Los Bloggers de Axena

Artículos y noticias sobre el medio ambiente

El oso pardo por los Huertos del Diablo

Esta Semana Santa he hecho una rutilla con un final de vértigo (que quizás os resulte interesante a todos los axenas y a los lectores de este blog). La ruta comienza en el límite entre Asturias y León en Puerto Ventana (1.585 m.), partiendo desde un punto ya bastante alto. Desde aquí cogemos una pista de tierra muy marcada que nos vuelve a adentrar en Asturias, atravesando una mina a cielo abierto de carbón  (mineral que como todos sabéis abunda en la zona).

Mina de carbón a cielo abierto

En las proximidades descubrimos como en una charca formada por el deshielo, incluso en estas alturas encontramos vida.

Renacuajos en una charca próxima a la mina

La ruta sube al pico Rebollosa donde tendremos unas vistas de la Vega de Socellares, en invierno cubierta de nieve y en verano con un pequeño lago del mismo nombre. Desde aquí veremos al este una vaguada que nos conduce hasta el tramo final.

Vega de Socellares desde el alto de la vaguada.

Después de coger altura por la vaguada, observamos  una peculiar zona de hoyos desde la que atacamos la cumbre del pico Huertos del Diablo Norte (2.105m); y a continuación Huertos de Diablo Sur (2.133m). Picos con unas espectaculares vistas, pues la cara norte se precipita 600m hacia un valle verde con un gran lago (L. Trelda).

Vistas del Huerto del diablo Norte desde Huerto del diablo Sur

La vuelta a casa se precipita porque el tiempo no ayuda, la impresión del precipicio continua y nos detenemos un segundo para ver una peculiar formación de líquenes en la roca.

Aunque lo mejor faltaba por llegar. Pues al regreso nos encontramos con un rastro de pisadas de animal que tuve la necesidad de fotografiar para comprobar con vosotros (amigos de axena y los fans de los carnívoros y rastros), de qué especie se trata.

Sobre la nieve un curioso rastro

Y por si la fotografía no es del todo clara os la trato de describir: se trata de una marca de unos 8 Cm. de ancho en la palma y 12 Cm. de largo, con cuatro dedos bien diferenciados y alineados (pudiera existir la posibilidad de que un quinto dedo no se pudiera apreciar en la foto debido a la nieve).

Referencia de mi mano sobre la huella

En mi opinión todo hace pensar que  un joven oso pardo andaba muy cerca. La sensación de haberse encontrado tan cerca de un animal tan difícil de ver en su hábitat es indescriptible, y con mucho ánimo emprendemos el tramo final hasta casa.

De regreso siempre con un ojo hacia atrás... por si acaso.

7 comentarios a “El oso pardo por los Huertos del Diablo”


  1. xurxo dice:

    Bienvenido al blog Javi! Además siempre es una alegría que alguien nos cuente las increíbles rutas que hay por Asturias, espero que sea la primera de muchas. Por el tema de la huella, siempre son complicadas porque dependen de muchos factores desde el estado del terreno, al animal, la climatología… etc para que se puedan apreciar como salen en los libros. La pena es que no sacaras más fotos de diferentes huellas y del rastro completo.
    Te acuerdas aprox. de la distancia entre huellas? La nieve estaba/estuvo muy dura? En el fondo de la huella estaba el suelo no? era oscuro.. pudo derretir la nieve si le daba el sol? En mi opinión con la forma de la huella y los datos que das, bien podría ser un oso como bien apuntas. Aunque estas cosas siempre hay que tomarlas con prudencia…

  2. Javi dice:

    Lo cierto es que no presté mucha atención al rastro por que transcurría paralelo a las huellas de unas raquetas de nieve, lo que de primeras me hizo pensar en un perro grande. Hasta que encontré esta huella bien marcada.
    Sobre lo que preguntas: difícil de decir la distancia pero pudiera ser 40 o 50 Cm al menos. La nieve de al rededor estaba comenzando a derretirse, por lo que sí se ve el suelo y por eso se distingue bastante bien.

    ¿¿¿No se…??? que opináis chicos.

  3. joseluis dice:

    el tema de las huellas y rastros es muy complicado como dice el xurxo. aunque hay que admitir que la huella de la nieve es muy buena. Es de libro vamos, tal y como dice xurxo es muy dificil sacar una conclusión 100% correcta sin más fotos y otros datos pero a mi me parece una foto de plantigrado.
    Creo que si la huella no es de oso no tengo ni idea de que animal puede ser.
    Aunque se admiten propuestas sobre el tema

  4. Manuel dice:

    Lo de tomárselo con prudencia xurxo, me recuerda a alguien… yo las únicas huellas que he visto de oso están en internet. Las que si he visto son las de perro, y se que pueden tomar muchas formas. Para mi son del perro del fulano de las raquetas…tiene coartada el bicho.

  5. iago dice:

    Javi, me encantan los “fotomontajes”. Muy divertidos.
    Sobre el tema de qué animal dejó la famosa huella no opino, que ya sabes que no es lo mío.
    Eso sí, me alegro de que disfrutaras de la sensación de estar cerca de un oso pardo, aunque no estuviese allí realmente. Al fin y al cabo eso es lo de menos, ¿no habrá ocurrido mil veces que hemos tenido un animal increíble al lado y nunca nos enteramos?
    A seguir disfrutando.

  6. Javi dice:

    Iago, me gusta tu forma de pensar al respecto de lo que dices, que a saber, cuanto nos perdemos de lo que ocurre a nuestro al rededor.

  7. Rubén dice:

    Hola Javi,

    Despues de leer las opiniones de los compañeros del foro de mamíferos te digo lo siguiente:

    Casi seguro que se descarta el oso
    Posibilidad de nutria (son comunes movimientos fuera de los cauces fluviales, a ver si cuelgo algo de esto en mi blog)
    Posibilidad de cánido: tendría muy en cuenta lo del perro que acompaña al de las raquetas.

    Un saludo

    Rubén



Deja tu comentario