La sepia mentirosa que se disfraza mitad de hembra y mitad de macho

2
185

Ya hemos comentado muchas veces en el blog que las sepias y los pulpos son animales de gran inteligencia, además de poseer una de las mayores habilidades para el camuflaje del reino animal. Ya hemos hablado antes de la gran habilidad que tienen las sepias para cambiar de color y también de cómo lo hacen. Dicho cambio de color no sólo tiene gran importancia para camuflarse, sino que además cumple una función importantísima de comunicación entre individuos. Un sistema complejo de comunicación conlleva otra posibilidad que denota una gran inteligencia: mentir.

Los machos de la especie Sepia plangon normalmente muestran bandas oscilantes, mientras que las hembras muestran manchas. Pero el grupo de Culum Brown, de la Universidad de Macquarie en Sydney, ha mostrado que los machos también pueden mentir en su coloración. Los científicos observaron que, cuando un macho estaba cortejando a una hembra y había además otro macho presente, el primer macho mostraba un patrón de coloración de macho por el lado que la hembra estaba viendo y una coloración de hembra por el lado mostrado al otro macho. El engaño hacia el otro macho haría que éste no interviniera.

También se observó que este comportamiento no se producía cuando había dos rivales presentes, seguramente porque sería muy difícil engañarlos a los dos. Este hecho indicaría que además de mentir, las sepias se preocuparían de no ser pilladas mintiendo, lo que denotaría una gran inteligencia social.

Esta no es la primera vez que se muestra la habilidad de mentir “travistiéndose” de las sepias, ya que se había visto que en otras especies algunos machos de pequeño tamaño se hacía pasar entre hembras para “infiltrarse” en grupos de éstas.

A continuación os dejo el vídeo en el que se ven perfectamente las dos mitades con dos patrones del macho mentiroso.

Compartir
Artículo anteriorAsesinos de Lobos en el Barbanza (XXIV): ahora también los zorros
Artículo siguienteLa joya mejor guardada… Cala Cerrada
Soy biólogo y realizo estudios de doctorado en el Cuvi en el área de Biología Celular y Molecular. Mi afición por la naturaleza me viene desde pequeño, cuando criaba en casa bichos como renacuajos y hormigas para gran regocijo de mi madre... Mi posición dentro de Axena se podría definir como "El último mono". Intento asistir a todas las actividades que puedo, buceando, metiéndome en cuevas o recorriendo monte. Al blog intento aportar aquello que me interesa, escribiendo sobre temas que me llaman la atención y creo que pueden interesar a la gente, siendo de esta manera el primero en aprender algo. También intento mostrar el mundo de lo microscópico en las serie Micronaturaleza, aprovechando los medios de los que dispongo y la paciencia de mis jefes...

2 Comentarios

  1. Realmente los pulpos y las sepias son animales sumamente inteligentes. Y es increible como puede estar al mismo tiempo con apariencia de macho y de hembra. Impresiona no sólo su astucia sino su capacidad para controlar de esta forma su cromatismo de cada parte de su cuerpo, no es que cambie de color el cuerpo entero sino que es capaz de elegir que color tiene en cada trocito. Yo, de verdad, alucino. La naturaleza nunca deja de asombrarme.

    No hablaré del pulpo Paul. Pero sí recuerdo que hace unos años descubrieron que unos pulpos cogen dos cáscaras de coco y las llevan y en cuanto ven un peligro, junta una mitad con otra y se meten dentro para protegerse. http://www.bbc.co.uk/mundo/ciencia_tecnologia/2009/12/091214_2344_pulpo_coco_jrg.shtml

    Otra de las imágenes que debe ser impresionante es la de los cachalotes peleando con los calamares gigantes a cientos de metros de profundidad. De todos modos, alegra saber que todavía hay zonas donde los seres humanos no son capaces de meter sus narices.

    Los cefalópodos en general son animales maravillosos. Una vez conocí a un alemán que se dedicaba al buceo y no comía pulpo porque según él eran los animales más listos que había visto en su vida. Yo creo que razón no le faltaba.

  2. Totalmente de acuerdo. Yo las veces que voy a bucear son los animales que más me fascinan, como ya comenté antes en el blog. Y nunca dejan de sorprenderme!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here