Los Bloggers de Axena

Artículos y noticias sobre el medio ambiente

El misterioso ciclista nudista de Porco Morto

Los que vivimos aquella traumática experiencia nunca lo podremos olvidar. Había leído historias de encuentros con el Bigfoot en Norteamérica o con el Yeti, en las heladas cumbres del Himalaya, pero nunca pude imaginar que los montes del Barbanza serían el escenario de un hecho que nos quedó marcado para siempre en la memoria y nos acompañará durante toda nuestra existencia.

Misterioso ciclista nudista

A día de hoy todavía nadie se explica que hacía el misterioso ciclista escalando la montaña, completamente desnudo, desafiando el calor, el desnivel del terreno y el rozamiento del sillín de la bici.

 

Era una calurosísima tarde del mes de julio. Cuatro seres humanos y dos perros nos encontrábamos en lo alto de un monte situado a unos kilómetros de Portosín, en una zona conocida como Porco Morto (Cerdo Muerto). La temperatura era insoportable por lo que nos resguardamos bajo la sombra de unos pinos y aprovechamos para beber un poco de agua. Desde allí se divisaba perfectamente toda la ladera del monte y las aguas de la Ría de Muros y Noia, que en aquel momento estaban en calma absoluta.

Cuando llevábamos un buen rato descansando, vimos a lo lejos un ciclista que subía las escarpadas pistas de barro que llevan a Porco Morto. Nos quedamos mirándolo. El calor parecía no afectarle. Era asombroso ver como pedaleaba sin descanso por una zona con un tremendo desnivel que muy pocos son capaces de subir sin poner pie en tierra. De pronto nos dimos cuenta de que algo no iba bien.

Aunque todavía estaba a bastante distancia, nos pareció que aquel ciclista no llevaba ropa. “Eso es imposible – comentó otro miembro del grupo – lo que pasa es que debe llevar un maillot color carne”. Era lo más lógico. Probablemente la vista y el calor nos habían jugado una mala pasada haciéndonos ver algo que no era. Aún así seguimos admirando a aquel verdadero atleta cuya cadencia de pedaleo no denotaba el más mínimo síntoma de fatiga.

 

Ciclista nudista

Muy pocos son capaces de subir en bicicleta las empinadas cuestas de barro que llevan a Porco Morto sin poner pie en tierra. El misterioso ciclista las escaló con una facilidad admirable.

 

Unos minutos más tarde, cuando se encontraba a un par de cientos de metros de nosotros, comprobamos que no había sido un espejismo. Aquel misterioso ciclista realmente estaba completamente desnudo. Nadie iba a creernos. Podríamos decir que habíamos visto un ovni abduciendo a una vaca y hubiese sonado más creíble que un ciclista despelotado circulando en mitad de ninguna parte. Por fortuna, uno de nosotros llevaba un viejo teléfono móvil con una cámara de video de baja resolución (¿Por qué será que todas las personas que presencian algo extraño o no llevan cámara encima o la que llevan es de pésima calidad?). Puso el teléfono en modo video y empezó a grabar.

En este pequeño video de apenas 10 segundos, se puede apreciar la frescura con la que el misterioso ciclista nudista llegó a la cima de Porco Morto. La mala calidad de la imagen es la propia de sucesos paranormales.

 

El misterioso ciclista llegó a la cumbre y pasó por nuestro lado. Ni un gesto, ni un saludo. Con la mirada perdida en el horizonte siguió su camino. Nadie supo qué decir. Por un momento todo quedó en silencio, incluso los pájaros parecía que habían dejado de cantar. Finalmente reaccionó Rasti, un cocker que salió corriendo tras el misterioso ser, ladrando sin parar como diciendo, ¡A dónde vas loco, que te vas a quemar!!!

 

Rasti

Después de aquel impactante encuentro, Rasti tuvo que refrescarse en el río.

 

Ha pasado el tiempo y no se ha encontrado una explicación razonable a este hecho. Nadie sabe qué hacía aquel ciclista, transitando por una perdida pista forestal, a kilómetros de la casa más cercana, completamente desnudo sin siquiera llevar un petate. Nadie sabe cómo pudo subir aquel monte, con un calor con el que se podría freír un huevo, sin mostrar el más mínimo síntoma de cansancio. Y sobre todo, nadie ha podido explicar cómo podía soportar los tremendos golpes que daban sus partes sensibles contra el sillín de la bici sin denotar muestra alguna de dolor. En pleno siglo XXI los montes del Barbanza todavía ocultan muchos misterios.

 

Datos del post

Fecha
mayo 3rd, 2013

Autor
Manuel

3 comentarios a “El misterioso ciclista nudista de Porco Morto”


  1. Miguel dice:

    Estos misterios del Barbanza ja ja

  2. manuel dice:

    manolo, chama a iker jimenes

  3. Xabier dice:

    Expediente X en toda regla. Máis claro están o asasinato de Kennedy, as sete bolas do Dragón, ou as desaparicions no triangulo das Bermudas, ainda que hai quen ve neste misterioso persoeiro ó noso campechano Monarca, nunha das súas famosas escapadas de incógnito, pero para averiguar iso están Iker e compañía….na súa nave do misterio.



Deja tu comentario