Los Bloggers de Axena

Artículos y noticias sobre el medio ambiente

Acuicultura III – Cultivo de moluscos

Hablamos ahora del cultivo de otros moluscos que no sean el mejillón, el cual ya comentamos en Acuicultura II. Además del mejillón, España produce en acuicultura almejas, ostras, zamburiñas, vieiras y pulpos entre otros, aunque la metodología de cultivo es diferente según la especie y presenta diferencias con el cultivo del mejillón.

El resto de moluscos bivalvos, entre los que se encuentran las ostras, las almejas, las zamburiñas y las vieiras, comienza con la obtención de la semilla. La semilla (fase juvenil) de partida puede obtenerse del medio natural o de un criadero en el que se cuenta con individuos adultos a los que se les provoca la puesta. Una vez obtenida la semilla, y según las condiciones de cultivo de la especie concreta, se continúa con el cultivo. Según los datos de la Consellería do Mar de Galicia, la producción gallega de bivalvos en el año 2008 fue de 195.000 toneladas, de las cuales casi 189.000 fueron de mejillón.

En el caso de la ostra, se suspende en cuerdas como ocurre con el mejillón, aunque se fijan a la cuerda mediante una cementación. Las almejas y berberechos se “siembran” en bancos de arena naturales con poco movimiento, en los que el trabajo humano consiste en eliminar las algas depositadas (que impedirían la oxigenación de la arena) y proteger el cultivo de depredadores potenciales. También pueden cultivarse en tanques con fondos arenosos y en cestas flotantes en el medio.

Almeja copia

Foto: recolección de almeja fina (Ruditapes decussatus). Ciclo de cultivo de la almeja fina. Fuente: FAO.

Más complejo es el cultivo de moluscos cefalópodos. Entre los cefalópodos se encuentran el nautilus, los calamares, las potas, las sepias y los pulpos. Las potas son cultivadas en EEUU y Japón con bastante éxito. Los calamares son animales difíciles de adaptar al cultivo debido a su alta movilidad, mientras que las sepias son animales muy territoriales y competitivos, por lo que la densidad del cultivo debe ser tan baja que la hace poco productiva económicamente.

Choco

Foto: Sepia (Sepia officinalis) en la ría de Vigo.

Caso aparte merece el cultivo del pulpo. En Galicia, se produjeron alrededor de 28 toneladas de pulpo de acuicultura en 2008 (según los datos de la Consellería do Mar). El pulpo es un animal cuyo ciclo de vida no se ha conseguido cerrar en acuicultura, y su cultivo se basa en el engorde: se capturan animales jóvenes del medio y se les da de comer de forma que alcanzan tamaños mayores en menor tiempo del que lo harían en el medio natural. La dificultad de su cultivo se debe a dos factores: por un lado, la incapacidad de mantener con vida (mortalidades del 100%) las puestas de las hembras sin el cuidado de las mismas; por otro, el desconocimiento de la alimentación larvaria, ya que una vez conseguida una puesta del medio natural no se ha conseguido alimentar a las larvas en cultivo, provocando de nuevo una elevada mortalidad.

Pulpo

Foto: Pulpo (Octopus vulgaris) en ría de Arousa.

Datos del post

Fecha
febrero 25th, 2010

Autor
Navarro

Categoría

Deja tu comentario