Los Bloggers de Axena

Artículos y noticias sobre el medio ambiente

Manual de supervivencia: GPS

Hoy, mencionar el tema de los GPS.

comunicaciones

Generalmente no se les considera una herramienta aislada, sino que lo ideal es combinarla con otras como pueden ser los mapas.

Los GPS nos indican la posición exacta (con muy pocos metros de margen de error) donde nos encontramos. Con un lápiz y papel podemos tomar constancia de aquellos puntos en los que encontremos algo que nos interese (una bifurcación, una cueva, una cascada o simplemente el punto más alejado hasta el que hemos llegado). Muchos GPS incorporan la opción de “búsqueda” del punto marcado; y en su pantalla de display nos aparecerán indicadores de dirección para volver a llegar a ese punto.

No sólo sirven para orientarse en una caminata por el monte o por el bosque, sino que también pueden ser una gran ayuda a la hora de pedir auxilio. Imaginemos que tenemos un amigo o compañero con la pierna rota y debemos pedir auxilio: “estamos debajo de un árbol con 4 ramas y una ardilla”… poco fiable. El GPS nos permitirá indicar una posición casi exacta para que vengan a socorrernos.

Además, tal y como está la tecnología a día de hoy, podemos llevar en el mismo teléfono móvil (¿o cómo pensáis llamar para pedir socorro?) el GPS, la cámara, mapas…

Por último, esta pequeña curiosidad, sobre unos tenis que te indican la posición UTM en la que te encuentras.

calzado-gps

Datos del post

Fecha
Marzo 12th, 2009

Autor
boni

Etiquetas

4 comentarios a “Manual de supervivencia: GPS”


  1. Raúl says:

    Hola a todos.
    Esto de los GPSs que te indican la dirección de un punto marcado es una pasada. Pero a la hora de moverse por el monte o más aún por la montaña tenemos que tener en cuenta un par de consideraciones:

    El mejor camino es el que ya existe, con esto quiero decir que si queremos llegar a un punto siempre es preferible ir por un camino ya existente que atajar monte a través, la mitad de las veces no se ataja, ya que la marcha es mucho mas lenta y agotadora, y en un numero menor de veces pero aun así considerable, nos veremos forzados a retroceder por encontrarnos con un obstáculo imprevisto.

    La segunda consideración es que si nos decidimos por ir monte a través o no existen caminos no nos llega con saber la dirección del punto al que queremos llegar.
    Tenemos que pararnos a estudiar las curvas de nivel e intentar evitar las zonas de acusada pendiente (las zonas en las que las curvas están mas juntas) aunque seamos unos fieras subiendo las cuestas de Vigo el subir una ladera nos cansará, hará que gastemos mas energía que llaneando, aunque sean menos kilómetros, gastaremos MUCHA más agua y puede desmoralizarnos (algo muy importante en situaciones extremas) En cuanto a las bajadas son una fuente de lesiones increíblemente prolífica

    Dos cositas más:
    Si el terreno es abrupto intentar seguir los cauces de agua, suelen discurrir por las zonas más llanas ya que erosionan las prominencias y se produce sedimentación en las depresiones.
    Y la ultima, a la hora de seguir caminos hay que tener mucho cuidado con los que hacen los animales (por ejemplo los caballos salvajes) suelen ser una red laberíntica que no conduce a ninguna parte y en las que es muy fácil desorientarse

    Un besito a todos

  2. Boni says:

    Gracias por el aporte, seguro que hay mucha experiencia tras esas palabras XDD. “Más vale el camino más largo y aburrido que el más corto y de dudoso caminar”.
    Por cierto Raúl, deberíamos probar el GPS, y creo que se me ocurre un momento ideal XDDD

  3. xurxo says:

    Estoy completamente de acuerdo con raúl, los atajos rara vez salen bien… te metes en una toxeira, silveira, acantilado etc…
    Lo de los caminos de los animales, es relativo de la orografía y de a dónde puedan ir, lo que implica que puedan tener un sentido y eso es positivo. Van hacia el río, o al otro lado del monte etc.. y eso sí nos puede valer, aunque claro no siempre como dice raúl.. aún así los prefiero a las pistas forestales que piensas que te están llevando en la buena dirección hacia algún lado, y el único sentido que tienen es la eucalipteira de un señor en medio de la ladera. Fiaros de los caminos viejos! siempre vienen y van hacia algún sitio! (a no ser que se los hayan cargado.. cosa tb probable…

  4. Boni says:

    Además, hay que tener en cuenta que muchos caminos son sólo de ida, es decir, que son muy fáciles para bajar Y/o subir, pero en caso de que no conduzcan a ninguna parte y tengamos que volver lo pasaremos realmente mal (eso sí es que podemos retomar el camino de vuelta).



Deja tu comentario