Las colmenas de piedra de O Courel

2
95

La sierra de O Courel, situada en la provincia de Lugo y limitando sus profundos valles con la provincia de León, es un lugar emblemático para todos los gallegos. Numerosos secretos ocultan estas montañas, entre ellos, la presencia de un mamífero polémico por su costumbre de alimentarse de la miel de las abejas,el oso pardo.Desde siglos atrás las abejas han cumplido la función para la que fueron diseñadas en la naturaleza polinizando y permitiendo la reproducción de infinitas plantas, el hombre no ha desdeñado nunca el fruto de su trabajo y ha procurado obtener la dulce miel de sus colmenas.Para ello, la construcción de lugares específicos para facilitar a las abejas su trabajo son comunes en la Sierra de O courel, dichas construcciones reciben el nombre de cortín.

Panorámica de la sierra de O Courel.
Panorámica de la sierra de O Courel.

 

Los colmenares de piedra tipo cortín se construyeron en el noroeste ibérico cumpliendo una función defensiva, no solo con los animales domésticos o el hombre, sino para que animales salvajes de notable envergadura no accedieran a su interior, si en efecto, nos estamos refiriendo al oso pardo. La cordillera cantábrica alberga la mayor población del sur de Europa, en concreto, son 80 ejemplares los testigos de la supervivencia  de su especie.Se dividen en dos poblaciones; la primera en la zona oriental (abarcando su territorio desde las montañas palentinas hasta la comarca leonesa de Riaño),la segunda en la zona occidental (desde la sierra de los Ancares en Lugo hasta Teverna ).

Cortin
Cortín de construcción circular en Moal ( Cangas de Narcea.Asturias)

                                                                                   

En los colmenares defensivos del noroeste predominan la planta circular con una altura en los muros elevada, el voladizo con que se remata éste y las reducidas dimensiones de las puertas o la inexistencia de las mismas, evidencian un diseño defensivo y más concretamente un diseño defensivo frente a los osos. No solo la defensa de la miel frente a los osos sino otros beneficios como la protección del colmenar frente al viento o los incendios son justificantes para la construcción de estos colmenares de piedra.

 

Osos Pardos
Osos Pardos

 

Las altas tapias acabadas en perfectos trabajos de cantería impiden el acceso a la fortaleza por parte del señor oso, notable escalador,pero incapaz de salvar la altura del obstáculo.En la sierra de O Courel se dan testimonios de puertas construidas y protegidas con clavos que terminarían por vencer la determinación del mamífero plantígrado. Los colmenares se construyen piedra en seco, su altura varia de entre 2,5 y 4 metros, rematado por un aleroliente hacia el exterior de entre 0,5 y 1 metro, elaborado con el mismo material que el del muro o con losas de pizarra y más raramente de tablas de madera o troncos.La anchura de los muros varia entre unas dimensiones mínimas de 0,5 metros y máximas de 1 metro.

El hombre ha demostrado con numerosas acciones constructivas lograr defender sus interese sin la necesidad de dar muerte a todo aquello que se cruce por su camino.Dicen que el hombre es el animal más  inteligente de la naturaleza, si es así, que lo demuestre y que logre defender sus intereses sin acabar con especies emblemáticas como el oso pardo o el lobo ibérico.

 

2 Comentarios

  1. Me gusta la frase con la que acabas, “Dicen que el hombre es el animal más inteligente de la naturaleza, si es así, que lo demuestre y que logre defender sus intereses sin acabar con especies emblemáticas como el oso pardo o el lobo ibérico”. Eso espero yo también.

    Por cierto, preciosa panorámica de la Serra do Courel con sus matorrales de brezo y tojo. Todo un tesoro natural del que dependen numerosas especies aniamles. Aunque algunos, que solo valoran en monte si da beneficio económico, dirán que lo que hay en esa foto es “maleza” que hay que “limpiar” y en su lugar poner eucaliptos o pastos para ganado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here