La Ontogenia recapitula la Filogenia: comparación entre embriones de tiburón y humanos

10
947

“La ontogenia recapitula a la filogenia” como propuso Haeckel en 1866. En otras palabras, esta teoría es la que propone que el desarrollo de un embrión (sus diferentes etapas) hasta su estado de adulto (ontogenia) recuerda/repite en gran medida la evolución (las diferentes formas hasta la actual, su historia evolutiva) de dicha especie (filogenia).  Es decir, que cada uno de los estadíos del desarrollo de un embrión hasta su forma adulta, son una de las formas que presentó en su historia evolutiva. Cabe pensar entonces, si esto es así, que si todas las especies de vertebrados provenimos de un ancestro lejanísimoooo… deberíamos de poseer un estadío embrionario en el que nos pareciéramos las unas a las otras, independientemente de lo diferentes que somos en estado adulto. El grupo de biología celular y neurociencia (justo encima de mi laboratorio) está estudiando, entre otras muchas cosas, el desarrollo de embriones de tiburón, concretamente de pintarroja Scyliorhinus canicula.

plano_general_huevos_pintarroja_tiburon

Huevos de pintarroja en un acuario, poseen una cubierta muy característica, encontrándose en las puntas largos zarcillos que les permiten anclarse a algas y al sustrato en el mar. En su interior se encuentra el vitelo, estructura de la que se nutre el embrión en su desarrollo a través de un cordón.

embrion_pintarroja_tiburon_unido_al_vitelo

El embrión de tiburón unido al vitelo por el cordón. Ya se puede sospechar que eso va a ser un tiburón. Posee branquias externas (esos pelillos debajo de la cabeza) y se aprecia, en rojo, una  línea continúa a lo largo, es el inicio del sistema vascular.
detalle_embrion_tiburon_pintarroja_vitelo

Un mayor detalle. Se aprecian la boca, las pequeñas aletas, las branquias, el sistema vascular…
embrion-humano

Fuente embrión humano: alejandrofatouh.blogspot.com


Esta última foto corresponde a un embrión humano. Veis el parecido? No os resultan muy similares las formas? Mirar hacia atrás en la evolución de las especies nunca dejará de sorprendernos…

Ah! y por cierto las fotos del embrión las saqué yo con la bridge Panasonic Lumix DMC-FZ50.

Compartir
Artículo anteriorZoom digital
Artículo siguientePaseando por la Devesa de Bustelos
Desde pequeño siempre fui aficionado a la naturaleza, pasando mis tardes metiendome por donde pudiera en medio del monte y la playa. Así que mi afición traté de hacerla en serio y acabé la carrera de Biología en el año 2003. En la actualidad, estoy realizando la tesis doctoral en el lab. de Biotecnología Vegetal de la Universidad de Vigo. Desde hace tres años presido AXENA, mi trabajo en la asociación está centrado en la coordinación de las diferentes disciplinas que conforman nuestros proyectos, su gestión y claro está, en el área de naturaleza.

10 Comentarios

  1. Impresionante! En realidade partimos todos do mesmo punto e con forma semellante. Unha gozada saber que nos distanciamos tan pouco uns animais de outros.
    Gracias Xurxo pola información. AXENA publica unhas entradas moi interesantes ultimamente.

  2. Siempre sorprendiendo, a un profano como yo me enganchais con vuestros blogs. En la foto del embrión humano y el de pintarroja, parecen primos… tienen la misma mirada.

  3. Gracias Xosé, as túas palabras anímannos moito a seguir traballando e buscando temas interesantes dos que poder falar. Moitas gracias.

  4. Buenas!!!
    Tengo la suerte de embarcar cuando es posible, y estoy intentado entrar en el campo de la investigación en pesca, desde hace 2 años.
    Siempre me ha llamado la atención los pintarroja, porque me daban pena (cuando trio en campañas de arrastre), se me parecen a los bebes. Por ello me ha llamado el artículo, y las fotos me parecen muy buenas, pero, es una pena que no me haya aclarado nada.
    Gracias de todas formas, al menos sé que no soy la única a la que se le asemejan con los humanos.
    Cuidaros!!!

  5. ……….En este orden de ideas planteadas por esos filósofos “no humanos”, se entiende que toda persona y todo animal es una planta “evolucionada”, todas las variedades de plantas y en todo hombre se hallan todas las variedades de animales. El cuerpo humano, o la máquina humana, es un archivo del proceso de la vida del planeta, su evolución. El hombre guarda todo el pasado de todas las cosas, desde su emersión desde las profundidades, su emersión microscópica.
    La flor, en el hombre, se manifiesta inclusive a partir de la piel. También se observa la flor, algunas veces, en las palabras, como por ejemplo cuando un hombre le lanza un piropo a una mujer, o viceversa. Y en una figura más representativa la vemos en el contenido del cáliz.
    La forma como la planta pasa a los animales y al hombre es a través del alimento. Con esta acción la planta se entrega, se sacrifica para desprenderse del suelo y tener locomoción. Así, los animales y el hombre representan el cúmulo de plantas que han ingerido en toda su vida. Aunque suene ordinario, el cuerpo humano y el de los animales equivalen a yuca, plátano, carne, frutas, arroz, etc. Somos eso, transformado. Somos salvajes porque nos alimentamos de plantas y de animales: peor aún: somos salvajes porque estamos compuestos de sangre y carne, que es el propósito de la flor………..

    (FRAGMENTO DEL LIBRO: CONFESIONES DE UN ASESINO)

  6. …………Algunos filósofos de la antigüedad afirman todas estas cosas, las cuales no entendemos. Atestiguan que la responsable del mal es la flor. Dejo en claro que no lo digo yo, lo dijeron ellos. Debieron tener sus razones. Dijeron que la flor consiguió aparecer como humano, porque su mayor aspiración era convertirse en carne. Bajo este contexto, todo ser humano, todo animal, es una flor… de carne.
    Analizando esta forma de ver el desarrollo de la vida por parte de esos filósofos, se puede creer que no eran de este mundo, o conocían verdades perdidas en el tiempo, o inventaban estas cosas solamente para llamar la atención. Según ellos, el mal surge con más fuerza desde que la flor tomó la forma humana. Explican que se trata, simple y llanamente, del principio de evolución, implantado en el esquema de los diferentes cuerpos que ocupa el ánima en cada existencia; es decir, el ánima “asciende” o “desciende”, dependiendo de su comportamiento en cada vida en este mundo. Aplicando esta lógica de los filósofos no humanos, no es que el simio se convierta en hombre gracias a su cambio de vida, sino que el simio, en su siguiente vida, nace como hombre después de ganarse este derecho. Estos filósofos antiguos nos aclararon el asunto al decir que los simios siempre han sido simios; el hombre, siempre ha sido hombre; los peces y demás animales siempre han sido eso y no varían ni se transforman en otra cosa. Lo cierto es que en cada uno de ellos hay de los demás. Por ejemplo, en una rata hay un hombre que volvió a la vida con esta forma; igual cosa podemos pensar de las hormigas, las cucarachas, etc.
    Según dichos personajes, la Naturaleza elaboró toda criatura para que sirviera de vehículo al ánima. Un saltamontes, por ejemplo, es una máquina cuyo conductor es un ánima. Todo cuerpo humano es una máquina cuyo conductor es un ánima, un ánima que ocupará otro cuerpo en otra existencia, y cada vez que un ánima pasa a otro cuerpo o máquina, lleva consigo toda la experiencia adquirida en la vida anterior; por lo general se trata de experiencias relacionadas con el mal. Si una persona cometió un crimen o varios crímenes, en su próxima existencia aparecerá con esta deuda, y como lleva el mal consigo, seguirá asesinando. Por esta razón, cada vez hay más criminales en el mundo…….

    (FRAGMENTO DEL LIBRO: “MEMORIAS DE UN ASESINO”)

  7. …………Algunos filósofos de la antigüedad afirman todas estas cosas, las cuales no entendemos. Atestiguan que la responsable del mal es la flor. Dejo en claro que no lo digo yo, lo dijeron ellos. Debieron tener sus razones. Dijeron que la flor consiguió aparecer como humano, porque su mayor aspiración era convertirse en carne. Bajo este contexto, todo ser humano, todo animal, es una flor… de carne.
    Analizando esta forma de ver el desarrollo de la vida por parte de esos filósofos, se puede creer que no eran de este mundo, o conocían verdades perdidas en el tiempo, o inventaban estas cosas solamente para llamar la atención. Según ellos, el mal surge con más fuerza desde que la flor tomó la forma humana. Explican que se trata, simple y llanamente, del principio de evolución, implantado en el esquema de los diferentes cuerpos que ocupa el ánima en cada existencia; es decir, el ánima “asciende” o “desciende”, dependiendo de su comportamiento en cada vida en este mundo. Aplicando esta lógica de los filósofos no humanos, no es que el simio se convierta en hombre gracias a su cambio de vida, sino que el simio, en su siguiente vida, nace como hombre después de ganarse este derecho. Estos filósofos antiguos nos aclararon el asunto al decir que los simios siempre han sido simios; el hombre, siempre ha sido hombre; los peces y demás animales siempre han sido eso y no varían ni se transforman en otra cosa. Lo cierto es que en cada uno de ellos hay de los demás. Por ejemplo, en una rata hay un hombre que volvió a la vida con esta forma; igual cosa podemos pensar de las hormigas, las cucarachas, etc.
    Según dichos personajes, la Naturaleza elaboró toda criatura para que sirviera de vehículo al ánima. Un saltamontes, por ejemplo, es una máquina cuyo conductor es un ánima. Todo cuerpo humano es una máquina cuyo conductor es un ánima, un ánima que ocupará otro cuerpo en otra existencia, y cada vez que un ánima pasa a otro cuerpo o máquina, lleva consigo toda la experiencia adquirida en la vida anterior; por lo general se trata de experiencias relacionadas con el mal. Si una persona cometió un crimen o varios crímenes, en su próxima existencia aparecerá con esta deuda, y como lleva el mal consigo, seguirá asesinando. Por esta razón, cada vez hay más criminales en el mundo…….

    (FRAGMENTO DEL LIBRO: “CONFESIONES DE UN ASESINO”)

  8. Con todo respeto: las semejanzas entre embriones no implica relación evolutiva alguna. En principio los dibujos de Haeckel fueron trucados por él, como ya la comunidad científica lo ha aceptado, para hacer creer su teoría.
    Con los anteojos evolutivos siempre van a encontrar similitudes que justifiquen la teoría. Pero una mente objetiva debe estar dispuesta a sacarse dichos anteojos y ser sincero con las evidencias: el conocimiento de la embriología actual pone de cabeza toda la teoría macroevolutiva. Una sencilla analogía: al mirar un bajo, una guitarra, un violín y un charango, observo grandes analogías: sin embargo no evolucionaron unos de otros sino que dicha similitud implica que fueron diseñados por el ser humano, que aplica conceptos similares consiguiendo objetivos diferentes. En los embriones de especies totalmente distintas se encuentran características similares que se desarrollan en etapas posteriores a las que supuestamente se corresponden con estadíos evolutivos en común entre esas especies.
    dijo Stephen Gould: “la teoría de la recapitulación … debería estar difunta en la actualidad”
    http://www.sedin.org/propesp/X0069_06.htm#17

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here