Las aves rapaces en el Barbanza están condenadas (II)

7
232

En el post anterior os hemos hablado de un nido de halcón peregrino que se vio perturbado una vez más por la acción del hombre. Esto no es un caso aislado como veréis. En esta ocasión y siguiendo lo que ya se ha convertido para nosotros en una costumbre, después de ver aquello nos dirigimos a otro de esos lugares que año tras año las parejas de estas aves escogen para criar, por desgracia las posibilidades para ellas son pocas y por ello las deberíamos cuidar.

Foto de archivo de años anteriores.

En este caso el risco escogido se encuentra en la zona de influencia del parque natural de Corrubedo, pero no creáis que por ello existe un mayor cuidado de la especie o un control más esmerado. Ya que en este nido hemos constatado varios años que anidaban pero nunca (que nosotros hayamos comprobado fehacientemente) han salido a delante las progenies. Lo característico de esta zona es la abundancia de especies diferentes que convive; en un paseo de pocos minutos y a penas 500m. observamos una pareja de carpinteros, varios cernícalos, conejos e incluso a nuestro objetivo: el peregrino.

Uno de los posaderos encontrados en la zona.

Al acercarnos escuchamos sus cantos de alarma y lo notamos sobresaltado, esto suele indicar que sus pollos andan cerca. Nos situamos en un punto propicio para observar la pared vertical. Los signos son buenos, varios posaderos bien marcados pero… Qué es aquello!!!!

Una escalera.

Vista general del lugar del expolio, fijaos la altura.

Lo de descender por una cuerda es algo arcaico, lo de usar una vara de eucalipto con una red a modo de caza mariposas también, ahora una escalera de cuerda es lo último con lo que nos sorprenden los alimañeros del Barbanza.

Detalle escalera con la que robaron los pollos.

Por supuesto se pone en conocimiento de las Autoridades del Seprona y de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia.

Lo siguiente es averiguar cuándo y quién. El cuando es relativamente fácil, los días siguientes volvimos para ver cuando los preocupados padres de los pollos desistían en la búsqueda, ya que durante los 2 o 3 días siguientes a la desaparición ellos buscan desesperados a sus crías. La conclusión fue que o bien ese mismo día o el anterior a nuestra primera visita se produjo el delito.

En cuanto al quién… estamos en manos de las autoridades competentes, aunque por nuestra cuenta haremos nuestros propios estudios.

7 Comentarios

  1. Visto lo sofisticado de la escalera, de lo que no cabe ninguna duda es que esto no lo hicieron unos chavales para tener un halcón en casa. Aquí hay negocio detrás.

    No creo que vean nuestros ojos a los de la Xunta de Galicia o a los del Seprona deteniendo a un alimañero o a un lacero, ambos delincuentes muy abundantes en el Barbanza.

    Si yo fuese Guardia Civil o agente de la Xunta de Galicia estaría preocupado por el ridículo número de casos resueltos. Para eso es mejor no tenerlos y nos ahorramos los sueldos.

  2. Desgraciadamente tienes razón en eso de que hay negocio detrás.

    En cuanto a la labor de los agentes tienen mucho que hacer, pocos recursos y casi nulo apoyo de jefes y ciudadanos.

  3. Azor, estoy de acuerdo en todo excepto en lo último. El problema no está en los agentes (aunque seguro que alguno habrá que se toque lo que tenga para tocarse, como en todas las profesiones), sino en sus jefes políticos que dependen de los inútiles que votamos todos para dirigir la Administración y a quienes no exigimos como tenemos que exigir.
    Si la ciudadanía estuviese de verdad preocupada, horrorizada, escandalizada por el expolio de nidos… te aseguro que las cosas cambiarían, y bastante. Mientras al personal le importe un güevo todo esto, al político que lo representa, pues mucho menos.
    Esta es la tónica general de toda la problemática medioambiental de este país tercermundista dirigido por inútiles elegidos por TODOS NOSOTROS.

  4. Toño, yo no he dicho en ningún momento que la culpa sea de los agentes, es más, me avergüenza y me aterra que al frente de las áreas de Conservación da Natureza de la Xunta esté quien esté.

    Pero comprenderás que yo, como ciudadano, me indigne al ver como año tras año el Barbanza se ha convertido en un nido de alimañeros, laceros, envenenadores y demás delincuentes ambientales y no haya ni un solo condenado. Es que ni Xunta ni Seprona. No pillan a nadie ni por casualidad con lo que todos estos criminales de la naturaleza se mueven en la total impunidad.

    Pd.- en cuanto a los agentes de Conservación da Natureza, espero que, si un día cambia el gobierno de la Xunta y destituyen al Director Xeral y al Jefe del Servicio de Conservación da Natureza, se atrevan a contarnos lo que ha pasado con los lobos del Barbanza.

  5. Los expoliadores actúan con absoluta libertad e impunidad, esto se confirma por los métodos que utilizan que no son nada discretos, todo lo contrario, se sienten seguros que la ley no actuará sobre ellos. Otra vergüenza más de nuestra comarca, suma y sigue…

  6. Me sumo al horror general…y al comentario de la escalera. Muy impunes se tienen que sentir para tanta infraestructura, que además parece ser que abandonaron in situ. Estoy con Toño, hasta que nuestros políticos no perciban que esto genera alarma social (y seamos sinceros en la actualidad no la genera) no tomarán cartas en el asunto. Siento vergüenza ajena.
    Enhorabuena a Javi por el post y por la denuncia, este es el primer paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here