Los lobos en Galicia 2012: selección del lugar de cría de Miguel Mosquera

4
215

Miguel Mosquera del colectivo ACOPO ha publicado estos días un trabajo recopilatorio de observaciones de tres familias de lobos en zona de media montaña en Galicia. Estas observaciones y comentarios son muy interesantes para entender el comportamiento y del lobo en nuestros montes. En este trabajo se centraron en la observación de los lugares de cría del lobo, al contrario que lo que la gente pueda creer, las zonas de cría seleccionadas por las tres familias estudiadas, estaban a menos de 500 m de carreteras asfaltadas, pistas y caminos transitados por vehículos de todo tipo e incluso de obras de parques eólicos, con zonas de considerable vegetación y agua, y cerca de las zonas de caza.  Os transcribo sus propios comentarios:

“Cuando pensamos en el lobo habitualmente imaginamos a un animal salvaje que se refugia en los lugares más recónditos de nuestra geografía, pero debemos tener en cuenta que en Galicia no existen grandes espacios sin ocupar por el hombre. Sin embargo el lobo está presente en este entorno humanizado estableciendo su centro de cría en zonas de actividad humana.


El estudio durante 5 años de 3 grupos familiares de lobos, nos ha permitido comprobar como se repite el patrón que reúne 3 características básicas: cobertura vegetal, agua y cierto grado de tranquilidad para que el lobo establezca su lugar de cría. A menudo pensamos en grupos de lobos criando a sus cachorros en las zonas remotas alejadas de la actividad humana, pero el seguimiento de grupos de lobos nos ha llevado en un viaje fascinante a comprobar como debido a un progresivo proceso de adaptación del lobo y a un “cuarto factor clave”, utilizan lugares próximos a actividad humana como centros de cría.

Una primera interpretación para el hecho de que estos grupos reproductores estableciesen el centro de cría en zonas de actividad humana próxima, podría ser que no encontraran zonas con ausencia de actividad humana más propicias. Sin embargo los tres grupos poseían sin duda espacios cercanos de calidad en la misma sierra. Tenemos que pensar en otro factor por el han seleccionado las zonas próximas a la actividad humana. Este “cuarto” factor podría ser la disponibilidad de alimento en las inmediaciones, característica que se repite en los 3 grupos que han situado sus centros de cría próximos a lugares donde las presas potenciales durante esta época del año se encuentran regularmente. Esto tendría aún más sentido si entendemos que durante los primeros meses de vida de los cachorros el macho reproductor se especializa y ejerce un papel clave como transportista de alimento para la loba y sus descendientes, y por lo tanto entenderíamos que la distancia hasta las presas potenciales ganaría peso frente a otras variables.


La identificación de la proximidad de alimento como variable clave ha resultado fundamental para entender porque los lobos han establecido su centro de cría en zonas próximas a la actividad humana. Además el progresivo proceso de adaptación/aceptación del lobo a la presencia del hombre (tolerancia) no le impide desarrollar la intensa actividad propia de la época de cría.”

En la web de ACOPO podéis ver el trabajo completo el cual os recomiendo encarecidamente. Agradecer desde este blog el trabajo y los esfuerzos realizados por Miguel y este colectivo.

Compartir
Artículo anteriorCriaturas aladas V: Iphiclides podalirius
Artículo siguienteCriaturas aladas VI: Pinceladas del río Segura
Desde pequeño siempre fui aficionado a la naturaleza, pasando mis tardes metiendome por donde pudiera en medio del monte y la playa. Así que mi afición traté de hacerla en serio y acabé la carrera de Biología en el año 2003. En la actualidad, estoy realizando la tesis doctoral en el lab. de Biotecnología Vegetal de la Universidad de Vigo. Desde hace tres años presido AXENA, mi trabajo en la asociación está centrado en la coordinación de las diferentes disciplinas que conforman nuestros proyectos, su gestión y claro está, en el área de naturaleza.

4 Comentarios

  1. Este si que es un buen informe sobre los hábitos del lobo en Galicia, nunca pensé que toleraran la presencia humana tan próxima y que se dejaran observar tan de cerca. Gracias por compartirlo.

  2. A ver si algún día la Xunta de Galicia deja de dorarle la píldora a estos ganaderos “caza subvenciones” y “valla montes” y los ponga en su sitio. Y les dejen muy claro que, desde el momento en que dejan a sus potros a su suerte en el monte, estos pueden pasar a la cadena trófica de la naturaleza. Y las vallas que se las paguen ellos, ¡y exclusivamente en los montes de su propiedad! Nada de aprovechamientos comunes ni leches. El que quiera monte que se lo pague y lo matenga de su bolsillo, como hacemos todos.

    El propio Felipe Bárcena declaró, “Una yegua supera con facilidad los 300 kg de peso frente a los escasos 40 kg de su oponente, lo que hará que, las más de las veces, el lobo desista”. Es decir, un lobo con un caballo adulto lo tiene sumamente difícil, pero estos ganaderos que tenemos la desgracia de sufrir, dejan los potros, que si pueden ser atacados por lobos, en el monte, ¡y encima se quejan!!! ¿Se puede tener más morro?

    Caso aparte, son buena parte de los cazadores barbanzanos, siempre dipuestos a disparar a un animal que no tiene ninguna posibilidad de escape. Y después van por los bares enseñando las fotos de los pobres animales abatidos como si hubieran hecho una hazaña. ¿Es que se creen que impresiona a alguien ir chuleándose de haber matado un pobre cánido? Lo que dan es mucha vergüenza ajena.

    Espero que algún día este tipo de ganaderos y cazadores pasen a la historia y sean objeto de estudio como representantes de la historia negra del Barbanza.

  3. A esto es a lo que me refiero cuando hablo de lo escandaloso que es mantener a este negocio ruinoso, y nefasto para el medio ambiente, que es el tipo de ganadería que sufrimos en el Barbanza. No contentos con que paguemos los cierres con dinerito público, encima también tenemos que pagarles las reparaciones:

    http://www.lavozdegalicia.es/noticia/barbanza/2012/07/19/comuneros-comarca-reclaman-administracion-reposicion-cierres-danados-incendios/00031342708384456896576.htm

    Viendo esto, no sería de extrañar que la reparación del cierre donde aparecieron los lazos con los lobos atrapados, corriera a cargo de fondos públicos.

    Me viene a la cabeza el famoso tango Cambalache: ¡Siglo veinte, cambalache problemático y febril!… El que no llora no mama y el que no afana es un gil!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here