El último crisantemo

1
49

Puntual a su cita, el Otoño regresa como un pintor de fino pincel. Unta y colorea el robledal, unta y realza el castañar, unta y ensalza el acebal, unta y se olvida del encinar. Examina su mural y de nuevo unta su pincel creando la más bella flor. Emblema de emperadores y símbolo de acorazados, dibuja sus pétalos venerados e inmaculados. El Otoño o cualquier pintor elige la perfección de sus formas, abanderándolo por siempre como el último crisantemo.

Si, en efecto he convertido a la estación del Otoño en un pintor o al pintor en la estación del Otoño. Mientras pasa el tiempo crea todas las formas arbóreas caducas del típico bosque atlántico con presencia de robles (Quercus robur), castaños (Castanea sativa), acebos (Ilex aquifolium)  y comento que se olvida de la encina (Quercus ilex) ya que aunque perteneciendo a series de vegetación de la región atlantica lo hace de un modo testimonial y por eso se olvida el pintor de plasmarla en su cuadro. Finalmente y como broche de su cuadro da vida a un crisantemo.

El shiragiku (crisantemo blanco) se utiliza como símbolo imperial y es el  emblema de la marina japonesa recibiendo el nombre de crisantemo de oro, acorazados como Mikasa son fiel ejemplo.

Y para terminar con las aclaraciones menciono y titulo el post como “ el ultimo crisantemo“.

Partimos que en el cuido y cultivo de esta especie los factores locales como las horas de insolación, régimen de temperaturas y aporte de nutrientes  son determinantes y condicionan el momento de la abertura de las capotas. Normalmente florecen a finales de octubre hasta bien entrado diciembre. Lo curioso, es que no todos florecen simultáneamente y siempre queda un último crisantemo retrasado para fechas navideñas. Por estos motivos el pintor es seducido convirtiéndolo en la bandera e icono principal de su oleo llamémoslo “El bosque otoñal”.

Científicamente el crisantemo pertenece al género de las fanerógamas dentro de la familia Asterácea. El cultivo extendido de los crisantemos se inicio en China, en la antigua ciudad china Ju-Xian. Fue llevada al Japón en el siglo VIII y adoptada como la flor del sello imperial por el emperador del momento.

En nuestro país sigue relacionándose estrechamente con la festividad de todos los santos. Debería, en un principio  ser un gran honor pero cuando preguntas a cualquier persona de las diversas regiones peninsulares, todas son coincidentes en poner cara de desprecio… Quizás al leer y mostrarles estas fotos logren valorar y ver desde otro punto de vista la belleza de la flor del crisantemo.

1 Comentario

  1. Muy interesante… no sabía que tenía tanta historia el crisantemo, lo desconocía, gracias por el aporte..

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here