Los Bloggers de Axena

Artículos y noticias sobre el medio ambiente

Suillus granulatus, un boletus “indigesto”

Arrecia  la lluvia, tras dos días de copiosas precipitaciones los arroyos tributarios del embalse del Tranco en la Sierra del Segura  no paran de escupir agua. Un temporal venido de latitudes subtropicales ha dado lugar a más de 200 litros por metro cuadrado en menos de 48 horas. Nuestras expectativas de recolectar algún níscalo (Lactarius deliciosus) se disipan entre nuestro desconocimiento y la niebla de un tiempo desapacible.

 

Por fin el tiempo nos da un respiro  y nos lanzamos a un sotobosque rico en encinas ( Quercus ilex ), quejigo ( Quercus faginea ), coscoja ( Quercus coccifera ) y  un denso pinar ( Pinus halepensis y Pinus pinaster ).Pronto descubrimos que multitud de setas se distribuyen por el pinar, como farolillos amarillos, ante nosotros, Suillus granulatus. Una seta compuesta por un sombrero de color, entre amarillo y marrón ocre. Observamos entre la penumbra de la tarde un brillo extraño desprendiéndose de la superficie del sombrero ocasionado por la cutícula que lo rodea. El pie de Boletus granulatus presenta una tonalidad blanquecina juvenil transformándose a un color amarillo en estado de adulto.

Ni rastro de nuestra captura, el preciado níscalo saldrá indemne de nuestro deseo. Proseguimos la marcha con nuestro anfitrión_ un amigo y serrano; el señor Cristóbal y, finalmente, caemos en la tentación de preguntarle si son comestibles estos llamativos boletus amarillos (Suillus granulatus). Su respuesta no se deja esperar y nos contesta con un vivo ejemplo. ”Recuerdo unos amigos de la aldea de Montalbo, sin ninguna precaución los cocinaban, directamente, sin seguir las recomendaciones de los serranos. Los serranos no los consideran tan suculentos como su pariente el níscalo, pero los cocinan limpiando la cutícula adherida a la superficie del sombrero. Después de ese trámite, tan necesario, ya los pueden cocinar. Desoyeron estos chicos de Montalbo las recomendaciones y la consecuencia fue una diarrea considerable”

 

Los hongos como (Suillus granulatus) , no son adornos de navidad. Cumplen una función primordial en el sostenimiento de los ecosistemas. El 95 % de las plantas vasculares poseen micorrizas, raíces que mantienen una relación simbiótica con el hongo (recordemos que la seta solo es la parte visible del hongo, la parte fructífera). En una función mutualista las plantas reciben nutrientes y minerales que obtienen a través del micelio de los hongos, y viceversa. Los hongos, además, son descomponedores saprófitos de la materia muerta de plantas y animales.

Por eso debemos de respetarlos y recolectarlos siguiendo unas indicaciones:

1) No debemos de recolectar ejemplares jóvenes ni envejecidos, de lo contrario estaremos influyendo negativamente en la supervivencia de la siguiente generación.

2) Debemos de cortarlos con cuchillo largo por el pie, respetando el micelio que se inserta en la tierra y que es el responsable de la simbiosis entre planta y hongo.

3) Por último, no debemos de recolectar ningún ejemplar que nos lleve a la duda por su desconocimiento.

 

Datos del post

Fecha
noviembre 28th, 2012

Autor
Domingo

Categoría

4 comentarios a “Suillus granulatus, un boletus “indigesto””


  1. Gatopardo dice:

    ¿Cortar o arrancar?, eterna discusión, y más cuando nos referimos a los boletos. Yo personalmente suelo cortar, además, así puedes observar si el pie de la seta tiene gusanos. Je, je…

  2. javi dice:

    Buena pregunta… pq yo también he visto las dos modalidades pero hay navajas específicas por lo q intuía q lo ideal es cortar.

  3. xurxo dice:

    Lo de los gusanos es fundamental.. ajajja.. Javi, el cortar o no cortar, ésa es la cuestión se explica ya que hay ciertos hongos que son simbiontes con las raíces de las plantas (pino, robles…) y a ésos tanto da que arranques la seta como que la cortes porque no rompes el cuerpo principal del hongo, el micelio. Mientras que los hongos saprófitos, los que viven de la materia orgánica en descomposición en el suelo, si arrancas la seta es posible que puedas romper el micelio y por tanto causarle un daño importante al hongo.

  4. Francisco José dice:

    Estupenda y bonita entrada. He vivido la misma situación este sábado atrás. Ni un níscalo, cientos de suillus granulatus. Los elegí jóvenes y los cociné con ajo y aceite de oliva a fuego vivo, una vez quitada la cutícula. Aunque están ricos son ciertamente indigestos.



Deja tu comentario