La descomunal isla de plástico del Pacífico

0
69

Hay veces que te enteras de cosas y al momento te preguntas cómo es posible que no supieras nada de eso antes. Eso es lo que me pasó a mí cuando me enteré de que una expedición francesa iba a investigar la conocida como “Sopa de plástico”, una enorme concentración de plásticos que se calcula en una extensión de al menos más del tripe que la de España (De 1,7 a 3,4 millones de kilómetros cuadrados) situada en el centro del Océano Pacífico norte. ¿Un problema de semejante tamaño y gravedad no debería estar en boca de todos? ¿No debería ser famoso como el agujero de la capa de ozono o el cambio climático? En realidad lo que yo creo que hace el problema menos conocido de lo que debiera es que no es muy visible, como explicaré más adelante.

Cuestiones aparte, voy a intentar aportar algo de información sobre semejante monstruo. Se conoció en 1998 (Aquí podéis ver la noticia) gracias al explorador Charles Moore que se la había encontrado accidentalmente un año antes, aunque se había predicho su existencia ya en el año 1988, cuando la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) publicó los resultados de varios laboratorios que estaban midiendo concentraciones de plástico en el océano y vieron que las corrientes oceánicas provocaban la formación de zonas con especial acumulación. En el caso que nos ocupa, la monstruosa isla está situada en el giro del Pacífico norte, uno de los cinco grandes giros oceánicos. Como os podréis imaginar por esta información, esta no es la única isla de plásticos existente, aunque sí la más grande (hay al menos otras cuatro de tamaño monstruoso, una de ellas situada en la zona del conocido Mar de los Sargazos).

El origen de tanto plástico se estima en un 80% de origen terrestre y en un 20% procedente de barcos. Como dije más arriba en realidad esta isla es muy difícil de ver y esto se debe a que en realidad no se trata de algo compacto que flote a modo de balsa, sino que se trata de una enorme zona que tiene partículas de plástico de muy diversos tamaños en suspensión en la columna de agua, lo que da pie a que se le denomine como sopa de plástico. Esta se debe a que el plástico se va degradando en su viaje a esta zona, principalmente por fotodegradación, y continúa haciéndolo una vez que llega, por lo que mucho del plástico presente tiene un tamaño tan pequeño que es incluso invisible para nosotros. Esto se convierte en un problema gravísimo ya que una vez que el plástico es lo suficientemente pequeño para ser consumido por diversos organismos entra en la cadena trófica y causa la muerte de muchas especies, tanto por asfixia o problemas gástricos, como por toxinas que llevan los plásticos. En muchos casos estos plásticos son comidos por medusas, que a su vez son comidas por peces consumidos por humanos, por lo que dichas toxinas también acaban llegando a nuestra dieta. Esto aparte de los problemas más visibles a los que estamos acostumbrados causados por plásticos más grandes, ya que en ese lugar se acumulan redes, botellas, bolsas, contenedores y millones de otros objetos de plástico de todo tipo.

El tamaño de la isla a no se conoce con exactitud porque los bordes no están delimitados, y esto se debe a una cuestión tan triste cómo que no existe un estándar de cantidad de plástico “normal”. Es decir, que el tamaño que se le da depende de qué concentración de plástico se considere por encima otros valores habituales en otras zonas del océano. Además, como os podéis imaginar no para de crecer, así que cada vez estamos ante un problema más grave.

Compartir
Artículo anteriorEl ataque del tiburón cigarro
Artículo siguienteAsesinos de Lobos en el Barbanza (V): la manifestación sábado 28 abril!!!
Soy biólogo y realizo estudios de doctorado en el Cuvi en el área de Biología Celular y Molecular. Mi afición por la naturaleza me viene desde pequeño, cuando criaba en casa bichos como renacuajos y hormigas para gran regocijo de mi madre... Mi posición dentro de Axena se podría definir como "El último mono". Intento asistir a todas las actividades que puedo, buceando, metiéndome en cuevas o recorriendo monte. Al blog intento aportar aquello que me interesa, escribiendo sobre temas que me llaman la atención y creo que pueden interesar a la gente, siendo de esta manera el primero en aprender algo. También intento mostrar el mundo de lo microscópico en las serie Micronaturaleza, aprovechando los medios de los que dispongo y la paciencia de mis jefes...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here