Iberus gualtieranus subsp alonensis, el esquivo caracol

4
30

Hay muchas platos de cocina típicos en la Región de Murcia, este trocito del sureste español esconde muchos secretos que ofrecer a sus visitantes. Iberus gualtieranus subsp. alonensis, es el ingrediente principal de uno de sus platos más afamados… la paella con serranas.Parece mentira que un ser tan pequeñito alcance precios tan desorbitados, pero su aroma y su sabor lo justifican.

El nombre vulgar por el que  se le conoce por la Huerta de Murcia es “serrana”  y es,con distancia, mucho más apreciado que otros caracoles como Helix aspers, Otala punctata.Estos dos últimos también son del deseo de los recolectores pero el precio que adquieren es más bajo. Actualmente en muchas zonas serranas y de monte esta especie esta sometida a duras restricciones -llegando incluso a prohibiciones- y todo, debido al abuso por parte de los recolectores.

Iberus gualtieranus ssp alonensis haciendo lo necesario para garantizar una futura generación.

 La “serrana” presenta unas tonalidades que  van del blanco más puro hasta un marrón claro. En cuanto a sus medidas suelen tener un diámetro de hasta 4 cm y una altura de 2 cm. Es una especie atípica, mientras que la mayoría de caracoles prefieren zonas húmedas y con vegetación variada, Iberus gualtiernaus ssp alonensis solicita montes xerófitos con vegetación característica mediterránea del piso termomediterrano inferior. En su hábitat abundan los romeros, Cistus albidus, Cistus clussi, tomillo, espino negro, palmito u Osyris quadripartita, entre otros.

Detalle de la puesta en un número de 5 huevos y de color verde clarillo.

Este caracol se resguarda muy bien en los días secos y soleados siendo casi imposible su detección visual, de ahí, la dificultad de los recolectores. Sus densidades son bajas y, normalmente, solo se le ve activo en los días de lluvia. El sureste ibérico tiene un régimen de precipitación caracterizado por escasas lluvias, por lo que es más probable que te toque la lotería que puedas ver a las “serranas” en acción. También sale a pasear sus cinco espirales -que conforman la concha- a primera hora del día, acompañado por los rocíos de la mañana.

Una serrana al descubierto con sus huevos enterrados en el terreno húmedo y arcilloso.

Las fotografías fueron efectuadas por Susana M. A., y  solo me queda decir, para terminar,  que nuestro miembro de AXENA, Iván, fue quien detectó en el curso de una tarde lluviosa, la mayoría de ejemplares en sus diferentes comportamientos , del que hoy por hoy es considerado el más preciado de los gasterópodos del sureste ibérico.

4 Comentarios

  1. Los caracoles de las fotografías no son iberus gualterianus alonensis y ni siquiera pertenecen al género iberus.
    Si un caso serán theba pisana o a saber, los conocidos como avellanencs pero en ningún caso son iberus.

    Saludos.

  2. Hola Javi, gracias por tu apreciación, en efecto, no se trata del género Iberus sino de Sphincterochilas candidissima.En breve modificaremos el post y lo actualizaremos.De nuevo gracias.

  3. Hola,

    vivo en un pueblo de Murcia, y siempre he vivido y trabajado en el campo. Este verano he visto por primera vez caracoles con la cáscara blanca y el cuerpo negro, como los que se ven en las fotos. Además, por la zona siempre ha habido los que hasta ahora yo conocía como serranos también, que no son blancos. Entonces, estos blancos ¿también son serranas? o ¿son especies diferentes?

    Un saludo.

  4. Hola Pascual, estos de la fotografías son caracoles judíos y su nombre científico es Sphincterochilas candidissima.Los serranos son blanquecinos pero no son los de la fotografías.En breve lo corregiremos, a veces, se dan confusiones.Por cierto, los caracoles judios no son comestibles.Un saludo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here