El olonguito, un nuevo descubrimiento

3
232

Creo que no me equivoco mucho si digo que, a la mayoría de nosotros, nos cuesta imaginar que aún en nuestros días se pueda descubrir alguna especie más que no sea un insecto raro, algún invertebrado minúsculo, o algún pez monstruoso en los fondos abisales del océano al que no se le podría tomar ningún cariño… Sin embargo, la naturaleza aún guarda algunos ases en la manga y, de vez en cuando, juega a sorprendernos…

Para mí, uno de los descubrimientos más espectaculares del año pasado es el olinguito (Bassaricyon neblina), un curioso mamífero que parece un cruce entre un gato y un oso de peluche de enormes ojos.

Olonguito

Pertenece a la familia de los mapaches y vive discretamente entre los árboles de los bosques llenos de bruma de las montañas de los Andes en Colombia y Ecuador. Por lo que se sabe se alimenta de frutas, insectos y néctar, su pelaje es color marrón-rojizo, mide unos 75 cm y su peso no supera los dos kilos.
Sin embargo, lo curioso es que los investigadores del Instituto Smithsonian (EE.UU.) que lo han “descubierto” anunciaron que este animal ya era conocido y ya había estado en zoológicos, solo que mal catalogado.
Kristofer Helgen (que también ha descubierto al murciélago más grande del mundo y al marsupial más pequeño, pero esto es otra “post-historia”) comenzó con su equipo de científicos hace 10 años un trabajo para catalogar las numerosas especies de carnívoros arborícolas del genero Bassaricyon. El estudio de las áreas de distribución y de diferentes características fisioanatómicas (dientes, cráneos, pelaje, etc) de muestras que provenían de principios del siglo XX les condujeron tanto al descubrimiento de la nueva especie como a la expedición de tres semanas, por los bosques andinos, que demostró que aún existía el olinguito en su hábitat natural.

El propio Helgen declaró:“Estuvo en museos, ha estado en zoológicos, tenemos la secuencia de su ADN, pero nadie había unido las piezas ni puso la suficiente atención como para darse cuenta de la singuralidad de esta especie”.

Olonguito
El descubrimiento del olonguito lo ha lanzado a la fama como el primer mamífero carnívoro descubierto en el hemisferio norte en los últimos 35 años, sin embargo, lo que su fama no dice con tanta facilidad es que antes de que los “descubriéramos” los olonguitos ya estaban amenazados sobre todo por la fragilidad de su hábitat, que se está convirtiendo rápidamente en suelos agrícolas o urbanos.
Esperemos que haberlo encontrado “a tiempo”, y contar su historia, ayude a que siga habitando en los asediados hábitats del bosque nuboso.
Os dejo este enlace por si queréis más información de este descubrimiento.

 

3 Comentarios

  1. Vamos que lo hemos descubierto casi de rebote y por los pelos. Que fantástica es la naturaleza todo lo que nos queda por aprender.

  2. Sí! Además, si todavía podemos encontrar mamiferos “nuevos”, ¿qué otras sorpresas nos esperan?

    Y cito a Kristofer Helgen otra vez; ” Seguramente hay muchas especies en el mundo que aun son desconocidas para la ciencia. Documentarlas es el primer paso para comprender toda la riqueza y diversidad de la vida sobre la Tierra”.

    :)

  3. Indudablemente descubierto por casualidad como muchas otras especies. Me he quedado de piedra con en animalito y que sea el último descubrimiento de un mamifero en el hemisferio norte deja mucho que decir. Caray. De todas maneras, no dejan de ser noticias positivas, y lo que queda por descubrir en las profundidades abisales del mar, donde seguro hay mucho más que encontrar si no nos lo cargamos primero…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here