Los Bloggers de Axena

Artículos y noticias sobre el medio ambiente

Animales pintores: cuando el arte no es exclusivo del ser humano

Hace unos días, charlando con un amigo sobre si otras especies animales, además del Homo sapiens, merecían un trato mejor del que les estábamos dando, me respondió indignado, “no se puede comparar un hombre con un animal (parece que daba por hecho que los humanos no somos animales), por ejemplo, un animal nunca podría pintar La Gioconda”. Curioso argumento, ya que si el derecho a ser tratado con dignidad dependiese de la capacidad para pintar con la maestría de Leonardo da Vinci, resultaría que 7.000 millones de seres humanos podríamos ser rebajados a la categoría de parias, incluidos mi amigo y yo.

Dejando claro, por adelantado, que los animales deberían ser tratados éticamente, no por sus dotes pictóricas, sino por su capacidad para sentir dolor, lo que desconocía mi amigo es que existen muchísimos animales que pintan muy bien, y no pertenecen a ninguna especie en concreto, podríamos nombrar gorilas, elefantes, orangutanes, … La lista de “picassos” del reino animal es muy larga por lo que, a modo de muestra, he seleccionado a cuatro animales asombrosos, pertenecientes a cuatro especies diferentes, prueba evidente de que los seres humanos no tenemos la exclusiva de la inteligencia, ni tampoco del arte.

 

 Koko, la gorila más famosa del mundo (con permiso de King Kong), pintando. Koko es capaz de comunicarse con los humanos utilizando más de 1.000 palabras del lenguaje de sordos. KOKO TE SALUDA 

 

Koko, una gorila occidental de tierras bajas (Gorilla gorilla gorilla) no ha dejado de asombrar al mundo desde su nacimiento en San Francisco en 1971. Conoce más de mil palabras del Lenguaje americano de signos con el que puede comunicarse con los humanos, y aseguran que entiende unas 2.000 palabras del inglés oral. Fue portada de la revista National Geographic con un autorretrato que ella misma se hizo frente a un espejo, ha sido la estrella de documentales, protagonista de libros e incluso inspiró a Michael Crichton en el personaje de Amy, la gorila parlante de la novela Congo, más tarde llevada al cine… Y le encantan los gatos. Pero además de todo esto, Koko pinta muy bien y ella misma le pone el nombre a muchas de sus obras. Si estás interesado en ver otras de sus creaciones y conocer muchas otras anécdotas de Koko puedes hacerlo en CUADROS KOKO

 

A la izquierda cuadro de Koko que ella misma nombró como Pink pink stink nice drink, a la derecha portada de la revista National Geographic de octubre de 1978 con el autorretrato que la gorila se hizo ante un espejo.

 

Hong, esta hembra de elefante asiático (Elephas maximus) saltó a la fama hace un tiempo cuando empezó a circular por internet un video en el que aparecía pintando un cuadro con una destreza propia de un maestro (VIDEO DE HONG). Pero no es un caso excepcional. Los primeros elefantes pintores aparecieron en EEUU enseñados por los artistas rusos Vitaly Komar y Alexander Melamid. En los años 90 se enteraron de la desesperada situación de muchos elefantes domesticados en Asia, que hasta ese momento habían trabajado en penosas condiciones arrastrando troncos. Las crías de estos elefantes son separadas de sus madres y sometidas, durante días e incluso semanas, a un proceso de tortura, para subyugar su voluntad a la de su dueño, conocido como rompimiento del espíritu del elefante , una vez su espíritu está roto, el elefante, aterrorizado, se convierte en un manso esclavo. Pero la deforestación y la nueva maquinaria hizo a estos elefantes prencindibles, y en muchos casos era imposible devolverlos a la libertad. Komar y Melamid se desplazaron a las zonas rurales de Tailandia para enseñar a pintar a estos elefantes, de este modo, serían rentables y consecuentemente, dejarían de “ser una carga” para sus dueños. Y vaya si aprendieron a pintar, actualmente hay docenas de elefantes pintores que manejan los pinceles con su trompa con una soltura asombrosa. Casi todos ellos tienen una durísima vida tras de sí, esperemos que la pintura les ayude a mejorar un poco su situación, aunque algunas organizaciones defensoras de los animales denuncian que esto no siempre ocurre y que esto sólo contribuye a que siga habiendo elefantes esclavos, ahora convertidos en atracción de feria para turistas. Aquí pueden ver algunos de sus CUADROS

 

 A la izquierda Hong, una hembra de elefante asiático que se hizo famosa por sus videos en Internet pintando cuadros, a la derecha una de sus obras.

 

Panbanisha, esta hembra de bonobo o chimpancé pigmeo (Pan paniscus), al igual que su hermano de adopción, el famoso Kanzi, comprendía perfectamente tanto el lenguaje hablado como el simbólico. Panbanisha se comunicaba con los humanos a través de un teclado con símbolos y demostró que la brecha que separa a los humanos de los bonobos es muy pequeña. Aparte de todo esto, pintaba con gran destreza, y sus cuadros han centrado exposiciones y subastas. Panbanisha sabía escuchar, sabía comunicarse, sabía pintar… por tanto debería ser, según el baremo de mi amigo, una ciudadana con todos los derechos. Pero no era así. Panbanisha murió en cautividad en Nueva York el 6 de noviembre de 2012, muy lejos de las selvas Centroafricanas de las que fueron arrancados sus ancestros. CONOCE A PANBANISHA

 

 A la izquierda fotografía de la bonobo Panbanisha, famosa por su capacidad para comunicarse con los humanos y por su destreza con los pinceles. A la derecha uno de sus cuadros.

 

Congo, este chimpancé (Pan troglodytes) nacido en 1954, a pesar de su corta vida ya que falleció en 1964 de tuberculosis, es probablemente el pintor no humano más famoso de la historia. Su estilo pictórico es descrito por algunos críticos de arte como “expresionismo abstracto” e incluso lo comparan con Kandinsky y Cezanne. Tanto es así que se dice que el mismo Pablo Picasso tenía una obra de Congo colgada en la pared de su estudio. El 20 de junio de 2005 la casa londinense de subastas Bonhams sacó a subasta, junto a obras de Warhol y Renoir, tres cuadros de Congo por los que esperaban recaudar 600 libras. Estos tres cuadros finalmente fueron adjudicados al coleccionista norteamericano Howard Hong por 14.400 libras (por aquel entonces más de 26.000 dólares al cambio). Hong reconoció que hubiera estado dispuesto a pujar hasta el doble de esa cantidad. Interrogado sobre la razón por la que había comprado los cuadros del chimpancé Congo, declaró, “¿Quién puede decir que los seres humanos tienen el monopolio de la capacidad de abstracción?”.

 

 El chimpancé Congo es probablemente el pintor no humano más famoso de la historia. En 2005 fueron vendidas tres de sus obras por más de 26.000 dólares. A la derecha uno de los cuadros subastados.

 

Para finalizar, les propongo un reto. En el siguiente juego aparecen 6 cuadros: uno de Jackson Pollock, por cuyas obras han llegado a pagarse 140 millones de dólares, otro del artista ucraniano Pisarev Gennadiy, otro de una niña de 9 años, otro del gorila Michael, compañero, ya fallecido, de Koko y los dos últimos cuadros de sendos elefantes, ¿sabrían adjudicar cada cuadro a su autor? PINCHA AQUÍ PARA JUGAR

 

Datos del post

Fecha
febrero 22nd, 2013

Autor
Manuel

Categoría

3 comentarios a “Animales pintores: cuando el arte no es exclusivo del ser humano”


  1. Vicente Gimeno dice:

    Muy buen post… muy curioso, nunca se me había pasado por la cabeza que los animales pudieran pintar…

    yo de arte no entiendo, pero lo que más me sorprende es la pintura de los elefantes con los trazos bien definidos… si pintar mejor que yo

  2. Manuel dice:

    Si, la verdad es que los elefantes son asombrosos y sus pinturas son de una delicadeza y una precision asombrosa, aunque los otros cuadros, en mi opinion, tambien tienen una plasticidad tremenda.

    De hecho, hay quien asegura que a Picasso le gustaban mas las pinturas de Congo que las de Pollock.

  3. Es muy interesante como un elefante puede representarse a si mismo con unos trazos perfectos!! increible!



Deja tu comentario