El general Marco Claudio Marcelo se encomienda a la imagen de su dios Apolo pero hoy su dios desoye sus plegarias. Se mantiene sereno y expectante, mientras  su flota sucumbe al rayo infernal, dirige su mirada a la almenara del castillo y observa estupefacto un hombre de barba cenicienta. Este  hombre es Arquímedes de Siracusa, lejos de...

Síguenos

847SeguidoresSeguir
2,800suscriptoresSuscribirte

Descubre antiguos post