La protección del Parque natural de Corrubedo en entredicho

0
86

Ya hacia tiempo que dudábamos sobre la protección que podía tener un Parque Natural, especialmente el de Corrubedo. Nosotros y todos los que somos de la zona escuchamos rumores, que suenan muy alto, de que en el parque se cazaba; que los furtivos se adentraban en la noche a pegar tiros. Todo un despropósito propio de otro tiempo, o incluso de otros lugares. Cada día que pasa esta zona se parece más a una ciudad sin ley, a un lugar donde la ley no impera. El salvaje Oeste de Galicia.

En los caminos del Parque nos  encontramos varios lazos
En los caminos del Parque nos encontramos varios lazos

Alguno pensará que se trata de un echo aislado. Seguro que es algo que ya suena en boca de políticos y responsable de este parque del salvaje Oeste de Galicia.

Los vehículos acceden sin restricciones, cosa que facilita el furtivismo
Los vehículos acceden sin restricciones, cosa que facilita el furtivismo

Pero resulta que en esta zona existen batidas legales (solo de nombre) en la que los participantes infringen medio reglamento de caza, se venden cabezas de lobos como trofeos de caza, se matan y abandonan perros de caza cuando no sirven, se expolia de forma sistemática aves rapaces protegidas, se extermina hasta la completa desaparición especies como el lobo y un sin fin de atrocidades más.

Y alguno se ha atrevido en cada una de esas ocasiones a decir que era un hecho aislado, sin importancia. Pero esta vez nos vamos a adelantar.

Lazo encontrado el pasado 5 de diciembre de 2013
Lazo encontrado el pasado 5 de diciembre de 2013

Los lazos son una practica común y habitual dentro y fuera del parque. Lo afirmamos. Y esta afirmación rotunda se debe a que, ante la pasividad de los responsables del Parque Natural de Corrubedo y la evidente desidia en la conservación de este paraje, nosotros empezamos a frecuentar este bello lugar y ya el pasado 5 de diciembre de 2013 encontramos en otra zona lazos de acero.

detalle del lazo encontrado
Detalle del lazo encontrado

En aquella ocasión, el furtivo no tuvo la suerte de atrapar a su presa. Pero la colocación estaba muy bien estudiada en una zona de paso obligado para los animales que van a beber al río.

Ya va siendo hora de que alguien se tome un poco en serio la conservación del Parque natural del salvaje Oeste de Galicia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here