Alimañeros en el Barbanza, robo de huevos de aves rapaces III (Gavilán)

4
251

Como ya veníamos contando en la zona del Barbanza tenemos un serio problema con los alimañeros. Éste es el término que se emplea para denominar a las personas que se dedican a robar huevos o pollos de diferentes aves con fines lucrativos o para su propio disfrute egoísta, sin pensar en las consecuencias que estos actos suponen en el ecosistema de la zona. Comenzamos hablando de halcón peregrino y azor; y hoy toca gavilán.

Aún a la vista de la falta de éxito con las otras especies, continuamos la búsqueda y labor de protección de otras rapaces. El verano ya llegó y es éste el momento en el que las parejas de gavilán ponen sus huevos (junto con los alcotanes son los últimos en criar). Como no queremos que ocurra lo mismo que con el azor y el peregrino, continuamos pisando monte y más monte en busca de esta especie también amenazada por los alimañeros. Los gavilanes son muy difíciles de criar en cautividad, como los azores, unido al hecho de que son del “norte”, pueden ser un trofeo muy interesante y bien remunerado para su introducción en el mercado negro.

No es fácil, pero en la foto se ve un nido de gavilán. Encima de las verdes ramas de la acacia, en una cruceta del árbol, allí los gavilanes prepararon su nido.

En una de nuestras caminatas por el bosque, revisando los territorios históricos que conocemos, Rubén se separó del grupo (siguiendo un instinto que ya quisiéramos para nosotros). Al cabo de un rato nos reclama con un silbido desde lo alto de una ladera, encajonada en un valle denso y espeso. Allí en un pequeño bosque de acacias una gavilana despega de una copa de un árbol y su nerviosismo delata la presencia del nido y la nidada. La alegría vuelve al grupo, ya que es una especie que en la zona hacía mucho que no se veía o que por lo menos no teníamos controlada.

Esta vez no permitiremos que ocurra nada. Preparamos un sistema de vigilancia infalible (que ni el banco de España…). Muchas horas sentados en el camino por el que se accede a la zona del nido (en este caso tenemos esta ventaja), todo para evitar el expolio de este nido. Como comprenderéis no vamos a revelar el sistema de alarma del banco de España… El caso es, que fueron muchos días los que dedicamos a la vigilancia de este nido; algunos de mucho calor, otros de lluvia e incluso algún tremendo susto…

Alumbramiento de un pollo de gavilán criado en cautividad en un nido simulado por Fran de Falcons Galicia.

Susto, digo: ya que en Galicia los alimañeros son un problema para todas estas especies pero no el único. También hay otros, como son los incendios intencionados que devastan los ecosistemas en los que viven muchas especies y nuestra pareja de gavilanes se vio atacada también por este grave problema. La época de reproducción de esta ave coincide con la temporada de incendios, y sus nidos suelen encontrarse en frondosos bosques casi siempre descuidados y sin limpiar; por lo que si un desaprensivo prende fuego al monte la prole de esta rapaz no tiene salvación.

Simulación de un nido de gavilán de Fran de Falcons Galicia.

A finales de julio, un día caluroso, sin una gota de viento y muy poca humedad; nos acercamos a comprobar el estado de los pollos de esta pareja. Nada más llegar según nos bajamos del coche el olor a humo ya nos inquietó. Al aproximarnos a la zona el corazon se nos encogió al ver las motobombas y las cuadrillas de extinción de incendios con las caras tiznadas y revoloteando de aquí para allá sin parar. Tan pronto como nos vieron, el agente forestal nos advierte de lo evidente. Aprovechamos para interrogarlo sobre el alcance y le explicamos nuestro tremendo interés en lo ocurrido. El agente nos tranquiliza, pues la intervención de la cuadrilla ha sido rápida y eficaz, y con él mismo nos acercamos a comprobar que todo se encuentra en orden.

 

Desde la espesura logramos captar una emocionante instantánea. En el eucalipto del fondo, la mancha negra fue un pollo hace algo más de un mes, cabeza abajo porque aún eran sus primeros aterrizajes.

A primeros de agosto esta pareja sacó adelante tres saludable pollos, al menos esta vez la cosa salió bien. Un final feliz, para esta triste serie basada en hechos reales.

No nos vamos a quedar con los brazos cruzados: informaremos sobre esta lacra de nuestro patrimonio natural, con notas de prensa, conferencias y documentales sobre el asunto (de ahí la simulación de los nidos gracias a Falconsgalicia, empresa intensamente comprometida con la educación y la conservación medioambiental, en concreto, de las aves rapaces).

 

4 Comentarios

  1. !!Magnífico!! Javi,menuda experiencia que viviste.El gavilán es ave admirable, y debemos de conservar su hábitat y acabar con los peligros a los que se enfrenta.

  2. Los gavilanes son increíbles máquinas de volar y cazar… absolutamente fascinantes! tenemos que preparar algo con ellos porque hay muy poca gente que conozca sus magníficas habilidades…

  3. Sí tenemos que preparar algo… es cierto que yo hasta hace cuatro días solo me sonaba a telenovela

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here