Las ranas de cristal

9
463

Los centronélidos, son un grupo de ranas originarias de sudamérica que poseen un detalle que las hace animales bastante peculiares. Dentro de la familia Centronelidae, varios géneros tienen una piel que no posee o apenas posee pigmentos, por lo que los órganos internos del animal son visibles a través de ésta. Esta característica hace que los miembros de esta familia de ranas sean conocidos como ranas cristal. En la mayor parte del cuerpo presentan una coloración verde, por lo que la piel tiene un aspecto translúcido pero en la parte ventral la transparencia está mucho más definida. A través de su parte ventral se puede ver con total claridad el corazón, el hígado o el tracto digestivo.

En esta imagen se puede ver una hembra, y a través de su abdomen transparente todos los huevos que porta en su interior

Se trata en general de ranas pequeñas, con un tamaño que va desde los 3 a los 7’5 cm. Viven en los árboles a lo largo de los ríos, y depositan sus huevos fuera del agua, en las hojas de árboles y arbustos que se encuentran sobre la corriente. En algunas especies se ha observado cuidado parental de los huevos, ya que aunque al estar fuera del agua son menos vulnerables a depredadores, sí que se ven afectadas por algunas larvas de insectos. Al eclosionar los huevos, los renacuajos caen a la corriente. Algunas especies viven en el bosque más alejadas de corrientes de agua cuando no es época de reproducción.

Al igual que otros grupos de ranas, en los últimos tiempos se ha visto una considerable reducción en su población. Os dejo a continuación un vídeo en el que podéis ver claramente el corazón latiendo a través de la piel:

Compartir
Artículo anteriorChochín (Troglodytes troglodytes)
Artículo siguienteEl buho real: el conde de la noche (II)
Soy biólogo y realizo estudios de doctorado en el Cuvi en el área de Biología Celular y Molecular. Mi afición por la naturaleza me viene desde pequeño, cuando criaba en casa bichos como renacuajos y hormigas para gran regocijo de mi madre... Mi posición dentro de Axena se podría definir como "El último mono". Intento asistir a todas las actividades que puedo, buceando, metiéndome en cuevas o recorriendo monte. Al blog intento aportar aquello que me interesa, escribiendo sobre temas que me llaman la atención y creo que pueden interesar a la gente, siendo de esta manera el primero en aprender algo. También intento mostrar el mundo de lo microscópico en las serie Micronaturaleza, aprovechando los medios de los que dispongo y la paciencia de mis jefes...

9 Comentarios

  1. Cómo molan!! La verdad es q son una pasada, aunq eso de q se te vean las “intimidades” es un poco grimosillo!!

  2. Impresionante! pero digo que estas ranas serán más sensibles a la radiación y a cualquier cambio ambiental, no?

  3. Hola Bea, gracias por el comentario!
    Por lo que sé sí que se ha visto en los últimos años un descenso en la población de estas ranas, pero eso está ocurriendo con todos los anfibios en general, ya que como bien dices son un grupo bastante sensible por su modo de vida. Lo que ya no sé, es si estas ranas son especialmente sensibles por su tipo de piel o no. Siento no poderte contestar a eso.

  4. Wow que monas las ranitas esas :) pero, no se sabe cuanto tiempo pueden vivir???
    Gracias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here