Los Bloggers de Axena

Artículos y noticias sobre el medio ambiente

Cova des Moro en Cala Varques

Cova des Moro

Entrada monumental de la Cova des Moro.

Anteriormente ya habíamos hablado de la zona de Cala Varques, no tan sólo conocida por su preciosa playa (I) y vías de escalada en acantilados por encima del mar, sino también por las cuevas que existe en la zona como la “Cova des Pirate” y la “Cova des Pont“, enormes, preciosas y además comunicadas entre sí por una galería inundada que las une desde el fondo de la primera hasta el Lago Victoria en la segunda.

Cova de Ses Coloms

Vista de la Cova de Ses Coloms desde la Cova des Moro.

Este fin de semana, teníamos ganas de visitar otra de las cuevas famosas de la zona, la talayótica Cova des Moro, encaramada al Mediterráneo con un pequeño espolón de roca a sus pies en medio del acantilado cerca de Cala Falcó. Esta cueva es conocida por las excavaciones que se realizaron en 1995 en su interior donde aparecieron numerosos restos de actividades antrópicas pertenecientes a la cultura talayótica (que se desarrolló en Mallorca alrededor del 2º milenio a.C) además también de restos de Myotragus balearicus el único mamífero endémico de las islas lo que valió para estudiar la interacción entre ambos y aportar luz sobre la teoría de la extinción del caprino por la caza.

La actividad humana en esta cueva parece ser continúa a lo largo de los siglos hasta que posteriormente, también fue ocupada por diversos pueblos hasta el alto medieval. Tanto es así, que existen indicios esporádicos de ocupación, pero las ocupaciones más relevantes datadas mediante radioisótopos de carbono sugieren tres épocas de asentamiento: 3º milenio a. C, 2º mileno a. C y la época musulmana. Sí, de hecho los investigadores en este caso, han podido relacionar las fuentes literarias con los hallazgos encontrados allí, un refugio de los musulmanes en la conquista cristiana a donde también habían llevado sus pertenencias más valiosas. Aquí podéis descargaros más información sobre los resultados de las excavaciones en la cueva.

Hay que realizar una bajada escarpada en el acantilado unos 50 m después de estar a la altura de la cueva, a través de una grieta, se desciende con cuidado hasta ya un suelo con pendiente que te permite llegar a la cueva. La entrada no puede ser más espectacular, es una entrada monumental, ciclópea con grandes piedras como paredes y aún mayores las que harían de techo que crean un pasillo de unos pocos metros que te introduce en el interior de la cueva. Al llegar al interior, uno se sorprende por la enormidad de la cámara, y aún se aprecian todos los cuadrantes realizados con hilos de la excavación. A los lados se puede ver como otras pequeñas entradas de la cueva fueron completamente cerrados por firmes muros de piedra que se conservaron en su sitio tras todos estos largos años. En este Photosynth se puede apreciar lo espectacular de la cámara central y los restos de la excavación realizada en su interior. Prometo mejorarlo en cuanto pueda volver a ella y hacer un mejor panorama. Así que hacer click en la foto, darle a pantalla completa y disfrutar de la cueva casi como si estuvieras dentro de ella.

Otro detalle muy curioso, y difícil de ver, son las estalactitas vegetales que se forman en uno de los laterales de la cueva. Alrededor de las goteras de la cueva, proceso habitual por el cual se van formando las estalactitas y estalagmitas calcáreas, en vez de eso, las raíces de las plantas del exterior ávidas de agua en el semi-árido clima mediterráneo balear, se agrupan en torno a la pequeña gotera. Así se encuentran formas tan curiosas como éstas, allí en el suelo. En el centro de la estalagmita vegetal se  aprecia el depósito calcáreo y alrededor oprimiéndolo una red de innumerables raíces.

estalactita vegetal

Estalactita vegetal en Cova des Moro, cerca de Cala Varques (Mallorca).

estalagmitas vegetales en Cova des Moro

Más estalagmitas vegetales en Cova des Moro, aquí se puede apreciar mejor el depósito calcáreo en el centro de la formación. 

Datos del post

Fecha
octubre 30th, 2013

Autor
xurxo

Deja tu comentario