Los Bloggers de Axena

Artículos y noticias sobre el medio ambiente

Una visita a los pirineos

Mi comienzo en Axena fue debido a mi pasión por la montaña, una práctica que notaba incompleta; ya que cuando hacia mis rutas podía disfrutar de unos entornos de gran belleza pero me topaba con muchas especies de flora y fauna que no reconocía hasta mi llegada a esta asociación.  A finales de agosto después de algún tiempo sin hacer ninguna salida puramente montañera me surgió la oportunidad de hacer una de éstas. El reto se trataba de ascender el pico más alto del pirineo, un pico que todos recordamos de la EGB, el Pico Aneto.

Al fondo a 3.404m el Pico Aneto, después de casi tres horas andando se divisa el objetivo.

En el viaje son varias cosas las que llaman mi atención. La primera fue en el País Vasco, no encontrar ni un solo trocito de monte quemado, parece que allí las cosas funcionan. Es curioso ver como se alternan trocitos de bosque de diferentes edades, que denotan un plan de aprovechamiento aparentemente sensato. La segunda fue mi llegada a Jaca (Huesca), me esperaba un pueblo en lo alto de las montañas con pendientes a todos lados. Y me encontré con una población situada en una planicie inmensa.

Jaca (Huesca) está situada a los pies de grandes montañas pero en un valle inmenso y llano.

Por el camino, como siempre, cualquier punto en el cielo rompe la monotonía del viaje, tratando de reconocer de que se trata. Así identificamos lo que pudiera tratarse de un Águila Calzada y también grandes colonias de buitres en las laderas de los cerros, todo ello en Navarra.

El punto de partida de la ruta fue el pueblo de Benasque, este sí se encuentra en un valle encajonado con grandes montañas alrededor. De esta población me sorprendió la estética general del pueblo, pues las edificaciones están recubiertas de piedra y madera. Pero no solo las casitas viejas, las modernas también siguen con esa estética, y los edificios de hasta tres plantas también.

Un “collage” que muestra el estilo de las construcciones del pirineo.

Al día siguiente de nuestra llegada comenzamos la ruta puramente montañera, con la ascensión al refugio de Renclusa, donde haremos noche para afrontar la verdadera subida a las 06:00 horas de la mañana siguiente (menudo madrugón).  Pero ese día  sirvió para contemplar que fauna había en el lugar, no mucha y bastante difícil de localizar por la orografía y el hecho de que nos encontramos a más de 2.000 metros de altitud. Aun así en una lejana ladera un zorro cobrizo se escapó de mi objetivo. Pero este incidente me hizo descubrir, encajonado en una vaguada un “Ibón”; que es como se le denomina a los lagos en esta zona, y alrededor del ibón una autentica plaga de unos bichitos castaños que huyen despavoridos ante la presencia del grupo en busca de cobijo entre las rocas. Mientras tanto yo me vuelvo loco cogiendo la cámara para evitar que éste se me escape. Pero al final uno de ellos más confiado que el resto se deja (más o menos) fotografiar en la distancia. Al revisar las primeras fotos descubro una simpática marmota, y vista una… a lo largo de los siguientes días descubrí que eran muy comunes en la zona.

La única marmota coqueta que se dejó fotografiar.

La ruta transcurre por un terreno incómodo, cansado y difícil. Un mar de piedras, más piedras y piedras; pequeñas grandes medianas inmensas pero ahí solo hay piedras. Por eso a la llegada al pie del glaciar un grácil pajarillo curiosea al rededor nuestro a saltitos y nos alegra el regreso. Otra vez a toda pastilla para coger la cámara y mostraros este animalito que resultó ser un acentor alpino.

Al pie del glaciar nos encontramos un acentor alpino.

La ruta termina después de 10 horas de caminata, pero a pesar del cansancio, la moral está muy alta. El sabor de boca que nos deja a todos los integrantes del grupo es muy bueno, y nos quedan ganas de volver, a otro pico, a esquiar, a hacer barranquismo, rafting o simplemente a maravillarnos con las vistas de inmensas montañas.

Datos del post

Fecha
septiembre 30th, 2011

Autor
Javi

Categoría

Etiquetas

2 comentarios a “Una visita a los pirineos”


  1. Domingo dice:

    Guapo,guapo…!que envidia!Javi.Hace un par de años subi el pico mulleres y pude contemplar a su primo mayor el Aneto a tan solo unos kms. por cierto, el paso de mahoma ¿es tan dificil como lo pintan?, porque me han comentado que no hay que tener vertigo…que es corto pero aereo a los dos lados.

  2. javi dice:

    El paso de Mahoma no es ni técnico ni difícil… hay mucho donde agarrarse y apoyar los pies. Pero como tengas el más mínimo vértigo no lo cruzas, incluso no teniendo vértigo si no tienes la cabeza fría te acongojas y empiezas a hacer cosas raras, posturas imposibles, agarres difíciles,ect. y un solo error y no se cuenta.



Deja tu comentario