Los Bloggers de Axena

Artículos y noticias sobre el medio ambiente

Aprovechando la crisis

A menudo me pregunto si una vida al aire libre, en contacto con la naturaleza y una rectificación a conciencia de nuestros hábitos alimenticios no evitaría la mayoría de las enfermedades graves de hoy en día. Es bien sabido que en las últimas décadas ha aumentado la incidencia de muchas enfermedades y han aparecido otras, antes, en principio desconocidas. Muchas cuyo origen está en el sistema inmunológico, afectando a la piel y sistema digestivo, entre otros. Pero no sólo nuestro cuerpo está cambiando sino también nuestra mente, que también está sufriendo los no tan discretos “efectos colaterales” de la vida moderna, aparentemente llena de comodidades y calidad de vida.
No sé qué pensaréis vosotros, pero a veces siento que estoy encerrada en una prisión de asfalto, ruidosa, mal oliente y sin espíritu y únicamente consigo relajarme de veras cuando salgo de ella.
En mi opinión negar nuestra necesidad de contactar con la naturaleza, animales incluidos, me parece un error casi catastrófico. Quizás ahora, con esta crisis que tanto nos atormenta, sea la ocasión perfecta para cambiar nuestros hábitos, y pensar en dedicar nuestro momentos de ocio a actividades al aire libre, en contacto con la naturaleza.  Nos regalaremos salud y ayudaremos a nuestra economía. 071809190152

Recordemos que en el monte nadie nos cobra los cafés, ni las tapas, no aguantaremos el humo del tabaco de nadie, y tampoco nos enteraremos de la aburrida vida del vecino.

Datos del post

Fecha
noviembre 5th, 2009

Autor
sandra

Categoría

Etiquetas

7 comentarios a “Aprovechando la crisis”


  1. Manuel dice:

    Estoy completamete contigo, pero tambien te comento una cosa. Si a todos nos diera por ir al monte, en estos tiempos en donde todo debe de tener una utilidad y una salida economica, y que si no la tiene no tiene valor y hay qie eliminarlo, seguramente nos acabarian cobrando por ir al monte.
    Asi que, por mi, que la gente que se crea que tiene una vida moderna, aparentemente llena de comodidades y calidad de vida, como tu dices, siga encerrada en su prisión de asfalto, ruidosa, mal oliente y sin espíritu, asi yo podré seguir viviendo relativamente DE P*** M****!!!!.

  2. Cesar dice:

    Os recuerdo que hace poco sacaron una encuesta en la prensa, en la que dejaban caer la posibilidad de cobrar por acceder a los parques naturales..

  3. joseluis dice:

    Lo malo no es que la gente vaya al campo, si no que muchos de ellos van con la misma aptitud con la que andan en la ciudad y acaban dejando todo lleno de basura, atravesando fincas privadas, haciendo un rudio de la ostia, etc.

  4. iago dice:

    Por lo que tengo entendido, lo del aumento de enfermedades es un producto de la sobrehigiene imperante (pero quién sabe si necesaria) en el entorno urbano.

    Lo de cobrar por acceder a los parques naturales, en fin… Supongo que a estas alturas ya no nos sorprende nada.

  5. joseluis dice:

    Cobrar no, pero que deberia de existir un control de acceso yo creo que si. En especial en aquellos más turisticos que con el tiempo acaban convirtiendose en todo menos en un parque natural

  6. Javi dice:

    Depende de q Parques naturares no es lo mismo Cabrera o Doñana q tiene 4 o 5 accesos que Picos de Europa no es viable.
    La idea de q la gente invada el campo de da pánico, si ahora son pocos los que pasean por el monte y la basura se encuentra en todos los rincones. Prefiero q siguan pensando q los de pueblo somos catetos y dejarlos q vivan en sus grandes urbes creyendose superiores.

  7. sandra dice:

    Estoy de acuerdo en que la gente es muy maleducada e irrespetuosa. En cuanto a cobrar por el acceso, no creo que por cobrar la gente sea más cuidadosa. Pienso que no se puede amar algo si no se conoce, por eso creo que es importante que los padres de hoy en día procuren que sus hijos tengan contacto con la naturaleza, pues es la única manera en que aprenderán a respetarla por sí mismos, no porque hay una ley que obliga a hacer tal o cual cosa. ¿Nos gustaría tanto el monte a nosostros si nunca hubiéramos ido?



Deja tu comentario