Criaturas aladas X; La reina isabelina

0
149

El bosque del río Madera despierta de su letargo y comienza su andadura.La estación del apogeo y las flores contrasta con un invierno impetuoso y ventoso. Amanece en esta mañana primaveral del mes de mayo, y tras la noche, el rocío ha dejado un tinte transparente, por lo cual, el bosque se enmascara del brillo acuoso, y la vida, majestuosa y ajena a los designios de sus habitantes, crece con el devenir de las horas.

Hoy, los señores del bosque se preparan en asamblea para celebrar un festejo inmemorial; erguidos como reyes de otra época, expectantes en su latido silencioso, adustos y vigilantes, con su mejor traje se alzan emocionados ante la nascencia de la más anhelada, el surgimiento de un milagro oscuro y misterioso, la más coqueta y recóndita de todas, la más ansiada y bella doncella… la reina isabelina.

Graellsia isabelae
Magnífico ejemplar macho de Graellsia isabelae, todo un portento de nuestra naturaleza.

Si algún día pasamos por los dominios de este majestuoso y gigantesco bosque de pino laricio (Pinus nigra), descubriremos que somos más pequeños de lo que nunca habíamos pensado, y no sólo lo digo por el tamaño de sus ejemplares, que nos hacen diminutos al lado de sus más de 35 metros de altura y más de 4 metros de perímetro, también me refiero a esa parte espiritual de la que muchas veces huimos por el temor de destapar nuestros miedos.

Río Madera
Reliquias, señores,árboles centenarios, cualquier de estos adjetivos defines el bosque del río Madera.

La grandeza de la naturaleza se manifiesta en salvajes tormentas invernales, cuevas y simas sin fin, animales mágicos, hombres humildes y sencillos, reinas aladas y coloridas, reinas nocturnas y efímeras. Graellsia isabelae  es su nombre en latín pero nosotros podemos nombrarla como la reina Isabelina.

Su vida es corta o muy corta, ocho días en los que no debe de entretenerse en su afán por dejar descendencia. Exclusiva de los bosques de pino laricio y pino silvestre su distribución se limita a los entornos naturales donde la presencia de estas especies se encuentran bien representadas. El bosque de río Madera en la provincia de Jaen y dentro del Parque Natural de la Sierra del Segura constituye un lugar apropiado para intentar visualizarla, sus más de 8 cm de envergadura alar la convierten en una de las más grandes de Europa.

Graellsia isabelae
La hermosa Graellsia isabelae en todo su esplendor

La “Isabelina” , destaca no solo por su tamaño sino por lo bonito de sus formas y lo atrayente de su colorido. Venas con ribetes y marcadas de un ocre oscuro, singulares ocelos en cada una de sus alas o antenas emplumadas (tan sólo en los ejemplares machos), harán las delicias del afortunado que pueda tropezarse con ellas. Si, así es, muy difícil se hace la presencia de esta mariposa ya que casi todo el año transcurre en forma larvaria o en estado de crisálida.Pero no desesperemos, quizás tengamos la suerte de recrearnos con la presencia de la más bella de las mariposas nocturnas y contar que aquel día la naturaleza quiso que formáramos parte de su grandeza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here