Los Bloggers de Axena

Artículos y noticias sobre el medio ambiente

La maldición de los pingüinos

Los “pájaros bobos” se ofrecen al ser humano como un compendio de alegres y bondadosas virtudes, pero según narran las leyendas suramericanas en el pasado los pingüinos sufrieron la ira de los dioses como consecuencias de su soberbia, quién lo diría ¿no?.

Un pingüino de Adelia en una banquisa de hielo en Isla Decepción Foto: Miguel A. Otero Soliño

Al parecer estas aves eran consideradas las favoritas de los creadores y lucían unas bellas y fuertes alas con las que conseguían alzarse a las máximas alturas, desde donde se burlaban del resto de las aves. Pronto, los dioses empezaron a disgustar de la arrogancia de sus predilectos “Icaros” y en un arrebato de ira acortaron sus alas bloqueando su capacidad de vuelo.

Pingüino de Papua Foto Miguel Angel Otero Soliño

Como no estaban acostumbrados a andar por la tierra, sus pasos resultaban torpes y graciosos, lo cual pronto atrajo la sorna de los seres de la naturaleza, que en desquite no cesaban de reírse de ellos.

Humillados, los pingüinos optaron por el ostracismo y se introdujeron en el océano y tomaron rumbo al inhóspito e inhabitado continente antártico, camino a un exilio del cual nunca jamás volverían.

Dos pingüinos de barbijo Foto Miguel Angel Otero Soliño

Datos del post

Fecha
diciembre 9th, 2010

Autor
Miguel Angel Otero Soliño

2 comentarios a “La maldición de los pingüinos”


  1. Navarro dice:

    Que curioso es esto de la mitologia y las leyendas verdad? Muy interesante ;)

  2. xurxo dice:

    se lo tenían merecido, por engreídos!!! jajajaj



Deja tu comentario