Los Bloggers de Axena

Artículos y noticias sobre el medio ambiente

Tritón jaspeado (Triturus marmoratus)

Hoy os presentamos a otro miembro de la familia de los tritones, el tritón jaspeado, conocido en Galicia como “pintafontes verde“.  El tritón jaspeado es el mayor de los tritones que podemos encontrar en Galicia, alcanzando el adulto un tamaño de 10-15 cm.  Al igual que la salamandra, es un urodelo de aspecto robusto y también fácilmente reconocible por sus colores.

La cabeza es casi tan ancha como larga, con el morro redondeado, de aspecto ligeramente aplanado, aunque no tanto como el gallipato.

El cuerpo también está ligeramente aplanado.  La coloración dorsal de este tritón es verde o verde amarillento, con numerosas manchas negras. El patrón de coloración recuerda al de minerales como el jaspe o el mármol, lo que se refleja en su nombre. La coloración del vientre es oscura,  salpicada de muchas manchitas de color muy claro.

Las extremidades están bien desarrolladas y presenta cuatro dedos en las anteriores y cinco en las posteriores.  La cola suele tener una longitud ligeramente menor al  cuerpo y la cabeza juntas, de sección prácticamente cilíndrica en su inicio y que va comprimiéndose lateramente hacia el extremo.

Al igual que el tritón ibérico, presenta una fase terrestre y una fase acuática.

Tanto en fase terrestre como acuática, destaca la ausencia de  membranas interdigitales. Durante la fase terrestre, la hembra presenta una llamativa línea de color naranja en mitad de su espalda. Comparte este rasgo con los juveniles, de los que podemos diferenciarla fácilmente, al ser estos de menor tamaño y de constitución, por lo general, más estilizada. El macho carece de ella.  En la fase acuática, la piel de ambos se vuelve un poco más lisa y los machos presentan una cresta en el dorso y en la cola muy llamativa, de borde ondulado.  En la cresta caudal destaca una banda clara.  La hembra carece de cresta y mantiene su aspecto, volviéndose sus colores más apagados.

Podemos encontrar a Triturus marmoratus en toda la mitad norte de la Península Ibérica, más escaso cuanto más nos desplacemos al este.  En la mitad sur aparece una especie  diferente, Triturus pygmaeus, que puede resultar similar a primera vista y que inicialmente era considerada una subespecie del tritón jaspeado.

Habita desde el nivel del mar hasta los mil metros, siendo raro encontrarlo por encima de esa altitud. Durante la fase terrestre puede aparecer alejado del agua, pero es más común hallarlo cerca, al estar ligado a ella para su reproducción. En la fase acuática, aunque podemos encontrarlo en aguas de curso lento, prefiere aguas “quietas”, como charcas, lagunas, pozos, y también, como en el caso del sapo corredor, en canteras abandonadas en las que se formen charcas. Aunque no es muy exigente al respecto, las mayores poblaciones se relacionan con abundante vegetación acuática.

Son animales nocturnos, especialmente durante la fase terrestre. Pasan el día escondidos bajo piedras o troncos y salen en busca de alimento durante la noche.

Sus principales depredadores son las culebras de agua y aves como la garza o la cigüeña. Como muchos anfibios, su principal mecanismo de defensa  es la secreción de una sustancia irritante por la piel. Hoy podemos enseñaros esa secreción: ¡fijaos en las “manchitas” blancas que se aprecian en las fotos de la hembra!, sobre todo en las parótidas y en la cola. Son animales longevos, en cautividad puede vivir ¡hasta los 25 años!

En el agua se alimenta sobre todo de invertebrados, aunque puede incluir en su dieta a renacuajos e incluso larvas de su misma especie. En tierra se alimenta de caracoles, babosas, lombrices, orugas…

La reproducción tiene lugar en el agua, los machos son los primeros en llegar, buscan zonas para exhibirse y compiten por los mejores “escenarios” con otros machos, volviéndose violentos. Al acabar la reproducción, finaliza esta competencia y se puede encontrar a varios ejemplares en el mismo escondite.

Los huevos son de color claro, blancos o amarillos por lo general y recubiertos por una capa gelatinosa. A diferencia de otras especies, las hembras los ponen de uno en uno, ocultándolos, si es posible, entre la vegetación acuática. Las larvas son de color blanco o amarillo claro. Más avanzado el desarrollo, aparecen las extremidades y una cresta muy desarrollada, mayor que en las larvas de Salamandra salamandra y Lissotriton boscai.

En este vídeo, podéis observarlo en su fase acuática y ¡en movimiento!

Como la mayoría de anfibios, las principales amenazas del tritón jaspeado son la desaparición y contaminación de sus zonas de cría. Basta un cangrejo americano o un pez de acuario en una charca de cría para acabar con todas las puestas. Al migrar hacia el agua para su reproducción, también es una especie sensible a los atropellos.

En España está catalogado como de preocupación menor.

9 comentarios a “Tritón jaspeado (Triturus marmoratus)”


  1. cesar says:

    Buen post Dario, una cosa que tambien llama la atencion de las larvas es que tienen unos dedos muy largos.

  2. javi says:

    Si señor, en el vídeo, el corte del agua le da el toke que le faltaba. Un nivelón de post.

  3. meu says:

    Pues si valla nivelón de post!!! información,fotos y vídeos de la casa!! gran edición dario.

  4. Juan says:

    Felicidades por el post, porque aunque te lo digo en todos tus posts me siguen pareciendo increíbles las fotos, y en este caso te sacaste edemás de la manga un vídeo muy bueno! Un gran trabajo!

  5. Miguel says:

    un post muy instructivo

  6. Darío says:

    Gracias! Con la canon para fotos debajo del agua y vídeos, si los protas se dejan salen cosas chulas.

  7. Patricia says:

    Las fotos son una pasada!

  8. jose manuel says:

    genial post,una duda tengo,en una minicharca que tengo en el jardin de casa aparecieron 6 tritones jaspeados,pero yo los veo muy delgados y no se que darles de comer pues son muy pequeños gracias


1 Trackbacks/Pingbacks

  1. Resumen actividad en Axena curso 2010-2011 | Los Bloggers de Axena 29 07 11

Deja tu comentario