Los Bloggers de Axena

Artículos y noticias sobre el medio ambiente

El Ministerio de Medioambiente entierra con fangos de la depuradora de A Pobra una importante zona de cría de anfibios en el Barbanza

En la actualidad se están realizando las obras de regeneración de la depuradora de aguas residuales y la marisma de A Xunqueira en Pobra do Caramiñal por parte de del Ministerio de Medio Ambiente y Costas del gobierno de España por el importe de 1,7 millones de euros. Se están recogiendo fangos y lodos en la zona de la salida de la depuradora, donde para que os hagáis una idea el río a esa altura cuando era niño, lo conocíamos como río do “Cheiro” (mal olor) por el vertido incontrolado de todas las aguas fecales y semi-industriales del centro urbano pobrense durante años. Es decir, que esos fangos y lodos tienen un alto riesgo de poseer gran cantidad de materia orgánica, microorganismos patógenos, metales pesados y contaminantes peligrosos para la salud pública de diverso tipo. Así que unos residuos de este tipo deberían ser gestionados como las leyes medioambientales establecen con gran cuidado y en lugares habilitados para su tratamiento. En la propia web del Ministerio describen que moverán 30.000 m3 de tierra. Es más, pensar que el banco marisquero del Arenal y San Antonio se localiza a escasos metros de esta obra, con lo que me preguntaba cómo iban a remover esos lodos sin afectar al banco… bien, pues ahí debajo del puente se encuentra la solución: una barrera de contención que no cubre todo el cauce y que además se encuentra enrollada sobre sí misma en dos o tres puntos. Me da la impresión que este elemento no tiene más efecto en la contención de los lodos que el puramente decorativo (es de un color rojo festivo), amenazando directamente al marisco.

_DSC3129

Las obras de regeneración de la marisma en donde removerán 30.000 m3 de tierra, vean el detalle de la barrera de contención que no cubre completamente el cauce del río y en algunos puntos totalmente enrollada sobre sí misma. Esto provoca un efecto nulo en la contención de los fangos y lodos que acabarán a 40 m de allí en el banco de marisco. Foto: Darío Alves

_DSC3131

Detalle de la barrera de contención donde se aprecia claramente que es totalmente inefectiva ya que no cubre todo el río. Foto: Darío Alves

Bien, y después del despropósito anterior, ¿qué es lo que hacen con estos residuos peligrosos los gestores de la obra?. Pues nada más ni nada menos que subirlos hasta la Sierra del Barbanza, al lado del mirador de Valle-Inclán, para echarlos en la “Canteira Nova” a unos 300 m de altura. Un lugar abandonado por la mano del hombre, que a los ojos ignorantes como muchas otras canteras, son el lugar perfecto para hacer un vertedero y evitar así el coste de la gestión de los residuos sólidos. Tanto es así, que la propia Xunta de Galicia regeneró el espacio y prohibió terminantemente el vertido en ese espacio bajo fuertes penalizaciones. Fijaros ahora en el propio cartel que se instaló en la zona “Espacio natural regenerado, para depositar tus residuos, tienes otros sitios” – Xunta de Galicia, y justo detrás el camión con los lodos y fangos de la marisma entrando marcha atrás en la cantera.

_DSC3140Montaña con los fangos y los lodos extraídos de la zona de la depuradora de A Pobra, en espera para ser vertidos en A Canteira Nova, Sierra del Barbanza. Foto: Darío Alves.

_DSC3141

Sierra del Barbanza, Canteira Nova de A Pobra do Caramiñal, delante a la izquierda cartel oficial de la Xunta de Galicia:  “Espacio natural regenerado, para depositar tus residuos, tienes otros sitios” y el camión con los fangos y lodos entrando en la cantera donde el Ministerio de MedioAmbiente está vertiendo 30.000 m3 de fangos y lodos de la depuradora de aguas residuales de A Pobra. Foto: Darío Alves

La realidad es otra muy diferente, acumular los fangos y lodos históricos de la salida de la depuradora de Pobra a 300 m de altura, es una muy muy mala idea. La cuenca de drenaje de la cantera se extiende por varios km2 afectando a las aldeas de Ribeira que quedan por debajo de su cota, como San Amedio, Oleiros… pudiendo contaminar el Rego das Lobeiras a los pies del cual se asienta uno de los reclamos turísticos de la región con un camping, y que tras cruzar el valle de Oleiros esas aguas acabarán en el propio PN de Corrubedo. La posible contaminación de las aguas no solamente imponen un riesgo al turismo, sino también a la agricultura y a la propia salud pública. Es más, cientos de cabezas de vacuno y equino pastan por la zona todo el año que también podrían verse afectadas.

El asunto no acaba aquí, ese vertedero incipiente que es para los ojos de muchos tacaños una cantera abandonada, es un lugar que rebosa vida y biodiversidad. Fijaros ahora en una perspectiva desde arriba, a la derecha veis la zona verde con masas de agua salpicada compuesta por sauces, pinos y diferentes plantas acuáticas y herbáceas. Éste es un lugar ideal para la cría de muchas especies de anfibios. Con el Catálogo español de especies amenazadas en la mano: la alteración de la cantera afecta nada más ni nada menos que a 17 especies diferentes! Dos mamíferos como el murciélago grande de herradura y el murcielago común, tres de aves como el autillo, la lechuza y el cernícalo, y a 12 especies de anfibios y reptiles! Además, la “Canteira Nova” y sus alrededores inmediatos es uno de los puntos del programa de Seguimiento de Anfibios y Reptiles (SARE) del Ministerio de Medio Ambiente de España donde se ha observado que la cantera es lugar de cría para numerosas especies de anfibios como el sapo corredor, tritón ibérico, salamandra rabilarga… (se forman unas charcas que sólo llegan a secarse totalmente en los veranos más secos), y que muchas especies de anfibios aprovechan prolíficamente convirtiéndola en el municipio y la comarca de un punto de biodiversidad importante. Además, en sus cantiles también han criado otras especies de aves protegidas como el autillo, la lechuza o el cernícalo.

Panorama_sin_título1A la izquierda retroexcavadoras y camiones vertiendo los lodos y fangos de la depuradora de A Pobra do Caramiñal, a la derecha la zona verde y masa de agua que aún no han enterrado donde crían más de 7 especies de anfibios protegidos por el Catálogo español de especies amenazadas del propio Ministerio de Medioambiente. Foto: Darío Alves

La ley establece claramente que estas especies deben ser protegidas tanto ellas como sus hábitats de cría para garantizar el futuro y conservación de las mismas. Pero ahora, en estos mismos momentos, la retro-excavadora la está ahogando, colmatando con los fangos residuales de decenas de años de A Pobra do Caramiñal, sepultando así por la administración competente otra vez más nuestro patrimonio natural a la par que fomentando un riesgo para la salud pública.

Aquí podéis ver algunas de las especies de anfibios y reptiles que vivían y criaban en la cantera (en orden de arriba a abajo sapo corredor, salamandra rabilarga, sapillo pintojo, lagarto verdinegro, cobra viperina, cobra de collar, rana iberica, salamandra y tritón verde):

Bufo Calamita

Sapo corredor (Bufo Calamita)

Chioglossa lusitanica

Salamandra rabilarga (Chioglossa lusitanica)

Discoglossus galganoi

Sapillo pintojo (Discoglossus galganoi)

Lacerta schreiberi

Lagarto verdinegro (Lacerta schreiberi)

Natrix Maura

Culebra viperina (Natrix Maura)

Natrix Natrix

Cobra de collar (Natrix Natrix)

Rana iberica

Rana iberica

Salamandra salamandra

Salamandra

Triturus marmoratus

Tritón verde (Triturus marmoratus)

Datos del post

Fecha
Septiembre 21st, 2015

Autor
xurxo

Categoría

1 comentarios a “El Ministerio de Medioambiente entierra con fangos de la depuradora de A Pobra una importante zona de cría de anfibios en el Barbanza”


  1. javi says:

    Da gusto cuando las cosas estan bien hechas y pensadas. Lo malo es que muy, muy pocas veces ocurre en este País.



Deja tu comentario