Los Bloggers de Axena

Artículos y noticias sobre el medio ambiente

Astucia en la nieve: el cárabo lapón II

El cárabo lapón (Strix nebulosa) elige para establecerse hábitat boscosos intercalados con zonas claras y despejadas (debido a incendios o talas). Su técnica de caza consiste en colocarse en lo alto de una percha elevada y esperar hasta detectar algún sonido en el claro del bosque. Cuando ocurre, el búho entra en un trance, tanto es así, que como hipnotizado por la antesala de una posible comilona, llega a quedar expuesto a los observadores humanos. Pasado este momento, reacciona con inusitada rapidez, despliega sus alas y en un planeo tranquilo se aproxima a su objetivo. Para entonces inclinarse con la gran cabezota hacia delante, para en el último momento, sacar sus afiladas garras penetrando en la nieve y sujetando a su presa. Mata con el pico,y tan rápido traga al pequeño roedor, que podemos llegar a pensar que ha errado en su intento, pues  en unos segundos no deja rastro del lance de caza.

carabo lapón cazando

Cárabo lapón al acecho de su presa.

                                                           

Los cárabos lapones  eligen emplazamientos seguros, en lo más oculto del bosque, cuando llega el momento de reproducirse. Para ello, gusta de huecos de árboles a 5 o 6 metros de altura o viejos nidos de otras rapaces como el azor, el ratonero común o el halcón abejero. Se conocen casos donde el cárabo lapón ha ocupado nidos de azores expulsando a la pareja, y vicecersa, también se conocen azores expulsando al cárabo lapón de su nidada.

Llegan los más crudos  días invernales y  la hembra de cárabo lapón cuida a su prole. Para ello ha desarrollado un mecanismo exclusivo y singular, es capaz de perder un tercio de su peso corporal, todo, con el fin de no dejar expuestos al gélido frío a su prole. Es uno de los motivos por el que saldrán adelante los pollos que en número de tres o cuatro darán continuidad a la especie.

carabo lapón, comparación

Hombre y búho interactúan pacíficamente.En su hábitat el cárabo lapón no demuestra tanta docilidad.

                                                   

El otro motivo que debemos sumar es: la enorme irascibilidad demostrada con humanos (aquellos ornitólogos que pretenden trepar hasta el árbol donde se encuentra la nidada objeto de estudio deben de cubrirse los ojos con una máscara, la rapaz siempre atacara a los ojos para cegar y ahuyentar el peligro) y animales salvajes tenemos delante de nosotros una auténtica pareja de “padrazos”.

En resumen, el cárabo lapón debe ser respetado y protegido. Buena nota de ello han tomado en países nórdicos como Finlandia. Desde hace un tiempo existe la posibilidad de avistar mediante excursiones ontológicas a esta tremenda y espectacular rapaz nocturna. No es una rapaz asustadiza ante los turistas y la proximidad a los seres humanos no implica una huida inmediata. Por un módico precio cuando viajemos a Finlandia podremos avistar carabos lapones…

Y mi pregunta, ¿no sería esta una buena idea para financiar proyectos de sostenimiento rural en convivencia con especies salvajes como el lobo ibérico? ¿no? Avistamientos de lobos y esperas para presenciar correrías y cacerías en directo, si, yo creo que a más de uno seré haría la boca agua para poder sentir la cercanía de los lobos. Pagaríamos a gusto si el dinero contribuyera al equilibrio entre hombre y naturaleza. 

Datos del post

Fecha
septiembre 13th, 2013

Autor
Domingo

Categoría

1 comentarios a “Astucia en la nieve: el cárabo lapón II”


  1. latina dice:

    Un gigantesque bravo à l’auteur de ce site web



Deja tu comentario