Los Bloggers de Axena

Artículos y noticias sobre el medio ambiente

Donde todo empieza

Un río es algo más que accidente geográfico o una corriente de agua que fluye con continuidad. Todos sabemos la importancia que los ríos representan en muchos aspectos. Un río es fuente de riqueza por el agua, barrera de defensa o frontera , vía de comunicación, genera energía , inspira arte y cultura,… Se trata de una fuente de vida. Se trata de la mejor metáfora sobre la vida como bien expresó en sus versos Jorge Manrique. Pero desde el más grande al más pequeño, todos los ríos tienen la magia y belleza de su nacimiento. Despierta una curiosidad que responde a la eterna pregunta de dónde surge todo y en el caso de los ríos es posible hallarla.

Dime quién eres y te dire dé dónde vienes….

El viejo y tranquilo Mississippi (que significa “Gran Río” ) de las novelas de Mark Twain y los estados sureños, nace con tranquilidad y desciende lentamente desde Minnesota (nace en el lago de Itasca, a 100km de Canadá), los caprichos del relieve lo llevan a encontrarse con el Atlántico en Lusiana, mientras que parece un rio hermano del San Lorenzo que nace muy cerca en los Grandes Lagos, eso si ambos desembocan en zona de influencia de la cultura francesa.

El espíritu de divinidad de este río de la India emana desde las entrañas del glaciar Gangotri en el Himalaya, brota de manera espontánea desde el techo del mundo, donde la roca y el hielo se desgarran. Según la mitología, el dios Brahma creó el río Ganges a partir del sudor que recogió del pie de Vishnu. Se cree que cada inmersión en el río sirve para expiar un pecado, claro que esto se debe hacer aguas abajo donde el clima es más cálido y depositar las cenizas de un cadáver en el Ganges evita el ciclo de las reencarnaciones del difunto.

Uno se imagina que el Amazonas corresponde al Nilo y viceversa. Cuesta creer que el río más caudaloso del mundo y cuya cuenca es considerado como el pulmón verde del planeta, tenga un nacimiento en una tierra tan austera y desértica (obvio pues nace en los Andes a más de 5.000 metros de altitud) y que se irá convirtiendo como una esponja hasta su desembocadura en el Atlántico. Hay que considerar el Amazonas como un sistema fluvial conformado por varios ríos.

El Nilo nace de las aguas que aportan otros ríos (río Kagera) en el lago Victoria (Tanzania, Kenia y Uganda), según los últimos estudios dejó de ser el más largo del mundo, pero no supone que pierda su grandeza. El Nilo bañó muchas culturas y civilizaciones a lo largo de la historia, en el fondo todos llevamos un poco de su esencia en nuestras vidas. A pesar que se asocie como una vía fluvial que atraviesa el desierto de Egipto, su nacimiento nos evoca a la grandeza y fuerza natural del África. Muchas proezas y aventuras se llevaron a cabo en la búsqueda de las fuentes del Nilo.

El Danubio, el río que puede simbolizar Europa debido a los diversos países que atraviesa. En él se funden cultura, valses, historia… Nace en Donaueschingen en plena Selva Negra alemana, de la mano de dos pequeños ríos que confluyen en un mismo punto. El significado y esencia de este majestuoso río ya se aprecia en su nacimiento. Mientras que a el Rhin se le asoció al romanticismo, el Danubio representa la aventura y el encuentro con lo desconocido. En la imagen podemos apreciar la estatua alegórica del parque de los Furstenberg (los dueños de la famosa cerveza) como la madre naturaleza, le indica a su hija (que representa al joven Danubio) el camino que debe emprender hacia el este.

El nacimiento del río Xares en Pena Trevinca (España), hace recordar que el agua es fuente de vida y nos muestra su ímpetu por discurrir por su cauce abriéndose paso entre rocas engalanadas del húmedo musgo. A mí me vienen recuerdos de leyendas e historias de la tierra del agua y del país de los 1000 ríos que representa Galicia y que la belleza de la naturaleza es el cánon de referencia por excelencia. Pero también me hace reflexionar, el pensar lo mal que gestionamos a nuestros ríos y como todo recién nacido son también vulnerables, por ello es bueno respetar cualquier corriente de agua sea grande o pequeña como la del Xares. Ya lo dice Miguel Ríos en su canción “El río”:”Yo recuerdo aquel día, que nos fuímos a bañar, aquella agua tan fria y tu forma y de nadar en el río aquel, tu y yo…”.

Datos del post

Fecha
Diciembre 11th, 2008

Autor
pablo

Categoría

Deja tu comentario