El cangrejo yeti y sus patas cargadas de bacterias

4
317

Siguiendo con la lista de animales peculiares (podéis ver el pez de cabeza transparente y el cangrejo comecocos), hoy os presento a Kiwa hirsuta, un cangrejo de las profundidades (se encontró a 1200m) que se caracteriza por su falta de pigmento y las numerosas prolongaciones similares a pelos que cubren sus extremidades (de ahí su nombre de cangrejo yeti). Debido a sus características y a la profundidad a la que vive, se cree que es totalmente ciego.

Este cangrejo vive en fuentes hidrotermales a lo largo de la dorsal Pacífico-Antártica. Lo que lo hace peculiar es que los “pelos” que recubren sus extremidades poseen numerosas bacterias filamentosas que el animal utilizaría para destoxificar minerales venenosos existentes en gran abundancia en el tipo de aguas en las que vive. También se cree que podría utilizarlas como fuente de alimentación, aunque realmente se cree que posee un modo de alimentación carnívoro.

El animal fue descubierto en 2005 por investigadores del MBARI y del IFREMER

Compartir
Artículo anteriorMedición de los bosques desde satélites
Artículo siguienteEL COUREL; BUSCANDO EL CORAZON DE LA TIERRA (II).
Soy biólogo y realizo estudios de doctorado en el Cuvi en el área de Biología Celular y Molecular. Mi afición por la naturaleza me viene desde pequeño, cuando criaba en casa bichos como renacuajos y hormigas para gran regocijo de mi madre... Mi posición dentro de Axena se podría definir como "El último mono". Intento asistir a todas las actividades que puedo, buceando, metiéndome en cuevas o recorriendo monte. Al blog intento aportar aquello que me interesa, escribiendo sobre temas que me llaman la atención y creo que pueden interesar a la gente, siendo de esta manera el primero en aprender algo. También intento mostrar el mundo de lo microscópico en las serie Micronaturaleza, aprovechando los medios de los que dispongo y la paciencia de mis jefes...

4 Comentarios

  1. El artículo en el que se describe la comunidad epibiótica del crustáceo:

    Goffredi, S.K. et al., 2008. Epibiotic bacteria associated with the recently discovered Yeti crab, Kiwa hirsuta. Environmental Microbiology, 10(10), 2623-2634.

    Por si a alguien le interesa.

    Un saludo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here