Pulpos de las profundidades

2
23

En esta ocasión, en vez de presentar una única especie como he hecho en otros posts de esta serie sobre animales peculiares, voy a hablar de una serie de pulpos que viven a gran profundidad (aunque no todas son abisales) y que son realmente extraños.

El primer pulpo del que voy a hablar es el pulpo dumbo. Se les denomina con este nombre a los pulpos del género Grimpoteuthis, debido a las aletas que salen de su manto y que le asemejan al personaje de Disney. Se han encontrado especies hasta a 5000 metros de profundidad. Aunque no se sabe gran cosa sobre ellos, se cree que son animales que pasan la mayor parte de tiempo en el fondo y que sólo nadan justo por encima de éste.

Os dejo a continuación un vídeo:

Otros pulpos peculiares son los del género Amphitretus, género que posee dos especies: Amphitretus pelagicus y Amphitetrus thielei. Ambas especies poseen cuerpos transparentes y gelatinosos y son de pequeño tamaño (90 mm tan solo). Lo que los hace únicos entre los pulpos es que poseen ojos tubulares, que son ojos de forma cilíndrica que tienen una enorme capacidad para percibir luz en entornos en la que ésta es muy escasa. Dentro del mundo animal este tipo de ojos son muy raros, aunque ya habláramos de ellos en el pez de cabeza transparente. Este tipo de ojos tienen lentes de gran apertura que facilitan la recepción de la luz.

Imagen tomada del tree of life web proyect

Sin embargo, no son los únicos pulpos transparentes. Vitreledonella richardi es otro pulpo transparente de cuerpo gelatinoso, única especie en su género. Este pulpo no posee ojos tubulares, sino con forma rectangular. No se sabe gran cosa del modo de vida de Vitreledonella ni tampoco de Amphitretus.

Imagen de Vitreledonella tomada del tree of life web project

Otro pulpo peculiar es Stauroteuthis syrtensis. Se le considera una especie bastante abundante, y lo que lo hace especial es que es de las pocas especies de pulpo que poseen bioluminiscencia, utilizando esta característica (así se cree) como atracción para las presas. Muchas de las células que controlan las ventosas han sido sustituidas por fotóforos, encargados de generar esta bioluminiscencia.

Por último, os voy a dejar un vídeo de un pulpo que puede llegar a medir cuatro metros y pesar 75kg. A Haliphron atlanticus se le conoce como el pulpo de siete brazos, ya que en los machos el brazo que utilizan para fecundar está enrollado en una bolsa debajo del ojo derecho. Debido a que estos animales poseen un tejido gelatinoso muy grueso es fácil pasarlo por alto. Se le considera la especie de pulpo más grande que existe, aunque existen discrepancias ya que hay quien dice haber avistado ejemplares más grandes de pulpo gigante del Pacífico (Enteroctopus dofleini).

2 Comentarios

  1. Entre todos me quedo con el dumbo, q mono!! y no encontraste nada de el x q de esas aletas?? q curioso…. x cierto, tu obsesion con los bixos raros me está empezando a preocupar!! sigue asi q siempre nos descubres algo nuevo y “peculiar”!! ;)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here