Alimañeros en el Barbanza, robo de huevos de aves rapaces I (Halcón Peregrino).

13
107

Como cada año después de la primavera toca hacer recuento de cómo ha sido la temporada de reproducción de las aves que llevamos observando. Este año llevamos control sobre nidos de Halcón Peregrino, de Azor y de Gavilán, todos en la zona del Barbanza (Galicia).

Allá por el mes de febrero el halcón peregrino comienza su ciclo reproductor, y nosotros comenzamos las salidas al monte para comprobar que todo transcurre con normalidad. A mediados del mes de marzo las parejas de esta especie se encuentran en sus territorios históricos. A finales de marzo dos parejas de peregrino han puesto sus huevos, una en el ayuntamiento de Boiro y otra en el de A Pobra do Caramiñal y la alegría se muestra en el grupo de Axenas que este año nos involucramos en este proyecto.

 

Aclaración: este es una simulación de un nido artificial de Halcón Peregrino, con pollos de “casa”, para un capítulo de la próxima webserie de Axena sobre la fauna ibérica con la colaboración de FalconsGalicia.

Ya años atrás venimos observando como uno de los nidos tradicionales de esta especie es expoliada año tras año. El año pasado descolgándose en el acantilado en el que hacen su nido; atados con una cuerda a un endeble tronco de un pino. Este año el método fue menos arriesgado y algo más ingenioso.

Los alimañeros. Éste es el principal problema que encuentran las rapaces en la zona del Barbanza, a pesar de los esfuerzos y de que las tres especies se encuentran protegidas. El hombre sigue siendo un problema, no sólo por el deterioro de las hábitats, por cazadores (escopeteros) irresponsables, venenos en el monte y un largo etc. sino por un fenómeno que en esta zona se conoce como los alimañeros, tristemente tradicional en esta comarca. Estas personas expolian los nidos de las especies más cotizadas en el mercado, que como no: también son las más amenazadas.

Por este motivo pretendíamos aunar esfuerzos con las instituciones para tratar de atajar o contener el problema. Motivo por el cual expusimos la problemática al equipo de SEPRONA y tratamos de coordinar la vigilancia de los nidos en los momentos críticos.

Nido expoliado de halcón peregrino y a sus pies un truel que se usó para el expolio. Esta técnica de pescar los pollos no la habíamos visto antes.

Pero sin mucho éxito, ya que a pesar de nuestros desvelos visitando con frecuencia las zonas de los nidos y tiempo invertido en realizar esperas agazapados entre la maleza, para ver quién merodea la zona y qué intenciones trae; a medidos de abril ya notamos falta de actividad en uno de los nidos y Miguel nos alerta de esa falta de actividad con preocupación. El día 21 decidimos intervenir y salir de dudas sobre la supervivencia de la prole de una de las parejas. Nos acercamos sigilosos, con los dedos cruzados, conteniendo la respiración y con un halo de esperanza. Asomamos la cabeza y la esperanza cae por el precipicio del acantilado. El nido se encuentra vacío… otra año más, y cada vez más temprano. Informamos de nuevo al SEPRONA de lo sucedido.

Salabre=truel, hecho con una malla plástica (bolsa de mejillones) y un mango de eucalipto de varios metros.

Los alimañeros, los ladrones de huevos y de pollos, juegan con muchos años de experiencia en el monte y en el expolio de nidos, y en estas zonas proliferan  más que en otras zonas, o quizás aquí los seguimos más…

El problema está en el comprador sin escrúpulos, de esos huevos que habitualmente camufla entre sus propias crías. Luego legalizan con el CITES de sus pájaros y vende; es una especie de blanqueo de animales en lugar de dinero. Los encargados del control son las oficinas proviciales de cites, que dependen del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Estatal de Administración Tributaria.

¿A quién se le ocurrió la idea de poner, a un órgano que nada tiene que ver con la naturaleza o ecología como responsable? No puede funcionar bien ni por casualidad.

13 Comentarios

  1. Javi,buen trabajo, ni que decir tiene que me sorprendio mucho el expolio de nidos en la Barbanza,lo de los puntones en particular,tenemos que seguir luchando para concienciar a los alimañeros,porque sino dificil lo tendremos con leyes que no ejercen la suficiente presion para intimidarlos

  2. Concienciar a los alimañeros va a ser, como poco, difícil. El problema es la demanda y también que no hay voluntad de controlar el tema. Es difícil de creer que con los medios de que se dispone ahora mismo las autoridades competentes no puedan tener forma de controlar la posesión y el tráfico de estos animales: un registro informático de personas, animales, etc., etc., etc… Esto no acabaría con el tráfico, pero seguro que lo limitaría bastante.

  3. En mi opinión la legislación está preparada para llevar el control y además existen medios para hacerse de forma mucho más efectiva. El problema está en la organización y en dichosos dinero.

  4. No entiendo porque no se imponen los controles de ADN que aseguren que la procedencia legal de las aves. Aquí en Castilla – La Mancha nos hacen sacar fotos de las patas de nuestros pájaros, certificado veterinario, revisiones anuales y toma de muestras de azores y peregrinos, y se olvidan de algo tan importante como comparar el ADN con el de los padres. Una auténtica chapuza

  5. Si, es increíble; tanto papeleo y el final lo infalible y sencillo (ADN) no lo exigen. Parece que la administración es como un abuelo al que le cuesta usar la tecnología y asimilar los cambios.

  6. Hombre el ADN cuesta dinero… pero seguro que menos al final que las otras cosas que se exigen y que son menos eficaces. En el Barbanza tenemos un problemón, y aquí os lo iremos contando…

  7. […] zona. Todo un reclamo fácil de ver para los alimañeros. Como ya os hemos contado anteriormente (Alimañeros en el Barbanza I, II y III). Algunos de vosotros ya sabéis que estamos preparando la segunda parte de […]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here