Trampa ecológica

5
223

Este es un concepto, al menos para mí, muy interesante. Viene a definirse algo así como “cuando una especie selecciona un hábitat de baja calidad, lo que repercute en su supervivencia o productividad, pese a tener a su disposición hábitats adecuados para realizar su ciclo vital”. Esto suele ocurrir mayormente en hábitats alterados por la acción humana, en los que las especies no son capaces de detectar los peligros añadidos a esa localización. Se han realizado bastantes  estudios  en aves, pero también se ha visto que ocurre en anfibios.

Caso práctico, como dirían los ingleses spawn-site selection o selección de los lugares de puesta por el sapo común (Bufo bufo) en antiguas extracciones de arcilla y caolín, localmente conocidas como barreiras. Estas lagunas artificiales van colonizándose poco a poco por la vegetación al abandonarse la explotación, y posteriormente son colonizadas por las aves, cercetas (Anas crecca), zampullines (Tachybaptus ruficollis), martín pescador (Alcedo atthis), mamíferos como la nutria (Lutra lutra), o anfibios y reptiles.

Para los sapos estas lagunas representan idealmente un lugar óptimo de puesta, gran tamaño, vegetación emergente, agua permanente que permite el desarrollo de las larvas, lo que origina que se produzca una gran concentración de ejemplares. Pero no todo iba a ser tan sencillo…

Esta puesta se realizó sobre una gramínea situada en la orilla de la laguna. A las dos de la tarde la parte más profunda estaba situada a unos 8 cm de profundidad, y la totalidad de la puesta estaba cubierta por el agua. Tres horas después la situación es la que veis en la fotografía, con la parte superior de la puesta ya sobresaliendo un par de centímetros del agua. 48 horas despues la puesta estaba completamente al aire, por lo que su viabilidad era nula.

Casos más extremos, despues del Klaus se visitaron de nuevo las lagunas, encontrando episodios como este, que sorprenden bastante, y nos hablan de variaciones del nivel de agua de aproximadamente un metro arriba un metro abajo en cuestión de días. La parte superior de algunas puestas estaba a más de 23 centímetros por encima del nivel del agua en aquellos momentos, y por debajo de la parte inferior en algunos casos había más de 50 centímetros de profundidad.

Obviamente, pese a que en algunos casos los niveles oscilasen nuevamente hacia arriba, esta exposición al aire, hielo en algún caso, y radiación UV, hizo que la viabilidad de estas puestas fuese nula, con una mortalidad del 100% en la primera tanda de puestas. Además la aparición de hongos en en ellas era claramente visible.

Pues nada, así son las cosas y así se las hemos contado..

5 Comentarios

  1. Siempre me ha llamado la atención que la gente piensa que los animales en la naturaleza son indestructibles y que siempre les sale bien las cosas, maquinas perfectas que nunca fallan, ni erran y que todo lo controlan. Y en cambio cuando te pasas mucho tiempo observándola te das cuenta de lo dura y exigente que es la vida salvaje. Rara vez salen las cosas bien, supongo que será por la imagen que nos dan los documentales… Sin embargo, esa idea es bastante perjudicial e irreal para la conservación. Los animales mueren, enferman, se equivocan.. igual que cualquier otro ser vivo, por eso se merecen aún más todo nuestro respeto.
    Muy bonitas y didácticas las fotos meu! Ya nos irás contando cómo está yendo la cosa. Sabes algo de la recogida de sapos para evitar la circunvalción en el campus?

  2. Creo que lo han retomado pero no se como ni cuando, hay 2 chicas porque las vi en el Universitas. El otro dia vi varias puestas desecandose, varias con Saprolegnia, y una Trachemys en la laguna del aparcamiento.
    Los docs (con perdon) rara vez son muy reales.

  3. Cierto cierto, lo único indestructible de este mundo es la barba de Chuck Norris XDDDD

    Fuera coñas. La misión de un documental es, según mi opinión, dar a conocer los misterios, entresijos, anécdotas, etc, etc… de algo: la vida en la jungla, cómo se conquistó el espacio, etc… La idea que tienen aquellos que están detrás y encima de las cámaras es abismalmente distinta de la de aquellos que están delante del televisor. En la inmensa mayoría de los casos, la gente ve los documentales para ver cachorritos de león, monos haciendo el gambas, o la majestuosidad de los elefantes… No saben que hay un curro brutal, que tras dos segundos de delfin saltando del agua hay ocho horas diarias durante dos semanas de esperar en una barca. No saben que es necesario dejar que el leon se coma al “bambi” de turno. O también se quedan con datos tétricos: el hipopótamo está entre los animales más peligrosos de África, los tiburones han matado a personas, las arañas peludas tienen veneno…
    Hay pocos documentales que profundicen en la “labor” constructiva de la naturaleza sin entrar en el escabroso mundo de la demagogia con el “hombre antinaturaleza”.
    En fin, creo que me empieza a patinar la pinza así que, César, enhorabuena por el post, siempre es bueno aprender algo por estos lares! ;p.

    Una recomendación: “La princesa Mononoke”, de Hayao Miyazaki.

  4. Hola Boni,
    claro que el chinorris es lo unico autentico.. je,je!
    Pero a lo que yo me refiero es a la mania en “falsear” tomar con la excusa de que no se puede hacer natural. En los pocos que he colaborado/asesorado he tenido unas buenas discusiones sobre este tema, porque puede que no se pueda, pero para eso primero hay que intentarlo, y sobre todo hay que tener claro que pretendemos contar, y que eso sea realista. Pero es solo una opinion.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here