Nutria marina

2
764

DSC_0908

Por debajo del pantalán, un bulto parduzco se movía, se zambullía y salía a la superficie. Salió de la sombra de aquel muelle de Monterrey (California), y la pude ver claramente. Era una nutria marina! Se había zambullido para coger mejillones de los pilones del muelle. Ahora estaba panza arriba con una piña de mejillones sobre su pecho, y con sus garras y dientes rompiendo las conchas como si de huevos se tratara. En este caso, no estaba utilizando ninguna piedra (es el único mamífero marino que utiliza herramientas), para romper conchas más duros o cangrejos enormes, con sus dientes y unos golpes con las propias piñas de mejillones se estaba valiendo perfectamente.

DSC_0881

DSC_0883

El espectáculo era precioso. Allí estaba sin ningún miedo de nosotros a tan sólo diez metros tan tranquilamente. Quien diría que la nutria marina estuvo a punto de extinguirse en el primer tercio del siglo pasado, principalmente por el comercio de pieles. Y es que la nutria al contrario que otros mamíferos marinos, no acumula enormes cantidades de grasa en la piel como aislante, sino lo que tiene son dos tipos de pelaje, el exterior y uno interior tan y tan denso que lo aísla del agua. Y claro, semejante pelaje, debe ser cuidado hasta el más mínimo detalle, para evitar que cualquier pequeña porquería, cualquier desgaste o suciedad, permita un pequeño poro por donde la fría agua pueda hacer daño a nuestro amigo. Así que la flexibilidad de la nutria es tal, que puede acicalar cualquier parte de su cuerpo, cosa curiosa porque estamos hablando que los machos de esta especie son bastante grandes, llegando a alcanzar casi 45 kg.

Tras despacharse todos los mejillones que le dio la gana, llegó el momento de acicalarse, y con una energía enorme empezó a sacudirse, para sacarse todos los restos de la comida de encima. Qué os parece?

acicalandose acicalandose1

Compartir
Artículo anteriorEl olmo de montaña, una especie de primera magnitud
Artículo siguienteLobo vs homo zopenco
Desde pequeño siempre fui aficionado a la naturaleza, pasando mis tardes metiendome por donde pudiera en medio del monte y la playa. Así que mi afición traté de hacerla en serio y acabé la carrera de Biología en el año 2003. En la actualidad, estoy realizando la tesis doctoral en el lab. de Biotecnología Vegetal de la Universidad de Vigo. Desde hace tres años presido AXENA, mi trabajo en la asociación está centrado en la coordinación de las diferentes disciplinas que conforman nuestros proyectos, su gestión y claro está, en el área de naturaleza.

2 Comentarios

  1. mola mucho parece super-simpático el animalito.

    Me resulta muy curioso esa capa densa de piel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here