Los Bloggers de Axena

Artículos y noticias sobre el medio ambiente

Freiburg, capital de la ecología

Este año por fin cumplí un sueño que tenía desde hace mucho tiempo: visitar Freiburg im Breisgau. La razón de tal interés es más que nada que nací allí y hacía un montón de años que no iba, pero también he de decir que las cosas que sabía, hacían de Freiburg un destino muy interesante. Esta ciudad está situada en el sur de Alemania cerca de Francia y de Suiza en la región de Baden-Württemberg en la Selva Negra. Uno de los aspectos que más llamaba mi atención es que había escuchado que Freiburg es considerada capital de la ecología, y quería ver esto con mis propios ojos.

Vista del centro de Freiburg
Vista del centro de Freiburg
Aparcamiento de bicis en la universidad
Aparcamiento de bicis en la universidad
Tranvía pasando por detrás de un servidor
Tranvía pasando por detrás de un servidor

La verdad es que nada más llegar a ella te das cuenta de que en Freiburg existe un espíritu de conciencia verde. En primer lugar , te llama la atención que a tu alrededor las bicicletas que circulan por las calles superan en número (os aseguro que esto no es para nada exageración) a los coches. En los días que pasamos allí observamos que absolutamente todas las vías de la ciudad están adaptadas a las bicis. Bien porque existen carriles específicos, o bien porque la velocidad de los coches se ha adecuado a los ciclistas en las vías en las que no es posible la existencia del carril. El gran número de bicicletas que hay hace que en las orillas de las aceras haya un montón de bicis aparcadas de la misma manera que aquí vemos coches. Además de las bicis, el otro medio de transporte protagonista es el tranvía, que con los años aumenta cada vez más el número de pasajeros.

Otro de los aspectos que llaman la atención es la estructura que tienen las calles. La mayoría de las calles están arboladas, excepto las que están en el casco viejo que conservan la estructura antigua de la ciudad. E incluso en éstas las flores y plantas trepadoras conviven con las casas, además de que también se ve algún que otro árbol y zona verde. Excepto el núcleo comercial de la ciudad, el resto de las calles están constituídas por edificios que rara vez superan las cinco plantas y que presentan un pequeño espacio verde en la entrada, en la que se ven aparcadas las bicis de sus habitantes y en muchos casos zonas de juego para los niños. Los árboles que pueblan las calles unidos a los enormes bosques que rodean la ciudad  hacen que una vista desde un paraje elevado muestre a Freiburg como una ciudad integrada entre árboles. Por estos bosques alrededor de la ciudad existen numerosas rutas de senderismo  señalizadas.

Como se puede ver, hay un gran número de árboles entre los edificios de Freiburg
Como se puede ver, hay un gran número de árboles entre los edificios de Freiburg
Zona de contenedores, en la que se separa prácticamente todo
Zona de contenedores, en la que se separa prácticamente todo
Separación del vidrio en marrón, verde o blanco
Separación del vidrio en marrón, verde o blanco

Delante de los edificios otra cosa llama la atención: el gran número de contenedores de basura existentes. Normalmente colocados en una zona un poco más apartada y con una pequeña valla con enredaderas, una vista en detalle permite observar que el proceso de reciclaje se realiza de una manera muy fina. Por poner un ejemplo del nivel al que se recicla, la separación de vidrio se realiza a su vez según el color en vidrio blanco, verde o marrón. Por supuesto se separan los distintos tipos de envases, materia orgánica, papel, etc. También existen contenedores para dejar la ropa y los zapatos que ya no utilizamos.

En el cámping en el que nos alojamos esta fue una de las primeras cosas en las que hicieron hincapié. Nos explicaron que allí se recicla absolutamente todo y  las primeras instalaciones que nos enseñaron fue la zona de contenedores. Otro detalle que nos gustó del cámping fue que las duchas y los grifos funcionaban echando agua durante un rato desde que pulsabas, pero por si acababas antes y no necesitabas más agua podías parar el chorro volviendo a presionar.

Es también, Freiburg, capital en el uso de energías renovables. Freiburg es la ciudad del mundo con más uso de energía solar por habitante. La mayoría de las casas poseen paneles solares, y en los alrededores también se observan a menudo, así como en las industrias. No es nada raro ver en pequeñas empresas familiares como por ejemplo serrerías que la energía es obtenida del sol. En Freiburg se celebra todos los años Intersolar, la mayor feria de enegía solar. También están presentes en la ciudad varias sedes de instituciones relacionadas con el medio ambiente como el Instituto para la Ecología o la Sociedad Internacional de Energía Solar (ISES). Ayuda a este empleo de la energía solar que Freiburg sea la ciudad de Alemania con más horas de sol.

Casa típica de la Selva Negra con paneles solares
Casa típica de la Selva Negra con paneles solares
Punto en el que se muestra la composición del aire
Estación de monitorización de la calidad del aire en tiempo real.

Por la ciudad numerosos canales de agua recorren las calles, dándoles vida. También se pueden observar estaciones de medición de calidad del aire, en las que se muestra la composición del aire en cada momento.

Todos estos aspectos se han conseguido a base de trabajar duro desde hace unos treinta años. A mi modo de ver lo más difícil (y que aquí en España sería casi imposible) es que este tipo de políticas hayan perdurado en la ciudad independientemente del color del gobierno tanto estatal como local y de la alcaldía, demostrando que una ciudad en la que se ha creado una conciencia puede desarrollar este tipo de medidas, creando lo que en definitiva es calidad de vida.

Datos del post

Fecha
septiembre 3rd, 2009

Autor
Juan

Categoría

9 comentarios a “Freiburg, capital de la ecología”


  1. xurxo dice:

    En Alemania existe un partido politico que son los verdes.. pues bien llevan gobernando en Freiburg desde hace bastantes años, creo según me dijo Juanjo que fue la primera ciudad de Alemania en tener un alcalde verde, así que imaginaros la concienciación que tiene que tener allí la gente.. y claro está, eso se tiene que notar.

  2. Santi dice:

    Y no es solo cosa de Freiburg… viendo esas fotos me parecía estar viendo mi casa o mi calle en Bonn (qué recuerdos), o la de unos amigos en Dachau (por poner un ejemplo de la otra punta de Alemania). Tenemos MUCHO que aprender de nuestros amigos germanos.

  3. Deprisa dice:

    Por lo que has descrito parece un lugar de ensueño. Si se sabe que ese modelo es eficaz no entiendo porque no se exporta poco a poco al resto de ciudades del mundo. De verdad que hay cosas que nunca llegaré a comprender…

  4. joseluis dice:

    Muy chulo, es muy parecido a Lausanne en Suiza. Alli ademas tienen especificados los dias de la semana en la que se debe de tirar cada cosa en su contenedor.

    Por cierto que la foto del tranvia vale, pero donde sale el autor…porque pone por detras de un servidor.

  5. Juan dice:

    Ja, ja! La verdad es que la foto sale un poco negra, pero en el ordenador en el que hice el post la veía bien!
    El tema de la exportación del modelo, yo creo que es cuestión de no darse realmente cuenta de lo que ganas. Además del beneficio medioambiental, lo que realmente ves es la calidad de vida que obtienes. Sencillamente es agradable andar por las calles en una ciudad así (un ejemplo simplísimo es estar tirado en la hierba de un parque en el centro y no escuchar tráfico). Y no solo andar, el modelo de vivienda con zona verde y la posibilidad de deplazarse en bicicleta aporta también muchísima calidad de vida. Y una cuestión muy importante es que el hecho de que la ciudad esté adaptada a las bicis no obstaculiza a la circulación con coches por lo que se hace fácilmente habitable.
    En fin, un montón de cosas que hacen que la gente se de cuenta e que este tipo de cuestiones realmente aportan un beneficio visible.

  6. Leonardo de Albuquerque dice:

    Felicitaciones por su artículo. Lo que puedo decir es que estoy fascinado con esta ciudad. Vi un pequeño reportaje sobre esta ciudad en la TV Euronews y percebi que faltaba bastantes temas por abordar. Estuve hace algunos meses atrás en un seminário sobre desarrollo sostenible en la Universidad de Mérida, Venezuela, promovido por la Embajada Alemana. Y desde hace muchos años, se que Alemaña es uno de los países que más conciencia tiene, respecto al ambiente y hábitos de vida. Por eso, deseo agradecerte por su iniciativa en divulgar algo más sobre buenas ciudades que pratican más que buenas prácticas, vive, bajo una realidad que para muchos, es apenas un sueño. Creo que se seguimos estudiando los por menores que hacen una ciudad y sociedad así, veremos que hay muchas cosas curiosas y ejemplares para que una ciudad no solo sea políticamente sostentable, más naturalmente bella e interesante para vivir.

    Saludos cordiales, Leonardo de Albuquerque

  7. Juan dice:

    Muchas gracias por tu comentario, Leonardo. Me alegra mucho que te gustara el artículo. A mi también me parece fundamental que se divulgue sobre ciudades que practican modelos de desarrolo sostenible, ya que al fin y al cabo es la manera de concienciar a la gente para exportar el modelo.
    Un saludo!

  8. GUILLERMO SAEZ dice:

    Tuve la oportunidad de conocer la ciudad de Freiburg y sus alrededores a mis 8 años de edad. Mis padres nos dejaban a mi hermano y a mi en un Kiderheim en Loeffingen. Estoy hablando de los años 60. Ya entonces me parecio una ciudad limpia y ecologica de costumbres muy civilizadas. Alli descubri muchas cosas que me han animado a volver siempre que he podido. Por eso me he alegrado de descubrir tu articulo y te animo a sigas por este camino.
    Un saludo
    Guillermo


1 Trackbacks/Pingbacks

  1. Tweets that mention Freiburg, capital de la ecología | Los Bloggers de Axena -- Topsy.com 18 02 11

Deja tu comentario