Los Bloggers de Axena

Artículos y noticias sobre el medio ambiente

Los eucaliptos y el fuego

El eucalipto es quizás el árbol que más controversia despierta. No solo aquí en Galicia sino también en otros muchos países como descubrí al buscar información. Los aspectos ecológicos derivados de la expansión de los eucaliptos son tema de debate desde hace mucho tiempo. Y a pesar de eso encontrar información clara y contrastada es realmente difícil.

Uno de los aspectos que más llamaba mi atención era la supuesta relación que tienen los incendios forestales (problema gravísimo aquí en Galicia) con la expansión del eucalipto. Muchas veces había escuchado que los eucaliptos son una especie pirofítica, pero nunca estuve seguro del todo de si eso era verdad, y si lo era del mecanismo que los protegía del fuego.

En general podemos hablar de dos aspectos en la relación de los eucaliptos con el fuego:

Las características de los eucaliptos que favorecen los incendios: Algunas veces había escuchado que los eucaliptos no sólo están adaptados al fuego, sino que lo favorecen como medida de supervivencia (No encontré ningún artículo que demostrara esto). Lo que sí que es cierto es que los eucaliptos poseen una serie de características que hacen que aumenten la intensidad y velocidad de propagación del fuego. La presencia de aceites volátiles en las hojas, junto con su baja tasa de descomposición, hacen que el suelo de los bosques de eucalipto sea pasto fácil de las llamas. A esto se unen las largas tiras de corteza que se desprenden de los árboles y el hecho de que la poca densidad de la cubierta forestal haga que esta composición de elementos se seque periódicamente haciendo todo más inflamable. El eucalipto obtendría ventaja del fuego al eliminar competidores con un elemento al que está adaptado.

Adaptaciones que poseen los eucaliptos al fuego: Diversas estructuras y mecanismos adaptan a los eucaliptos al fuego:

  1. Lignotubérculos: Estas estructuras se encuentran en las raíces de los individuos jóvenes, justo bajo la tierra. Consisten en unos engrosamientos que contienen sustancias de reserva y yemas latentes. En caso de que se destruya la parte aérea del árbol un nuevo individuo se puede regenerar a partir de estas estructuras. Aunque no todas las especies de eucalipto poseen lignotubérculos, en el Eucalyptus globulus (la especie predominante en Galicia) sí que están presentes.

    lignotuberculos

    Lignotubérculos en un eucalipto jóven

  2. Corteza de protección de yemas latentes (epicórmicas): Este es el mecanismo más fácil de observar después de que un monte se queme. Consiste en que el árbol protege mediante una corteza que actúa como un eficaz aislante una serie de yemas que en caso de que arda la copa del árbol permiten restaurar rápidamente la capacidad fotosintética de éste. Este mecanismo da una morfología muy característica a los montes de eucalipto después de un incendio.

    Eucaliptos después de un incendio. Los brotes epicórmicos han brotado y numerosas ramas nuevas salen del tronco

    Eucaliptos después de un incendio. Las yemas epicórmicas han brotado y numerosas ramas nuevas salen del tronco

  3. Protección de las semillas: La protección de las semillas se debe a que la estructura que tienen las hace más resistentes al fuego (las semillas de eucalipto poseen una cubierta de madera).

También leí que por otra parte el eucalipto “escoge” el momento en el que libera las semillas, aunque no fui capaz de contrastarlo. Al parecer, los eucaliptos tienen la capacidad de mantener las semillas en el árbol de dos a cuatro años. No todas las semillas se liberan cuando maduran, y una reserva se mantiene en la copa del árbol. Posteriormente la intensidad del fuego condiciona su liberación. Cuando el incendio sólo afecta a la corteza del árbol, la liberación masiva de semillas se produce un año más tarde, mientras que si el incendio llega a afectar la madera esta liberación se produce entre el mes y los dos meses siguientes. Cuando la copa del árbol se quema por completo, las semillas son liberadas en los dos o tres día posteriores al incendio. La liberación masiva de semillas aseguraría que al menos algunas lleguen a germinar.

13 comentarios a “Los eucaliptos y el fuego”


  1. joseluis dice:

    Muy interesante el post sobre el eucalipto y los incendios. A ver si este verano tenemos pocos por aqui que ya nos llegaron.

    Un saludo

  2. Juan dice:

    Las fotos las saqué cerca de tu tierra, por los montes entre Marín y Bueu. A ver si este año que dicen que viene un verano de bajas temperaturas no hay muchos incendios, aunque debe de haber gente ansiosa por quemar, porque en algunas zonas ya se ven parches negros por los montes (yo los he visto por la A-52 de camino a Ourense) a pesar del tiempo que hemos tenido hasta ahora…
    Cóidate

  3. xurxo dice:

    esperar a vengan unos días buenos con un poco de norte y ya veremos ya…
    por otro lado, lo que no se le puede negar al eucalipto es que un árbol increíble, tiene una serie de mecanismos que lo hacen un superviviente nato en un gran número de condiciones desfavorables.

  4. Como bien dices al empezar es un tema controvertido.
    Lo cierto es que hay muchas “leyendas” sobre el eucalipto que se corren de boca en boca, y pueden ser ciertas o no, pero lo cierto es que es dificil buscar información contrastada que lo confirme o desmienta.
    Yo tengo unos cuantos ejemplos:
    -El eucalipto y los incendios van unidos, o como lo querramos expresar: en mi experiencia es falso. Es cierto que arden fácil (como casi todo en verano), pero la mayor plantación de eucaliptos de Galicia está en mi zona (desde Ferrol hacia el norte por la costa) y, toquemos madera, es una zona con muy pocos incendios y poco importantes, salvo zonas especificas que arden todos los años por, supongo, causas humanas.
    -Debajo del eucalipto no nace nada: hay teorías de venenos que explusa y demás, también según mi experiencia falso. Como la mayoría de la gente de aquí tengo algun monte plantado con eucaliptos (y esto no implica mi posicionamiento) y la verdad es que debajo hay otro bosque de avellanos, acevos, castaños, arbustos varios, etc, con su correspondiente fauna. Claro que si se limpia no lo hay, igual que donde plantas las patatas.
    Y así unas cuantas “leyendas” más que afirma mucha gente que en su vida ha visto una plantación.
    Lo malo no son los eucaliptos, es la ordenación del territorio.
    Estoy preparando una entrada sobre el tema para mi blog, pero va lento, jeje.
    Un saludo a todos, que hacía tiempo que no comentaba nada.

  5. Juan dice:

    Hola Juan!
    Yo creo que tienes toda la razón del mundo, hay muchísimas leyendas en torno a los eucaliptos, y precisamente por eso escribí este post ya que no me creía que todo lo que se dice sea verdad. En el caso del fuego, la relación no es que los eucaliptos atraigan al fuego (ya puse en el post que había escuchado esto pero que no había encontrado ningún artículo que lo demostrara y por ejemplo los pinos arden tanto o más que el eucalipto), sino que el fuego hace que se eliminen competidores del eucalipto ayudando a este a expandirse. Es decir, tienes razón en que un monte de eucaliptos no va a arder más que uno de cualquier otra cosa, pero en el caso de que arda un monte en el que haya eucalipto mezclado con otras especies son estos lo que van a sobrevivir en detrimento de las otras especies.
    Y creo que tienes razón en que el problema es la ordenación del territorio. El problema no son las plantaciones controladas de la gente, sino la expansión incontrolada de esta especie.
    Muchas gracias por tu comentario y un saludo.

  6. Cesar dice:

    Hola, siento disentir. El eucalipto (o los cientos de especies) han evolucionado en un modelo pirofito, si es que puede llamarse asi, en el cual presentan resistencia y adaptaciones a los incendios habituales en su zona de origen.
    Juan M. Tojeiro (un gusto verte tambien por aqui), es que desde Ferrol hacia el Norte no tiene nada que ver son el sur, %de humedad en el suelo, dias de lluvia, ¿cuantos dias de 30/30/30 hay en esa zona?. Probablemente el riesgo es mucho menor, y aunque se produzcan incendios se colapsan antes.
    Al otro Juan, atraer al fuego no, pero esta claro que tienen una mayor relacion que el bosque caducifolio, una plantacion ordenada probablemente no tanto pero nuestras “tipicas” plantaciones particulares son un canto al piromano. Un bosque caducifolio puro sin matorral tiene muy pocas probabilidades de arder de la manera de una repoblacion de “pino del pais” o eucaliptos.
    Otro tema es si todo lo que arde es por que sea eucalipto, o porque tenemos una tanda de descerebrados. De hecho gran parte de las hectareas quemadas al año son de matorral en zonas de media-alta montaña, para crear pastizal, pero ese es otro tema.
    Aqui se trataba un poco el tema, controvertido para todos:http://www.fotonatura.org/galerias/denuncia/279430/

  7. ANA ISABEL dice:

    En mi patio temgo un arbol de eucalipto que extranamente arde en fuego solo, la ultima vez que lo hizo fue la mas rara, pues estaba humedo por un ligera lluvia que cayo en la noche, por la manana tambien habia algunas gotas cayendo y el ambiente era humedo, pese a estas condiciones el tronco del arbol estaba ardiendo, tengo fotos de esto, espero me puedan ayudar dandome una respuesta a este evento tan raro, gracias.

  8. Juan dice:

    Hola Ana Isabel!
    La verdad es que no tengo ni idea de qué puede ser eso que dices, pero si quieres puedes mandarnos fotos a contacto2008@axena.org a ver qué conclusiones sacamos.
    Un saludo!

  9. en cuanto al eucalipto y el fuego, desconozco si el Eucalyptus globulus es pirofítica pero otras especies propias del “bush” australiano se caracterizan precisamente por aguantar los incendios que se suceden anualmente a lo largo del país

    En cuanto a los “venenos” que menciona Juan M. Tojeiro son de sobra conocidas las sustancias alelopáticas que proceden bien de las raíces del eucalipto como del lavado de la hojarasca del suelo afecta tanto a plantas como a microorganismos del suelo.

    Y no sólo es éste el problema sino la cantidad de agua que consumen. En ecosistemas como los de Galicia, en los que las especies están adaptadas a una disponibilidad hídrica bastante elevada… no hay mucho que explicar, y menos mal que las raíces sólo les llegan a 2,5 m…

  10. marcos dice:

    auque este debate en este blog tiene años .
    solo matizar una cosa que dices en un comentario.
    es cierto que desde Ferrol hacia ribadeo esta lleno de plantaciones de eucalipto y casi no hay incendios..
    pero debias aclarar cuales son las condiciones meteorologicas en Ferrol y la mariña y cuales en las rias baixas que es donde arde periodicante.

  11. xurxo dice:

    Hola Marcos,

    Encantados de retomar este debate. No estoy de acuerdo contigo, las condiciones climatológicas en mi opinión no son la razón para que haya incendios periódicos en las Rías Baixas y que no los haya en la Mariña. La razón son los intereses, nada más alejado de las condiciones ambientales, incluso buena parte de los incendios comienzan por la noche para así en unas horas tener una envergadura tal que ya no puedan ser fácilmente extinguidos.
    Lo único que hace que no haya incendios en las Rías Baixas durante el verano, es que escaseen los días de viento seco, es decir del norte, el cual no suele traer lluvias, porque en esas condiciones provocar un incendio importante es muy difícil.
    Otro ejemplo de que el clima no tiene que ver excesivamente en las razones de los incendios en galicia, es que en Andalucía Occidental está llena de eucaliptos y sin embargo no tienen ni la mitad de incendios que en Galicia, sin embargo las temperaturas son mucho más elevadas, con mucha menos humedad y durante mucho más tiempo al año.
    El problema en Galicia es que se carece de una ordenación y gestión forestal, agrícola y ambiental de sus recursos de forma coherente y razonable, y lo pagamos caro.

  12. maia dice:

    no esta tan completo como esperaba


1 Trackbacks/Pingbacks

  1. 10 cosas que no creerías que te pueden matar en Australia 😲 (Parte 1) – Cristian Valls 03 01 16

Deja tu comentario