Los Bloggers de Axena

Artículos y noticias sobre el medio ambiente

El verano y nuestras cámaras

tortuga-galápagos
Fotografía Oriol Muntané

Para quienes tienen la suerte de estar disfrutando del verano, no los que vivimos en Compostela que aquí solo llueve y los termómetros no suben de 23º, van aquí una serie de consejitos.
Hoy en día gracias a los tamaños y calidades de las cámaras que disfrutamos, desde la compacta más simple a la más cara réflex, debemos aprovechar estos días de estío para hacer fotos bonitas, que nos recuerden momentos buenos y días de calor y luz.
Claro que para eso, debemos andar con la cámara a cuestas. Pero con las precauciones debidas.
El accidente más repetido del verano es ver como se convierten en imágenes borrosas o superpuestas unas fotografías que prometían ser geniales. O como no se puede leer una tarjeta que “estaba bien” o como la lente, tan nítida y clara, ahora está empañada por dentro o lo que es peor con un arañazo que por más que lo piensas, no recuerdas que ningún gato te la rondara.
Los procesos de empañamiento también se dan en los visores y en las pantallas LCD. Para evitar dolores de cabeza, aquí unos consejitos.
Siempre que no se use la cámara es conveniente que esté en estuches adecuados. El suyo de fábrica suele serlo, pero a veces nos “racanean” y nos dan un plástico barato. Conviene pues hacerse con uno más seguro , los hay de diferentes marcas y desde muy poco dinero. Un buen estuche protege nuestra cámara de golpes y de cambios bruscos de temperatura que sulen ser los que provocan condensaciones en lentes, visores y pantallas.
Eso en primer lugar suele bastar.
Si vamos a la playa hay que saber que la arena, el sol y la sal son los peores enemigos de nuestra cámara.
Nadie en su sano juicio deja la cámara al sol directo, pero sí muchas veces las dejamos dentro de bolsos o del coche. Es recomendable entonces que envolvamos la cámara con alguna prenda que la aisle un poco, y que no quede en la parte más expuesta de calor. Hoy en día hay muchos compartimentos en los coches (incluso alguno refrigerado) que es ideal para tener nuestro equipo. Aunque repito, lo mejor es siempre a la sombra. Las altas temperaturas pueden afectar no solo la parte externa de la cámara, no olvidemos que suelen ser de diferentes tipos de plásticos, sino también las tarjetas y las baterias.
Un modo de prevenir sería quitar la bateria y las tarjetas y guardarlas en unos estuches herméticos que conservan a una temperatura media. En invierno también son muy útiles los estuches para salvaguardar de humedades, lluvias y fríos extremos.
Una tarjeta expuesta a altas o bajísimas temperaturas puede acarrear problemas a la hora de guardar información (salvo que compren especiales, lo que significa cara$)
A la hora de fotografiar en ambientes de arena, hay que tener cuidado de que el viento o alguien que pase corriendo no dirija a nuestra lente, granos que podrían ser desastrosos. El grano nos puede afectar de varias maneras, rayando el cristal, entrando en el zoom o por ranuras laterales a la parte de circuitos internos.
Es conveniente tener una perita de aire, ya que si le pasamos un paño, podemos simplemente deslizar el grano y extender el rayón. La perita ademas nos permite absorver cualquier tipo de suciedad que haya entrado. Son baratas y se compran en farmacias o tiendas de fotografía.
En paños de limpieza lo mejor son los que se utilizan para las gafas normales. Pero no las húmedas.
Otro punto a tener en cuenta es cuando fotografiamos cerca de las olas, una gota en la lente es algo terrible, por no hablar de la sal que se puede colar al interior de la cámara que nos dejaría huérfanos de cacharro.
En caso de caer gotas en las lentes, lo primero que hay que hacer es secar la gota, pero sin pasar la gamuza, sino presionando para que se absorba y luego limpiar los restos con circulos de adentro hacia el borde. Se puede intercalar un poco de vaho. Nunca alcoholes o mezclas extrañas que se sugieren en algunos foros de jabones líquidos y agua.
En temas de lentes y objetivos lo mejor es siempre preguntar si tu cámara puede llevar un filtro UV (Ultravioleta) ya que además de lograr mejores tonos en la imágen protegemos nuestra lente, es más barato cambiar un filtro que destrozar el objetivo, que si es intercambiable aun queda el cuerpo pero si es una semicompacta… En caso de que permanezca la mancha es necesario limpiar con isopropílico con un bastoncillo. Se compra en farmacias.
Espero que con estos consejos puedan marchar de verano con más seguridad y la alegría de volver para enseñar buenas fotos.Ya sea de playa, de algún viaje a un sitio lejano. Y mejor que las haya así podemos armar un concurso de imágenes de los Axena!

Para abrir boca les invito a ver el viaje de Muntané por las Galápagos

Datos del post

Fecha
julio 13th, 2009

Autor
sole

Categoría

Deja tu comentario