Los Bloggers de Axena

Artículos y noticias sobre el medio ambiente

El nematodo del pino: una oportunidad para nuestro monte? (II)

Los efectos sobre los pinos causados por el nematodo aparecen generalmente entre los meses de agosto y diciembre y pueden causar la muerte en apenas tres meses. El signo externo más evidente es la aparición de ramas secas distribuídas en el primer tercio superior, para luego llegar a secar el árbol completamente. Es conveniente comentar que estos efectos no son sólamente exclusivos del Bursaphelenchus, por lo que cada situación debe estudiarse con detenimiento. Y no aplicar las mismas medidas correctivas y preventivas a casos y plagas de otro tipo.

La situación en la actualidad

Una vez confirmada la llegada del Bursaphelenchus a nuestros montes, después de que en septiembre de 2009 se confirmase la presencia del insecto vector en esta zona y en el ayuntamiento de Campo Lameiro (centro de la provincia de Pontevedra), debemos también analizar las medidas adoptadas por la Xunta, todas recogidas en la Resolución mencionada anteriormente, aunque no nos queda claro si se van a desarrollar de la forma que se recoge en la citada norma.

Son dos las zonas en las que se va a actuar de forma inmediata. Una primera zona, la llamada zona A, con un radio de influencia de 1500 metros desde el foco de infección, “donde se realizarán labores de erradicación de todas las especies sensibles, afectadas o no por el nematodo”, asegura expresamente la resolución. Es decir, si se aplica literalmente lo que aquí se indica, se procederia a cortar más de 700 hectáreas de pinos desde la zona A. Luego habría una segunda zona, llamada zona B, con un radio de afección de 20 km, donde se procedería a eliminar los árboles muertos que pudiesen ser atractivos para el insecto vector, eliminando los nichos biológicos y dificultando su propagación.

Zona A en Ponteareas.

Además, en estas dos zonas, que abarcan a muchos ayuntamientos, desde Vigo a Melón (Ourense) y todos los de las comarcas del Condado y de Paradanta, la Xunta inmobiliza cautelarmente los movimientos de madera sensible, prohíbe las cortas hasta que se determinen las medidas a adoptar y también se prohíbe la salida de esta zona de plantas, embalajes o residuos de madera de especies sensibles, afectando pues, a muchos sectores de la comarca, desde las industrias madereras al sector de los viveros.

La necesidad de información y el futuro que nos espera

Estando pues, en una situación de cuarentena, es fundamental la información pública, la información a la sociedad en general y a los sectores afectados en particular. No se deben ahorrar esfuerzos para que la gente sepa contra lo que se va a empezar a luchar ahora o con lo que vamos a tener que convivir desde este momento. Pero, ante esta situación, desde nuestro punto de vista, también nos hacemos preguntas que consideramos importantes y necesarias: ¿no estamos en un momento en el que debamos, otra vez, repensar nuestro monte?

Pedro Arrojo, de la Fundación Nueva Cultura del Agua, ya lo dijo en algún momento: “Nuestros ríos no son almacenes de agua al aire libre”. De la misma forma, debemos dejar de pensar que nuestros bosques son almacenes de madera al aire libre. No lo son, tienen funciones básicas para el desarrollo sostenible de la sociedad gallega, para llegar incluso, a subir las cuotas de nuestro estado de bienestar consagrado por la constitución del estado español hace treinta y dos años. Por tanto, ante situaciones que vemos todos los días, donde los monocultivos son la tónica general de nuestros montes, donde el pino y el eucalipto (también atacado desde hace años por otra plaga), donde no se aprecian signos de diversificar el aprovechamiento forestal, ¿por qué no aprovechamos el momento y luchamos contra el Bursaphelenchus a la vez que configuramos el monte de nuestros herederos?

Necesitamos el monte. Siempre lo necesitamos, a pesar de que en los últimos años pensemos que no es así, y que la ciudad y la industria, además del sector servicios, pueden darnoslo todo. No, no es cierto. El monte, con sus funciones ecológicas, económicas y sociales tienen que volver a jugar un papel fundamental en nuestra sociedad. Trabajar el monte, aprovechar sus recursos de una forma crítica y lógica no es señal del pasado, si no que es muestra de modernidad absoluta.

Paisaje en Pena Corneira, en donde se puede ver un bosque mixto con diferentes especies caducifolias y coníferas. Foto: Soledad Felloza.

Así, la llegada del Bursaphelenchus xylophilus a la comarca del Condado, con afección a muchos ayuntamientos, dentro y fuera del Condado, debería hacernos reflexionar. La posibilidad de reformular viejas formas de gestión, olvidar el monocultivo, introducir otros aprovechamientos, como el ganado, vacuno o no, aprovechar y gestionar eficazmente la producción de setas, la miel, los frutos del monte …

Tenemos ahora, nuevamente, una oportunidad para ver el futuro con optimismo, a pesar de que la plaga llegase, como era esperado, desde Portugal a nuestros montes. Debemos y así lo hacemos, demandar información a la administración, adoptar medidas, pero también pedir el compromiso de los sectores afectados para que la aparición de esta enfermedad de las coníferas sea aprovechada de forma favorable para nuestro bosque.

Datos del post

Fecha
enero 5th, 2011

Autor
Anxo Saborido

Categoría

13 comentarios a “El nematodo del pino: una oportunidad para nuestro monte? (II)”


  1. Muy acertada esta última reflexión. Los avances en la mejora genética de los castaños, el auge de la micología, la necesidad de expotar madera noble y los cada vez más conocidos otros aprovechamientos del bosque a ver si ayudan a los propietarios a decidirse a apostar por las autóctonas de una vez.
    Un saludo AXENOSSS!!!

  2. javi dice:

    En Pobra do Caramiñal he visto repoblar con “Carballo” ¿estará cambiando algo?

  3. Santi dice:

    Por cierto, por si hay algún interesado, el próximo 13 de enero, en Pontevedra, se organiza un simposio sobre el tema…

  4. Sonia dice:

    Espero que así sexa. Négome a repoboar con viñedos, eucaliptos ou pinos. Creo que repoboar con castaños é unha inversión a longo prazo. Pero, na actualidade parece que só pensamos en obter diñeiro XA. Moito escoito “Cando iso pase eu xa non estarei aquí”, “O que veña atrás que se ….” (os que veñen atrás son a nosa descendencia e estamos deixándolle un mundo de mer da)

  5. Por certo Sonia, grazas novamente polas fotos! E o link da xornada en Pontevedra do 13 de xaneiro

    http://manipulacionplaguicidas.wordpress.com/2011/01/03/nematode-day-12-y-13-de-enero-de-2011pontevedra/

  6. xurxo dice:

    esperemos que esta non sexa a definitiva oportunidade para os que plantan eucalipto de conquistar o 100% do monte!!!! Eu evitaria unha xestión forestal pensada en monocultivo, aínda que sexa de castaño…

  7. Mytilus dice:

    No siendo imparcial pues hasta me puedo considerar afectado (aunque el afectado real es mi padre quién se queda sin su explotación sostenible del bosque, del que no extrae solo madera…)… varios comentarios:

    Cómo futuro ambientólogo estoy totalmente de acuerdo en que debemos replantear los aprovechamientos que hacemos del bosque. Pero eso ha de ser un proceso gradual, ayudado e impulsado desde la administración mediante los mecanismos económicos que existen para fomentar esos cambios.

    Creo que no se han tenido en cuenta las implicaciones socioculturales y económicas que estas medidas de erradicación tienen asociadas, estamos hablando de explotaciones forestales familiares en las que se ha invertido mucho tiempo para tener un patrimonio (en este caso la madera, aunque insisto que no es lo único que se saca del monte) que será esquilmado a un precio final irrisorio de unos 8 euros el metro cúbico tras hacer cargar al propietario con todos los gastos de retirada y gestión de esa madera (según representantes de la Xunta de Galicia) ¿Quién tiene la competencia del control de fronteras? ¿quién ha fallado y por tanto es culpable de que la plaga haya llegado a nuestro territorio? ¿el propietario?

    Todavía no he encontrado a nadie que hable de los posibles impactos ambientales que estas medidas provocarán ¿qué pasará cuando en marzo/abril/mayo llegue lluvias torrenciales y se encuentren el suelo descubierto? ¿qué pasará con los plaguicidas que se utilizarán para eliminar el vector? ¿qué pasará con toda la flora y la fauna asociadas a estos bosques? ¿ayudará esto a la expansión del eucaliptar?

    Y mis preguntas principales son, y me gustaría que se me contestara con criterios científicos… ¿esa zona A de 1.500 m de radio será suficiente para evitar la dispersión de la enfermedad o quizás se correría el mismo riesgo talando el mínimo de 500 m que exige la legislación?

    Yo viendo a mi padre lleno de preocupación solo puedo pensar que todo esto es una puñalada en el corazón de mucha gente que cuida el bosque como a un hijo porque para ellos es una fuente de riqueza. Para explicarlo una anécdota que suele contar mi padre: Cuando él era joven y no existía seguridad social ni nada parecido, su madre se puso enferma y necesitó un operación, fueron los pinos los que salvaron la vida de mi abuela, los pinos de ese monte que hoy se va a talar… Con esto solo quiero que se entienda cuan hondo puede llegar esta herida en el complejo cultural de la zona.

    Perdón nuevamente por mi parcialidad, intento racionalizar pero al cabo somos humanos…

  8. Mytilus dice:

    Ruego se me perdone esta nueva intrusión, copio y pego literalmente de alguien que sabe más que yo. La fuente es:

    http://varyingweion.blogspot.com/2011/01/bursaphelenchus-xylophilus-obliga.html?showComment=1295569392861#c4433815516014265884

    “En cuanto al impacto ecológico… desde luego lo ideal es eliminar la plaga, pero… en caso de que no se consiguiera, a nivel ecológico es mucho menos perjudicial que se extienda a que se mutile una zona tan enorme. Si la plaga se extiende no afectará inmediatamente al 100% de la vegetación arbórea. Será un impacto gradual. Las especies animales tendrán tiempo para adaptarse al cambio o moverse de lugar. Otras especies vegetales ocuparán ese terreno antes ocupado por el pino. Habría que prestar atención y evitar que esas especies vegetales fueran eucalipto… aunque claro, sería gradual. Es tierra de robles. Es de crecimiento lento, pero… ecológicamente, a la larga, es mejor una sustitución gradual que una eliminación devastadora de cientos de hectáreas (hasta 700 según algunas fuentes) con su consiguiente desplazamiento inmediato de la flora, y desaparición del suelo. La teoría de la perturbación intermedia nos indica que una perturbación de rango intermedio favorece la riqueza y la biodiversidad mucho más que una perturbación grave, que las reduce.

    Básicamente, además, en el caso de una erradicación tan brutal del pino… qué decir, eso sí que es dar la bienvenida al eucalipto. Y una introducción masiva de eucalipto es (y se ha comprobado) imposible de frenar.”

  9. durru dice:

    “Como licenciado en bioloxía, o texto paréceme impresentable e pernicioso, feito para confundir, agardo que por pura torpeza critique a normativa da UE e non por intereses creados.”, un comentario feito en facebook a ese mismo artigo que citas.

    Se o escarabello chegou a mitade da provincia… ¿pensan talar tódolos piñeiros 1500 metros a redonda de cada piñeiro afectado que se atope? ¿estánse a analizar todalas árbores mortas da zoa? Eu vivo na zoa B e teño dous piñeiros mortos tal e como se describe no artigo diante da casa. ¿xenerará esto outros 1500 metros de erradicación? ¿é o fin do piñeiro na provincia?

    ¿pensan preparar un cordón de dous ou tres quilómetros sen coníferas ao norte da praga? preguntas que me fago eu, que non son inxeñeiro.

  10. durru dice:

    O kilómetro e medio que voa o capricornio (monochamus, insecto vector), ¿é con temporal de sur ou con nortada?

  11. A opinión que expreso no artigo é, evidentemente, a miña, a pesar de representar a un colectivo e de que moitas das persoas que forman parte de Adenco opinen tamén o mesmo.

    É evidente que o impacto sobre a área vai a ser alto. Desde a miña opinión, que non teño ningún interese no lugar, a pesar de que tamén me considero afectado, porque vexo máis alá do meu piñeiro e do meu carballo, como moitos dos que len este blog, temos que traballar agora en que as consecuencias non sexan moi severas para o Medio. As medidas postas en marcha parecen, desde o punto de vista científico, as máis indicadas, a pesar do seu evidente impacto. A quen lle gusta que corten árbores? A min, desde logo, non. Pero a situación é grave, moi grave. O impacto e virulencia do nematodo é coñecido no País veciño. Claro que podemos esperar de brazos cruzados e ver que pasa. De feito, a realidade que se nos aveciña, vendo o que pasou en Xapón, é intentar convivir cos danos provocados polo nematodo. Pero agora, ante a oportunidade de erradicar o foco, creo que debemos intentalo.

    A partir deste momento, o que hai que esixir é que a zona quede nas mellores condicións posibles para que o monte se recupere. Talar centos de piñeiros non implica, necesariamente, se se toman as medidas adecuadas, acabar co chan fertil dun fermoso val, pero hai que estar atentos. De feito, Adenco traballa na elaboración dun plan de actuación integral na zona a partir da primavera. De xeito positivo, a pesar da magnitude do problema.

    E, finalmente, alégrame que se xere preocupación e debate. Tal vez fose necesario organizar unha xornada sobre o problema coas medidas que desde os sectores interesados (sobre todo os interesados non económicos) se aportasen para o futuro. Como dicía no artigo, o nematodo pode ser unha oportunidade para o noso monte. Pode ser. Pero temos que aproveitala. E non é que sexa eu especialmente optimista, pero si quero ser realista e afrontar o futuro con firmeza.

  12. LEPRINCE dice:

    Que ledicia saber que hai persoas que se preocupan por temas tan importantes como o futuro do noso monte, máis ala do propio interese ecónomico que poidan ter na sua explotación. Aínda así, entendo que non deben existir discrepancias entre as partes que defenden o monte por intereses exclusivamente económicos e as partes que defenden o monte por outros intereses, o fin e o cabo, todos tutelan a riqueza do monte, e todos se ven beneficiados pola boa xestión do mesmo.
    Sen embargo, non podo estar de acordo coa postura de quedarnos de brazos cruzados é non adoptar as medidas que científicamente e nestes intres semellan ser as máis adecuadas para erradicar a plaga. Outra cosa, e que estás medidas que semellan ser as máis procedentes, non teña o seguimento que deberían ter por parte da poboación. E aquí vou, é un rumor bastante extendido, o de que a madeira afectada no Condado segue circulando dun lado para outro sin ningún tipo de restriccions, igual cá cando existía a prohibición de traer madeira de Portugal. En conclusión, ¿de que sirve adoptar tanta medida, se o fin e o cabo, non pasan de ser unhas líneas escritas no Diario oficial de Galicia?, ¿que fan as autoridades competentes nestes intres para asegurar a efectividade das medidas?, ¿seremos igual de incompetentes ca os portuguese que permitiron que en 13 anos se extendese a plaga a todo o seu territorio?.


1 Trackbacks/Pingbacks

  1. El nematodo que puede provocar la desaparición de los pinos | Ciencias y cosas 06 01 14

Deja tu comentario