El día que conocí su nombre…

18
942

Hace ya tiempo, siendo yo pequeño, vi en el jardín de mi casa allá en Tamallancos (cerquita de Ourense) un bicho que libaba flores con una trompa enorme que llamó muchísimo mi atención. Lo raro de aquel animalejo es que no parecía un ave, pero era increíblemente grande y extraño para ser un insecto. Además, yo juraría que allí había unos ojillos que me miraban… Una vez que fui incapaz de seguirlo durante más tiempo, acudí entusiasmado a explicarle a mi familia el descubrimiento que había hecho, y mi decepción fue grande al saber que nadie conocía a un bicho de semejantes características. Lo único parecido a aquello era un colibrí, ¡pero me dijeron que eso era imposible!

Un tiempo más adelante lo volví a ver, pero esta vez no estaba solo: mi hermano pudo asombrarse también ante aquel ser híbrido entre un insecto y un pájaro, capaz de mantenerse en el aire totalmente quieto y de repente moverse a otra flor tan rápido que costaba seguirlo con la vista. Esta vez sólo estaba mi hermana en casa y también pudo venir a corroborar aquella aparición (¡Ya no me tomaban por loco, je, je!). De nuevo se planteó el tema en familia, y otra vez nos quedamos sin llegar a ninguna conclusión. Cada uno de nosotros indagó por su cuenta, pero nadie conocía a aquel ser que para nosotros empezaba a ser medio mitológico… Lo mejor de este encuentro es que esta vez nos pudimos acercar más y examinar mejor sus características.

Ya hace unos meses, en este blog apareció un post relacionando ovnis y colibríes: ¡No éramos los únicos que estábamos buscando la identidad de aquel misterio volador! Y con renovados bríos reemprendí la búsqueda de su identidad, utilizando para ello una herramienta que no había tenido en mi infancia: Internet.

Y por fin puedo presentaros con todo lujo de detalles a un insecto de belleza espectacular: Macroglossum stellatarum. Es una mariposa de la subfamilia de las Sphingidae, que se caracterizan por tener hábitos nocturnos, aunque esta especie en concreto es diurna. Se la denomina esfinge colibrí, ya que posee características que recuerdan a esta ave: Su tamaño, su probóscide, su forma de moverse y libar las fores… Además, la forma de su abdomen de color negro y blanco con escamas lo asemeja también a la cola de un ave. Os dejo como muestra dos imágenes de esta mariposa espectacular. En cuanto las vi no tuve dudas, allí estaba el ser misterioso que llevaba tanto tiempo deseando conocer…

Compartir
Artículo anterior4 de octubre: Jornada de Limpieza Simultánea de Ríos
Artículo siguienteLos lunes fotográficos
Soy biólogo y realizo estudios de doctorado en el Cuvi en el área de Biología Celular y Molecular. Mi afición por la naturaleza me viene desde pequeño, cuando criaba en casa bichos como renacuajos y hormigas para gran regocijo de mi madre... Mi posición dentro de Axena se podría definir como "El último mono". Intento asistir a todas las actividades que puedo, buceando, metiéndome en cuevas o recorriendo monte. Al blog intento aportar aquello que me interesa, escribiendo sobre temas que me llaman la atención y creo que pueden interesar a la gente, siendo de esta manera el primero en aprender algo. También intento mostrar el mundo de lo microscópico en las serie Micronaturaleza, aprovechando los medios de los que dispongo y la paciencia de mis jefes...

18 Comentarios

  1. Saludos!!

    Curioso curioso (da hasta miedito, jur jur). La verdad es que tiene que ser impactante cruzarte con un bicho semejante. Y es que parece un pájaro y todo!!. La caña.
    Aunque si bien es cierto que los insectos del grupo de las “esfinges” suele ser peculiar. Hace un par de años tuve la ocasión de ver un ejemplar de la famosa “Acherontia atropos”, conocida como la Esfinge calavera (la del Silencio de los Corderos), y es impresionante. Yo personalmente no soy muy amigo de los insectos (tengo órdenes judiciales de alejamiento), y si me encuentro semejante monstruo cerca me muero, vaya… Quizás cuelgue la foto por aquí (si la encuentro).

    Por cierto, el otro día de ruta encontré una ¿seta? super extraña: tenía el tronco como una seta normal (no más de 5 cms), pero el “sombrero” era distinto: tenía forma de estrella de mar!!.
    En fin, buscaré qué es y si puedo lo cuelgo.

    Para terminar, una cosa, me imagino Juan, que las fotos las sacaste de internet, no? O son fotos tuyas? (olé tus wevos…porque una foto así es la caña).

    Un saludete!!

    Sayonara!!

  2. Esta esfinge debe de dar mucho que hablar, me acuerdo que hace muchos años ya, mi hermano se fue de excursión al Valadouro, y me comentaban que estaban tirados en un prado, y comenzaron a ver colibríes libando en las flores… Obviamente, lo que pensé fue que menuda borrachera llevaban!!

  3. Hola!
    Ojalá pudiera decir que las fotos son mías!! Que va, me parecieron increíbles cuando las encontré, porque de hecho las dos veces que vi esta mariposa me fue muy difícil observarla en detalle. Era bastante tímida y su forma de moverse y el poco tiempo que dedicaba a cada flor hacían que fuera difícil examinarla. De ahí la tendencia a confundirla con un colibrí: una vez vista en detalle la diferencia es evidente, pero cuando nos la encontramos en el campo las cosas son muy distintas… En fin, que siento que no te gusten los insectos porque creo que algún post que otro mío caerá.. Je, je!
    Muy curioso lo de la seta, pero la verdad es que no tengo ni idea! A ver si indago un poco por mi cuenta.
    Saludos y buen finde!

  4. Pois si, creo que debes ser das poucas persoas que saben o que están vendo a primeira vez que o ven.. Eu dende que me enterei do que era non volvín ver ningún!

  5. Es muy curioso como especies tan distintas de animales, evolucionan hacia el los mismos
    estilos de vida e incluso de formas fisicas.
    Solo hay que comparar los dientes que tienen los cangrejos en sus pinzas con los de algunos
    carnivoros como los perros, por ejemplo.
    Estoy seguro que si hay vida en otros planetas tendrán rasgos parecidos a nosotros aunque
    seán de especies totalmente distintas.
    Felicidades por tu blog.
    He oservado este insecto muchas veces y solo se sitinguir a simple vista del colibrí por las dos antenas que tiene en la cabeza y la trompa.
    un saludo

  6. Gracias, nos ha pasado lo mismo a mi y un amigo, primero la vió él, hace un año, y este año hace unas semanas la vi yo, y éramos el cachondeo de los colegas, que eso era una abeja, que si era un pájaro, que si por aquí no hay colibries,…, por fin tengo la solución.

    Muchas gracias.

  7. Sorprente animal.
    Yo, me hice la misma pregunta cuando lo vi, ¿Será un colibri o una mariposa?, tenia esa duda, hasta que encontre este blog.
    Felicidades y continua asi.
    Actualmente estoy cursando la clase de Entomologia. Espero compartir algo con ustedes muy pronto.

  8. A mí tb me han estado tomando por loca años!!hasta la semana pasada que lo vimos en Portugal, y no iba sola, menos mal:)!!

    La verdad es que verlo In situ es una pasada.

    Gracias por compartir tu experiencia con todos.

    Besos!

  9. Hermoso!!
    Nunca, hasta hoy, había visto ni escuchado hablar de este insecto. Que fortuna a quienes lo han visto en vivo aunque sea algo fugaz.
    Me da algo de miedo pero es hermoso!
    Gracias por compartir tu experiencia y las imágenes.

  10. La primera vez que la vi (en Sarria-Lugo) tuve la misma sensación de estar viendo algo único. Re cuerdo que mi primer pensamiento fue “un colibrí “aún sabiendo que por lógica era imposible. Inmediatamente acudí a buscarla en una guía de entomología. Son anunciantes. Enhorabuena por el blog.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here