Chotacabras! La senda es peligrosa…

4
123

En el documental de La leyenda del “choita” de la web serie Fauna 43-37 ya hicimos eco sobre el riesgo de atropellos que padece el chotacabras en las carreteras. Incluso, os mostramos imágenes de su compartimiento ante la presencia de un coche, del coche de mj concretamente un día que volvíamos del monte, e hicimos hincapié en la prudencia durante la conducción para evitar estas muertes innecesarias de este bello animal.

Ahora os vamos a presentar un estudio científico realizado por Carlos Camacho del Departamento de Ecología Evolutiva de la Estación Biológica de Doñana (EBD–CSIC) publicado en la revista Bird Study, titulado: “Behavioural thermoregulation in man-made habitats: surface choice and mortality risk in Red-necked Nightjars”, donde se evalúa el efecto de la estacionalidad y las condiciones meteorológicas sobre el uso por parte de estas aves de una red de carreteras y caminos del área de Doñana. Este trabajo, realizado entre los años 2009-2011, muestra la plasticidad de los chotacabras en uso de ambas superficies, a pesar del mayor riesgo de mortalidad asociado a las vías asfaltadas. La preferencia de las aves por cada tipo de vía está condicionada por la temperatura del aire y por la diferentes propiedades físicas de cada superficie (grava o asfalto). En base a conteos sistemáticos de aves y al análisis de diferente variables meteorológicas, el estudio demuestra que los chotacabras muestran una predilección por las superficies asfaltadas en la noches más frías, debido a que el asfalto constituye una fuente mayor de calor por la radiación acumulada durante las horas del día. Aparentemente, el calor aportado por estas superficies es aprovechado por el chotacabras para reducir los costes energéticos en el mantenimiento de su temperatura corporal.

En la gráfica que se muestra a continuación podemos apreciar la tendencia del chotacabras pardo a seleccionar superficies asfaltadas a medida que baja la temperatura del aire:

 

El uso diferencial de los distintos tipos de carretera se encuentra también sometido a cambios estacionales. Tal como muestra la siguiente gráfica, las aves frecuentan preferentemente carreteras de asfalto durante los pasos migratorios (abril-mayo y octubre), mientras que se concentran en las pistas de grava durante los meses más calurosos del verano.

A pesar del mayor riesgo de mortalidad asociado a las zonas asfaltadas, transitadas por más vehículos que circulan a mayor velocidad, la selección natural ha favorecido que las aves hagan un uso aparentemente adaptativo de estas vías. Sin embargo, tal y como muestra el siguiente gráfico circular, sólo los tres meses en los que los chotacabras utilizan vías asfaltadas (abril, mayo y octubre) concentran el mayor número de atropellos que tienen lugar a lo largo del año. Así, la ampliación de la red de carreteras en las zonas de reproducción de esta especie podría llegar a constituir una verdadera trampa ecológica para los chotacabras, pudiendo poner en peligro algunas de sus poblaciones a corto plazo.

Y como punto final aquí podéis ver una reseña de esta noticia en ecoticias. Teniendo en cuenta estos resultados, no podemos más que insistir de nuevo en el cuidado que se debe tener al conducir al atardecer y por la noche durante la primavera y el verano. En cualquier momento, un chotacabras puede aparecer en medio de la carretera calentándose! Conducid con cuidado por favor!

4 Comentarios

  1. Hola Vicente,por un lado decir que estos estudios de coomportamiento me parecen muy interesantes y por otro, que realmente es difícil verlos porque se camuflan muy bien, de hecho yo no lo ví hasta que Xurxo me lo señaló…

    Javi, ¿tú no encontraste uno herido una vez cerca de un contenedor de basura o algo así?

  2. ¡ya no me acordaba! En verano un trabajador del servicio de limpieza me lo trajo. Se lo había encontrado al borde de la carretera cerca de los contenedores, en una zona en la que hay mote para aburrir pero el chotacabras estaba en la carretera.

    En realidad no estaba herido pero al no escapar, el hombre creyó que lo estaba. Esa misma tarde lo soltamos en la zona donde lo había encontrado.

  3. Por desgracia, no solo los chotacabras son víctimas de la carretera. Se calcula que en las vías españolas mueren unos diez millones de vertebrados cada año, cifra que algunos elevan hasta los 30 millones. Y ningún animal se libra de aparecer en este listado, aves rapaces y no rapaces, linces, lobos, zorros, erizos, perros, gatos… y por supuesto chotacabras. Muchos de ellos no mueren en el acto, logran huir heridos y acaban muriendo horas o días después, por inanición, desangrados o víctimas de las infecciones.

    Y poner vallas tampoco es la solución porque dividen los hábitats aislando a las poblaciones cada día más. Además, los animales que encuentran una hueco para entrar después no son capaces de salir. Eso sin contar que para las aves, como los chotacabras, son totalmente ineficaces. Con lo cual, a veces es peor el remedio que la enfermedad.

    Pero claro, de lo que se trata es de hacer vías de comunicación a diestro y siniestro, muchas veces duplicando las ya existentes, para lograr ahorrar, como mucho, unos minutos de trayecto. Eso sí, las constructoras se hacen de oro a costa del medio ambiente y del dinero de nuestros impuestos.

    Y mientras los políticos no tengan la percepción de que atentar contra el medio ambiente les hace perder votos, esto no cambiará.

  4. Hablando de las vallas en las carreteras. Hace apenas 10 minutos, acabo de encotrarme, en la entrada del corredor Noia-Brion, a un zorro andando desorientado por la zona de separacion de los dos carriles. Se ve que ha entrado, seguramente por la entrada que hay al lado del puente que va para Outes, y ahora no puede salir.

    Sera un milagro si logra salir de ahi.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here