Los Bloggers de Axena

Artículos y noticias sobre el medio ambiente

Un ecosistema en una botella

Seguro que muchos ya habíais visto esos regalos de navidad, que son una esfera de cristal y dentro hay un pequeño ecosistema marino. Bien, pues esta historia es ligeramente diferente. David Latimer compró esa enorme botella de cristal donde plantó una planta muy conocida, género Tradescantia, ésa que por Galicia es muy conocida, así como el acebo da bolitas rojas en invierno, con “hojas” muy duras y aspecto fiero. Sin embargo, ese aspecto aguerrido de nada le vale para que no sea recogida en navidades para adornar diversos mobiliarios al más puro estilo anglosajón. Me disperso, este señor, se propuso hacer un experimento, y es que metió esta planta en la botella en 1960, es decir, hace ya más de 50 años a modo de experimento para ver qué pasaba. Y la regó por última vez antes de sellarla definitivamente en 1972.

Asombrénse amigos, la planta sigue vivita y coleando. En esa botella se generó un ecosistema completo, con la entrada de energía a través de la radiación solar, como única fuente externa de energía, y el resto de recursos en un continuo reciclado dentro del sistema de la propia botella. Sus propias hojas sirven de recursos nutritivos a la planta, ayudadas por los microorganismos descomponedores para facilitar la disponibilidad de los elementos nutritivos esenciales. El O2 y el CO2 son principalmente generados por la planta en un continuo equilibrio. Sí, ya sé lo que estáis pensando que esto bien podría ser una actividad de Domingo para enseñarle a los niños como funciona un ecosistema. Aquí podéis ver más información e incluso os explican cómo hacer tu propio ecosistema. Y si queréis que Domingo haga esta actividad a sus niños de las actividades infantiles sólo tenéis que ponerlo en los comentarios!

 

 

Datos del post

Fecha
febrero 5th, 2013

Autor
xurxo

Categoría

9 comentarios a “Un ecosistema en una botella”


  1. javi dice:

    Increíble y a mi se me mueren la plantas como me despiste, jejeje

  2. paco dice:

    Increible!, no conocía el origen de las ecosferas! :O.

  3. Domingo dice:

    Pues no estaría nada mal para una actividad infantil.Pero tenemos que recabar información y organizarlo bien pero si.si, a mi me gusta la idea y a vosotros?

  4. Vicente Gimeno dice:

    Me gusta la idea, seria genial, yo quiero hacerme uno…

  5. xurxo dice:

    La puedes hacer ahora con los niños, una para cada niño, y cuando se acabe la temporada de actividades, el último día pues que todos traigan sus ecosistemas portátiles para revisar si sobrevivieron o no.

  6. Manuel dice:

    Cuando vi la foto, en un principio pensé que era un anuncio de El Hobbit, y el señor era un pariente de Frodo Bolson agarrado a la botella y diciendo “mi tesooooro”. Cuando leí el texto, ya me di cuenta de que no.

    Es alucinante cómo las plantas son capaces de formar un ecosistema, en perfecto funcionamiento y de forma totalmente autosuficiente, con el único requerimiento exterior de un poco de luz y calor. De verdad que es admirable.

    Me recuerda mucho a una película de ciencia ficción, muy antigua pero muy interesante, titulada Naves Misteriosas, en la que vida se ha extinguido en la Tierra y la única flora y fauna que existe está bajo una enormes cúpulas de cristal transportadas por unas gigantescas naves espaciales que albergan pequeños bosques y lagunas. Un día, los tripulantes de esas naves reciben órdenes de destruir las cúpulas porque se necesitan las naves para otros menesteres comerciales. Todas las naves acatan la orden y destruyen las cúpulas, excepto una… Y hasta aquí puedo contar. http://cinefantasticoycienciaficcion.com/2008/12/naves-misteriosas-1972.html

  7. cesar dice:

    Hombre, pero ya puestos no podemos probar con otra planta?.
    Que yo cada vez que salgo de paseo con la niñas alrededor de casa de mis suegros (Val Miñor) ya no se si estamos en Galicia o me he mudado a un cruce entre Australia y el tropico (Tradescantia, hierba de la Pampa, Crocosmia, Vinca, bambu, etc..)

  8. Paola dice:

    Excelente idea para el finde Xurxo, y no sólo para los niños. Como dice Javi, es una magnífica opción para quienes vivimos en el despiste. Jejej

  9. yury dice:

    tengo la botella
    me falta la planta



Deja tu comentario