Los hongos que controlan el comportamiento

8
279

Esta vez dentro de la serie de bichos raros voy a meter algo que, hay que reconocerlo,  no es un bicho precisamente. Pero como ya dije en posts anteriores, es en el mundo de los parásitos,  en el que nos encontramos las adaptaciones más espectaculares, y buscando para esta serie me encontré una adaptación que me parece especialmente interesante. Os voy a presentar a Cordyceps, un hongo parásito que tiene una característica que lo hace realmente llamativo: es capaz de controlar las acciones de su hospedador para favorecer sus propios intereses.

El género Cordyceps engloba a unas 400 especies, todas ellas endoparásitas; en su mayoría de insectos, pero también de otros artrópodos y en algunos casos de otros hongos. Al atacar un hospedador, el micelio de estos hongos invade y a veces sustituye tejidos de éste. En algunos casos son capaces de “manipular” el comportamiento de su hospedador, para que éste actúe de acuerdo a sus propios intereses. Por ejemplo  Cordyceps unilateralis hace que sus hospedadores (en este caso hormigas) trepen a ramas altas y se fijen a ellas. Con ello consiguen varios propósitos: por una parte, se aseguran unas condiciones adecuadas de temperatura y humedad; y por otra, consiguen una zona de dispersión de las esporas óptima, ya que al estar en un sitio elevado se aseguran que lleguen lo más lejos posible.

En esta imagen se puede ver una hormiga ya muerta, todavía sujeta a la rama a la que se vio obligada a subir por culpa del hongo Cordyceps unilateralis que también se puede ver en la imagen. Foto de Kim Fleming, Tree of life web project.

Muchos hongos de este género son utilizados en la medicina tradicional china, y también se han hecho numerososs estudios científicos debido a sus propiedades farmacológicas.

Os dejo a continuación un pequeño fragmento de un documental en el que se habla de este curioso parásito.

Compartir
Artículo anteriorFotografía digital: Arte y Ciencia por John and Barbara Gerlach
Artículo siguienteRevisión del Google Nexus S para campo: Geolocalización (I)
Soy biólogo y realizo estudios de doctorado en el Cuvi en el área de Biología Celular y Molecular. Mi afición por la naturaleza me viene desde pequeño, cuando criaba en casa bichos como renacuajos y hormigas para gran regocijo de mi madre... Mi posición dentro de Axena se podría definir como "El último mono". Intento asistir a todas las actividades que puedo, buceando, metiéndome en cuevas o recorriendo monte. Al blog intento aportar aquello que me interesa, escribiendo sobre temas que me llaman la atención y creo que pueden interesar a la gente, siendo de esta manera el primero en aprender algo. También intento mostrar el mundo de lo microscópico en las serie Micronaturaleza, aprovechando los medios de los que dispongo y la paciencia de mis jefes...

8 Comentarios

  1. madre mía que movidaka… hormigas zombis poseídas… pero cómo hará el hongo para hacer que la hormiga tenga tendencia a ir a sitios altos, a qué le afectará y cómo?

  2. Eso mismo pasaba en la peli de alien un bicho te sale de dentro y mata a todos los que se encuentre por el camino. ejejjejeje

  3. Gracias! La verdad es que no sé muy bien cuál es el mecanismo que emplean, a ver si me entero aunque de momento no encontré gran cosa.

  4. madre mia q pasada!! q haría yo en estos momentos con un hongo así y el cerebro de alguien q yo me sé!! Sería la solución a mis problemas!! juan, investiga cómo va ese mecanismo YA!!!! jejejeje. muy bueno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here