Abubilla (Upupa epops)

5
145

Suavemente llega a la colcha mientras los codos de un niño se acoplan sustentándolo El Libro Gordo de Petete se abre a la fascinación infantil por la pagina numero siete, y así  comienza el capitulo dedicado a las aves del mundo. Párrafos cortos y ligeros, viñetas de Petete y su compinche, dibujos resultones y poco conseguidos como la llamada Ave del Paraíso, el Tucán de pico prominente o el bello Flamenco rosado, pero todo es en vano y no despistan al lector que ya ha elegido entre todas a la más esplendida de las  aves… la abubilla.

No les voy a engañar esta ave me cautivó en un fascículo del Libro Gordo de Petete, entonces la televisión ofrecía poco y mi edad limitaba mis andanzas por el campo así que me conformaba con abrir esa página de ese fascículo… leer, mirar e imaginar en vuelo y en movimiento a esa peculiar ave.

Esplendor es un buen adjetivo calificativo para reunir en una sola palabra tantísimas virtudes que la señalan como la mejor protagonista de una fábula infantil.

La combinación de un pico combado como templado en la forja de un herrero, un penacho  de plumas coloridas como el naranja de una puesta de sol africana y sus alas listadas como una cebra, la convierte en una figura surrealista de otro mundo o lo que es lo mismo del mundo imaginario e infinito de cualquier niño.

En general, nunca me ha decepcionado al ir descubriéndola con los años. Pues muchas han sido las actitudes que han ido atrapando mi admiración. Cuando se sitúa en la lejanía de un saliente y despierta el silencio con su rítmico ulular, cuando en sus andaduras arquea su cabeza utilizando su pico para arrancar de su guarida alguna larva aletargada, cuando paseando cualquier tarde primaveral tienes la bienaventuranza de quedar anonadado con su vuelo abombado, en fin podría continuar hasta aburrirles…

Así que abandonaré a la abubilla para ensalzar las virtudes de dos personas que para mi merecen la misma reverencia que le pudiera dedicar a la abubilla.

Vicente Gimeno ha sido quien con su esfuerzo ha convertido unas imágenes de por sí emocionantes en una auténtica obra de arte y todo gracias a las una y mil capacidades de otro hombre de nombre Xurxo Gago. Mis eternos agradecimientos a los dos o lo que es lo mismo a AXENA por la consecución de este vídeo y confieso que para mí un sueño cumplido.

Abubilla from Vicente Gimeno on Vimeo.

5 Comentarios

  1. ¿por qué no se verán aquí por el norte esas vistosas aves?

    Vicente… en la edición de vídeo estás que te sales!!

  2. Preciosa ave y muy chulo el vídeo! Javi, ahora es verdad que es muy raro verlas, pero hace ya bastantes años me acuerdo de toparme “bubelas” por el monte con relativa frecuencia. No tengo ni idea de por qué cada vez se ven menos, y es una pena..

  3. Me encantó, te felicito, no es fácil lograr lo que has hecho, el video esta precioso!

  4. Muchas Gracias Zoila, me alegro que te haya gustado, mereció la pena todo el esfuerzo para conseguir este vídeo tan maravilloso…
    Pero también es sorprendente conseguir grabaciones de la abubilla tan de cerca…
    un saludo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here