Isla de Lobos

11
77

isla1
La Isla de Lobos se encuentra a 8 de km de Punta del Este (Uruguay). Tiene alrededor de 43 hectáreas, y hoy en día, es Parque Natural.
Los Otáridos (lobos y leones marinos) que aquí viven están incluidos en el suborden Pinnipedia (que deriva del latín pinna= aleta y del griego podós = pié). La forma de sus extremidades o aletas son perfectas adaptaciones para nadar y bucear. Todos estos animales se caracterizan por estar extremadamente adaptados al medio acuático: cuerpo con forma hidrodinámica, aletas para desplazarse agilmente, abundante grasa subcutánea para aislamiento térmico, etc.

Los pinnípedos necesitan una superficie terrestre o bloques de hielo para sus actividades de descanso, reproducción y cría de los cachorros.
En nuestro país cuenta con 2 especies de otáridos que viven y se reproducen en las islas: son los lobos marinos o lobo de dos pelos Arctocephalus australis y los leones marinos o lobo común o de un pelo Otaria byronia = O. flavescens.

Entre todas las islas Atlánticas hay mas de 400.000 lobos y 10.000 leones. Estos últimos con alto riesgo de extinción en las próximas décadas.
isla10-2
En Isla de Lobos hay 180.000 ejemplares lobos marinos de pelo fino, de los llamados “dos pelos” y mas de 6000 de los llamados “de peluca” . También pueden verse algunos leones marinos y pingüinos.

La isla es una masa de roca que sobresale del mar y que pertenece a la Cuchilla de Haedo que atraviesa el país de NO a S.  Isla de Lobos llega a los 22 mts. de altura en su parte más alta. La isla prácticamente no tiene vegetación, y predomina granito colorado.
Lo primero que se ve de ella es un enorme faro, que fue construido en 1906 y que mide 66 metros.
isla2
Al salir del puerto de Punta del Este, vemos a nuestro alrededor gran movimimiento. Los pescadores locales entran y salen con sus peces y mariscos. La gente se aproxima a comprar allí y claro, también los lobos marinos, las gaviotas y algún pingüino que se disputan las vísceras arrojadas al agua.
A lo largo de 45 minutos navegamos hacia la isla, dejando a nuestra derecha Isla Gorriti, una preciosa playa de arenas doradas y bosque autóctono, aunque desgraciadamente con una zona devastada por un incendio en el 2004.
En verano es posible visitarlas gracias a un servicio de lanchas.
A medida que avanzamos, tímidamente aparecen algunas esporádicas cabezas, algún lobo y un león marino.

isla3-2
A nuestra izquierda los restos de un naufragio de un navío español allá por 1876, “La Magdalena”. Los cormoranes vigilan sobre la torre.

Al fondo, blanca y desafiante la silueta del Faro, se ven algunas construcciones, restos de la factoría que hasta hace unos años faenaba los lobos. Ahora no hay allí ninguna actividad. Durante mucho tiempo se faenó lobos machos de determinadas características y en número controlado. Algo que hoy en día nos parece una carnicería, ubicado en el momento histórico y económico, era para el país una entrada de divisas fundamental.No hay que olvidar que cuando Juan Díaz de Solís descubrió la isla  se vendieron a Sevilla las primeras pieles, dando orígen a una industria que se mantuvo hasta hace algo más de diez años.
Si bien hubo presiones ambientalistas para pedir el cierre de la planta, la salvación para los lobos vino de la mano de la caída de los precios de las pieles.
Comenzó allí por parte del servicio Oceanográfico y de Pesca (SOYP) una ardua labor de recuperación de la especie. Hoy en día ésta tarea está a cargo de biólogos de la DINARA que mantienen en la isla personal que se encarga de las tareas pertinentes a la protección y a la custodia para que nadie incumpla la orden de descender a la isla, salvo permiso expreso. También vive personal de la Armada encargado de el balizamiento e iluminación en el Faro.

La paz de la isla no predice nada de lo que se nos viene encima. A la luz potente del mediodía, sólo se ve una masa de piedras marrones. Pero a medida que la lancha se aproxima, las piedras cobran vida y de forma mágica cientos y cientos de cabezas comienzan a moverse. La sensación es de una ola de lobos que comienza a agitarse.

isla6-2
Las hembras, que son las más curiosas, se arrojan al agua y corren a nuestro encuentro. Los machos bostezan como diciendo: “otra visita más”.
Son curiosos, otean el aire y nos siguen con la vista, mientras a nuestro alrededor saltan cientos de lobos.
Nadan de forma veloz y lo hacen en un sentido y en el otro, viran, se enroscan, se exhiben.
isla11-2
Hay muchas crías, nacidas en febrero y marzo. El apareamiento suele suceder entre noviembre-febrero y la gestación es de unos 340 días.
isla8-2
Bordeamos la isla y el paisaje se repite, lobos y más lobos, en tierra, sobre los islotes, sobre las peñas que alcanzan los 25 metros, en el mar…
isla12-2
El espectáculo es maravilloso y te deja sin habla.
isla13-2
Tengo algo asi como 300 fotos,no quiero ser pesada, espero que comprendan que me ha costado elegir.
isla14
Quiero compartir con vosotros un trocito de esa experiencia.

Isla de Lobos from Sole Felloza on Vimeo.

Compartir
Artículo anteriorÚltimo paseo por el Río Uruguay
Artículo siguienteAs covas do Folón: tres horas en el gran inframundo
Actriz, cuentera, fotógrafa, cocinera,amante del vino y las charlas largas,eterna optimista, apta para los toxos (resistencia confirmada en Capítulo 0) miedosa al agua turbia, las cuevas oscuras y las personas de mala fe (aunque si hay que fotografiar desafía lo que haga falta) Mi vida seria y responsable (la que deben leer suegros,cuñados y empleadores) aquí. Axena ha sido para mi un soplo de aire nuevo, de frescura y ganas de hacer "conloquehaya" en medio de un montón de gente que no hace nada teniendo todo. Creo que aporto muy poco a la asociación, solo cuando puedo intento ir a fotografiar en que andan y por sobre todo a aprender a no perder la capacidad de asombro. Los lunes y algún extra, me pueden ver por el blog. Suelo hablar de mi gran pasión, la fotografía, intentando compartir de manera sencilla , algunas herramientas, conceptos y enlaces que ayuden a contar a través de las fotografías el mundo que nos rodea.

11 Comentarios

  1. Impresionante! que envidia! se ve que son curiosísimos, cómo se acercan al barco y la agilidad que tienen.. es una maravilla!
    Sabe dios hace cuanto tiempo, en Galicia también había lobos.. prueba de ello, es la toponimia de ciertos islotes rocosos “Lobeiras”, probablemente fruto de esos lugares de descanso para los lobos.. En Ribeira hay un par de piedras que se llaman así.

  2. Juan, muchas gracias.
    Xurxo, son encantadores y despliegan miles de piruetas imposibles de fotografiar. Pena que por aqui ya no queden!

  3. Sin duda que para todos los que llegan hasta la Isla de Lobos se sienten maravillados por esta colonia. Se encuentra alli desde no se sabe desd cuando pero está registrada por los primeros navegantes que llegaron.
    Su vida en libertad en medio de aguas transparentes y generalemente con buen tiempo ya que de no ser asi no podríamos llegar, nos imponen una vista idílica.
    Ahora claro, cada momento de la sociedad tiene sus valores, y aquella en la que el mismo Estado atraves de su organo especializado efectuaba como tu dices una faena anual controlada, mantenia la colonia en números tambien controlados.
    Se faenaban exclusivamente aquellos machos que por su edad ya no eran utiles a efectos de la reproducción y que hoy mueren y son devorados por otros animales.
    La falta de este control hoy hace que sean otras especies las que sean diezmadas, la fauna ictícola.
    Si nos tomamos el trabajo de multiplicar por dia y por los kilos que devoran estos preciosos lobos de pescados, y si además consideramos que su manera de alimentarse hace que solo devoran una parte del pescado que atacan, veremos que son cifras enormes.
    Quizás crean que esto es la naturaleza, pero no es asi ya que la pesca artesal se nutre de estos peces en competencia con los lobos.
    Ya no se encuentran como sucedia antes cuando se llevaba a cabo aquella faena controlada la pesca en cantidad y en calidad como para abastecer la demanda ni para permitir que los pescadores vivan de su actividad.
    Además los lobos rompen las redes de los pescadores, con el resulado imaginable para estos.
    Comparto que la sencibildad de hoy con respecto a la vida salvaje nos lleve a considerar cualquier faena un crimen.
    Pero la naturleza cuando decidimos compartirla con asentamientos humanos requiere de intervenciones que permitan una convivencia armoniosa.
    Sé que lo políticamente correcto es decir Que barbaridad y sumarse al reclamo de que no se faene, esto suma adhesiones al discurso.
    Pero hay otra realidad que se ve cuando nos ponemos en contacto con quienes se ven afectados por la medida.
    Les felicito por las fotos y hacer conocer este rinconcito del planeta.

  4. Efectivamente Carlos, el hombre y la naturaleza siempre se encuentra en un difícil equilibrio (habitualmente sale perdiendo la naturaleza). Este tipo de cuestiones se dan muy abundantemente en el planeta, lobos de mar o lobos como los de Galicia que atacan al ganado, o tigres en Asia, o tiburones.. o un sinfín de especies, vamos. Sin embargo, ellas tienen tanto derecho como nosotros a vivir en este planeta. Si partimos de esa base la solución está clara. Pero esto es muy fácil decirlo de forma general, y la solución no es tan sencilla como bien apuntas cuando se concreta en un asunto determinado.
    Yo soy de la opinión que en todo trabajo/acción existen riesgos, y se deben asumir eses riesgos en el mercado. Aquellos provocados por la naturaleza no los asumimos sino que nos rebelamos contra ellos y tratamos de minimizarlos de la forma que sea. Me explico, quiebran las bolsas debido a la especulación y a los bancos, millones de personas pierden muchísimo dinero… y aún así el sistema acepta este hecho, que el dinero se evapore, y prácticamente no se aplican medidas. Ahora bien, si algún depredador compite con nosotros tomamos medidas drásticas, sin embargo su acción no tiene efectos en la mayoría de los casos muy locales. Da que pensar.

  5. Generalmente se crean historias que finalmente todos creemos, y la realidad pasa por otro lado, de modo que trato de intervenir cuando esto pasa.
    Claro que en ocaciones esto se pone algo incómo…
    En fin pido disculpas por adelantado.
    Las primeras anotaciones en que aparece la hoy llamad Isla Gorriti, se la llama Isla de las palmeras, la apelación es clara, estaba cubierta de palmeras.
    Hoy luce cubierta de pinos marítimos, como casi toda la costa.
    Lo debemos a algunos habitantes de Maldonado, (llamado asi por un tripulante español que desembarcó en busca de agua y nunca más regresó)
    E

  6. Disculpas, segunda parte.
    La necesidad de plantar los pinos se daba porque los enormes médanos de arena se movian con el viento haciendo muy dificil llegar al puerto.
    A tal extremo que se importaron algunos camellos para hacer ese trayecto.
    Hoy aquellos pinos fijaron los medanos y crearon un paisaje sumamente atractivo que convirtió los médanos en uno de los más importantes balnearios del sur de américa.
    Debo agregar que las fotos que tomaste de la isla de lobos son de las mejores que he visto, felicitaciones.

  7. Hola Carlos, como buena uruguaya que soy, soñé toda mi vida con ir a Isla de Lobos.
    Pero económicamente estando alli, era imposible de mi Paysandú natal, llegar. Tuve que emigrar, volver a visitar mi tierra, para recién como “casiturista” poder apreciar muchas de nuestras riquezas.
    Una de las cosas que mas me llamó la atención fue el hecho de que en la red, hubiera tan poca información. Y en publicaciones, algunos me hablaron de libros ya agotados o me enseñaron la típica historia que se enseña a quien viene de afuera.
    No intento con mi crónica llenar ese vacío, ya que para eso debería pasarme unos meses allí documentándome. Simplemente relato lo que vi y lo que me contaron los pescadores con los que hablé.
    Si algo he aprendido en estos años fuera del país, es que los cucos no siempre están donde nos dijeron y que las historias tienen no dos, sino varias versiones.
    Me alegro que te gustaran las fotos, fueron tomadas desde la emoción de ver un sitio soñado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here