Marsilea quadrifolia, una joya acuática relíctica en Ourense

3
252

Ya sabéis que últimamente estoy muy interesado en los helechos porque estoy realizando estudios de evolución de la fotosíntesis en ellos; porque son uno de los grupos de plantas vasculares más antiguos del planeta. Entre ellos, encontramos plantas muy peculiares y asombrosas, y la noticia que me llegó el otro día (gracias Nolo) no pudo sino sacarme una sonrisa. De nuevo, nos podemos sorprender por el reencuentro con una especie que se consideraba ya practicamente extinta de Galicia, Marsilea quadrifolia, un helecho de la familia Salviniaceae, un helecho acuático que parece un trébol! (esta familia se utiliza también en acuariofilia para adornar los acuarios).

Y sí, todo esto es muy raro, estoy seguro que todo el mundo cuando piensa en helechos piensa en plantas terrestres, pero esta familia está caracterizada porque sus especies son principalmente acuáticas o más bien “anfibias”, es decir, viven en zonas húmedas con transiciones entre períodos secos y completamente inundados como ciertas charcas, orillas de lagos, ríos… Y la otra característica que llama la atención es que sus frondes parecen tréboles, y es que el ápice se disponen cuatro pinnas en forma de cruz. A este helecho amante del agua se le consideraba extinto en forma silvestre de la faz de este país. Y aquí viene lo curioso, una población persiste en la finca del Centro de Reproducción de Especies Amenazadas Félix Rodríguez de la Fuente en Bóveda  (Ourense), en una serie de charcas que reciben aguas estacionales y que llegan a secarse en la época estival. Según el propietario de la finca, Antonio Estévez, llevan ahí desde los últimos treinta años, pero su origen concreto se desconoce.

 Ejemplares de Marsilea quadrifolia en la finca del Centro de Reproducción de Especies Amenazadas- SGHN

Pero he aquí el problema, y es que el consistorio está realizando a 60 m de estas charcas unas obras que podrían alterar el régimen hídrico estacional. Y esto es un problema, porque podría poner en grave riesgo la última población salvaje de España si así lo demuestran los análisis genéticos. Hasta no hace mucho, existían poblaciones abundantes de este helecho asociadas a arrozales en el Delta del Ebro, L´Albufera de Valencia… Y en la actualidad, sólo sobrevive una población introducida en el Parque Natural del Delta del Ebro. Qué creéis que sucederá? El ayuntamiento protegerá esta población única? Desde esta humilde asociación y blog esperamos que así sea.

Compartir
Artículo anteriorEl extraño tiburón víbora (Trigonognathus kabeyai)
Artículo siguienteTortugas mediterráneas en el corredor de la muerte
Desde pequeño siempre fui aficionado a la naturaleza, pasando mis tardes metiendome por donde pudiera en medio del monte y la playa. Así que mi afición traté de hacerla en serio y acabé la carrera de Biología en el año 2003. En la actualidad, estoy realizando la tesis doctoral en el lab. de Biotecnología Vegetal de la Universidad de Vigo. Desde hace tres años presido AXENA, mi trabajo en la asociación está centrado en la coordinación de las diferentes disciplinas que conforman nuestros proyectos, su gestión y claro está, en el área de naturaleza.

3 Comentarios

  1. Lo que creo que va a pasar.

    El alcalde, una vez advertido por uno de sus asesores de que estos helechos no son canónigos y por tanto no se pueden comer, pondrá en un plato de la balanza al helecho, en el otro pondrá la excavadora de la constructora. Como la excavadora pesa más, la balanza caerá de su lado. El alcalde, muy a su pesar, ordenará que sigan las obras. Por supuesto, todo ello después del preceptivo informe de impacto ambiental.

  2. […] Y claro, ahí está el gran problema, el alto número de carreteras y la velocidad de los coches son una amenaza constante para esta especie, más aún cuando los muros de piedra bordean las fincas al lado de la carretera, su exposición al peligro se vuelve muchttp://blogueiros.axena.org/wp-admin/post.php?post=20225&action=editho mayor con consecuencias funestas. En este sentido, se deberían determinar las áreas problemáticas, e informar al conductor para que extremaran las precauciones además de facilitar pasos de fauna entre las zonas de dispersión. Esperemos que las autoridades competentes sean capaces de poner en marcha planes de conservación de la especie reales y efectivos (sí, esto es poco original, porque esto mismo ya lo dije en el post de ayer!). […]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here