Los Bloggers de Axena

Artículos y noticias sobre el medio ambiente

Halos y parhelios

A finales del año pasado estuve tres meses en Estocolmo, en lo que para mi era la primera experiencia en un clima de frío y nieve. Y tuve la suerte de ver fenómenos naturales que nunca antes había visto. Una de las cosas que más me maravilló fue un extraño fenómeno en el cielo que vi una mañana al salir de casa. Al principio vi un arco iris, pero había un par de cosas bastante raras: la primera es que el arco iris formaba un semicírculo perfecto, en vez de tener la mítica forma de arco alargado a la que estamos acostumbrados. En el centro de aquel arco iris se encontraba el sol, pero en las bases del arco había dos zonas muy brillantes, como dos soles de menor intensidad a cada lado del sol de toda la vida. Al llegar al trabajo le saqué una foto con el móvil (era lo único que tenía para mi desgracia) y lamenté haber esperado tanto, pues luego me enteré que se ven muchísimo mejor con luz tenue y en ese momento ya había perdido gran parte de su espectacularidad (la foto que saqué os la dejo a continuación).

En el trabajo pregunté qué clase de arco iris era aquel, y al igual que yo todos los que no éramos suecos (casi todos) estábamos alucinados con el fenómeno aquel. Uno de los suecos nos contó entonces que lo que estábamos viendo era un halo, que se formaba cuando en el cielo había partículas minúsculas de hielo que refractaban la luz del sol.

El caso es que después busqué información sobre el tema y resultó que en realidad lo que habíamos visto eran dos fenómenos a la vez: Un halo, como efectivamente dijo mi compañero sueco, pero también un parhelio. Así que vayamos por partes para explicar los dos fenómenos:

1- Halos: Este fenómeno óptico consiste en un espectro de colores (desde sólo blanco a varios colores) producido por cristales de hielo que refractan la luz del sol o de la luna, creándose alrededor de éstos un arco.

Halo también sobre la ciudad de Estocolmo. Tanto en este caso como en el que yo vi presentan un espectro de colores como un arco iris, pero pueden variar siendo totalmente blancos.

2- Parhelios: También provocado por la presencia de partículas de hielo, este fenómeno consiste en la aparición de puntos de luz en el cielo, a menudo situados sobre un halo a ambos lados del sol, dando la sensación de que haya varios soles más pequeños.

Foto de un parhelio sobre Manitoba (Canadá). Similar a este es el que vi yo, aunque no tenía la tercera zona billante que se ve en la parte superior

A continuación os dejo un vídeo en el que se ve como cambian los halos y parhelios en función de la altura y los ángulos que forma el sol (NOTA: Sundog es el nombre común en inglés para parhelio).

Además, en este enlace podéis ver un vídeo grabado por un ruso de un parhelio realmente extraño.

Datos del post

Fecha
enero 25th, 2011

Autor
Juan

Categoría

4 comentarios a “Halos y parhelios”


  1. Yol dice:

    Q pasada!! y cuando estuve yo no hubo ná de ná, ni parhelio ni halo ni nieve ni ná…..q sepas q nos queda pendiente lo de la aurora boreal…..q no se m olvida!! algún día será;)

  2. javi dice:

    guau!!!! espectacular… siempre ocurre que cuando necesitas algo (la cámara en este caso) nunca lo tienes a mano,y otras veces cargas con trastos que no acabas usando. Muy chulo Juan

  3. Darío dice:

    Una chulada y para mí completamente desconocidos (hasta ahora).

  4. Juan dice:

    Yo tampoco tenía ni idea de que eso existía, y de ahí la pena de no tener una cámara a mano, más tiempo (iba de camino al chollo) y no habr sacado la foto antes. Pero bueno, la verdad es que es algo muy bonito. Yol, la aurora boreal algún día caerá..



Deja tu comentario