tienen que hacerlo a narices), pero la cuestión es sean para bien o para mal.
    Sólo el tiempo lo dirá, pero esperemos que no sea demasiado tarde para escucharlo.
    “In God we trust”, ¿no?

  2. xurxo dice:

    En mi opinión los EEUU, son la referencia de la ideología capitalista por antonomasia (aunque ahora se han dedicado a nacionalizar problemas privados de los bancos, cosa nada liberal). Y marcan el rumbo de cómo irán las cosas en el mundo. Hay quien comenta que en esas elecciones teníamos que votar todos, y es verdad, pues sus decisiones finalmente nos acaban afectando en gran medida en este mundo tan globalizado. Si el medioambiente, no es dinero, ni poder, ni se forma un lobby de acción tan poderoso como las farmaceúticas, industria armamentística, petrolera… (capaces de financiar a uno y otro candidatos en sus campañas de millones de dólares), difícilmente se sucederán grandes cambios en la próxima legislatura. Gane quien gane.



Deja tu comentario