Escondites fotográficos

5
159

Disculpas por la ausencia del lunes pasado, andaba por Girona, desbordada de trabajo e imágenes.
hide3
Retomando quiero compartir con vosotros algunos puntos de un artículo muy bueno de Fernando Bandín y Ramón Torres, sobre Hides.
En los últimos post, vimos maneras relativamente económicas de hacer fotografía de distancia, a buena resolución. Pero en caso de no disponer de ninguna de esas herramientas e intentando huir de los zoom que pixelan de manera peligrosa, un sistema bueno de acercamiento es la utilización de hides, iglús,blinds, aguardos, etc, como se les suele llamar.

“Desde los inicios de la fotografía de la naturaleza estaba claro que había que ingeniar una forma para poder fotografiar los animales desde cerca sin que se espantaran. A los siglos de persecución se unían las limitaciones impuestas por objetivos de distancias focales cortas. Los hermanos Kearton hicieron famosos el disfraz de vaca, muy poco operativo, y el de tronco, que obligaba a estar de pié. Sin embargo, se le atribuye a Madox el primer hide propiamente dicho: un escondite de lona. No se preocupó de imitar ninguna forma de la naturaleza, pues se había percatado que una vez que los animales no ven al fotógrafo, poco les importaba si se ocultaba bajo un tejido o se integraba en el ambiente con un disfraz. ”

“La fotografía desde hide se ha asociado erróneamente a la fotografía de nidos. Obviamente se utilizan en este caso, pero no únicamente. La orilla del agua en un humedal es un excelente lugar para fotografiar aves acuáticas, ausentes los riesgos que sí conlleva la fotografía de nidos. Lo mismo ocurre con un posadero habitual en una rama o en una roca, reconocibles por las deyecciones presentes. Bebederos y comederos, sean artificiales o naturales, son también lugares útiles. En el primer caso quizás incluso podamos fotografiar una escena de baño. También se puede recurrir a zonas de paso o descanso.
En fin, son múltiples los lugares donde situar un hide sin necesidad de emplazarlo en las inmediaciones de un nido. En todo caso, hemos de recordar siempre la máxima de que el bienestar del animal ha de imperar sobre la fotografía. Dependiendo de la especie y del enclave, deberemos contar con los permisos correspondientes de las autoridades medioambientales y del propietario del terreno. ”

Los más habituales están elaborados con materiales ligeros y son desmontables, pero también pueden ser construcciones permanentes (en madera o de ladrillo y mortero). Estos últimos pueden confundirse con los observatorios ornitológicos, diferenciándose principalmente por su funcionalidad. En algunos casos, los animales se han habituado tanto a la presencia de gente en los observatorios que pueden servir perfectamente para fotografiar, aunque habitualmente se necesitan distancias focales bastante largas porque no se tuvo en cuenta esta actividad en la elección de su emplazamiento.
Obviamente, hay muchas formas de esconderse sin utilizar un hide. El vehículo propio puede ser útil, especialmente si se ocultan sus pasajeros colocando internamente algún tejido en sus ventanas. Un arbusto o un acúmulo de ramas servirá, especialmente si lo reforzamos con una red de camuflaje. Las pacas de paja también permiten construir un escondite que será muy eficaz ante animales acostumbrados a su existencia.
En los catálogos encontramos también capas y sombreros. Las primeras cubren en su totalidad al fotógrafo, del que sólo se verán los ojos. Los sombreros son algo similar a las capas, pero utilizan de soporte del tejido una especie de sombrero de ala ancha. La utilidad de ambos sistemas es limitada porque cada vez que nos movamos, aunque sólo sea para rascar la nariz, alertaremos a todos los animales de las cercanías.
La eficacia de un hide reside en que disponemos de un recinto oculto en el que movernos. Podemos cambiar de carrete o de tarjeta, modificar parámetros en la cámara, pasar de formato horizontal a vertical, estirar las piernas o comer un bocadillo, todo ello sin que la fauna se percate. En los casos más extremos, incluso podemos dormir en él, algo necesario en algunas especies muy ariscas y que requieren largos tiempos de espera.
Cuanto más pequeño sea un hide, más desapercibido pasará tanto para el sujeto a fotografiar como para inoportunos curiosos. Sin embargo, esto va en detrimento de nuestra comodidad, por lo que en cada caso se deberá optar por un compromiso entre funcionalidad y comodidad. En ciertas ocasiones, algunos fotógrafos optan por ampliar el espacio sin aumentar el volumen externo simplemente cavando en el terreno, de modo que el objetivo queda a ras de suelo. Obviamente no se puede recurrir a esta opción si el suelo es rocoso o anegadizo, así como cuando no disponemos de autorización del propietario de la finca.”
hides
Os dejo aqui una relación de hides comprados ( a precios bastante elevados la verdad para nuestros presupuestos, unos 300 euros) en otro post veremos ideas de hides caseros.
Marcho a la sierra de Málaga, donde me dicen que hay buen material para fotografiar. Ya os contaré. Buena semana!.

Compartir
Artículo anteriorColocación de cajas nido para Halcón peregrino
Artículo siguienteEmpleaverde, un programa de apoyo a empresas ambientales
Actriz, cuentera, fotógrafa, cocinera,amante del vino y las charlas largas,eterna optimista, apta para los toxos (resistencia confirmada en Capítulo 0) miedosa al agua turbia, las cuevas oscuras y las personas de mala fe (aunque si hay que fotografiar desafía lo que haga falta) Mi vida seria y responsable (la que deben leer suegros,cuñados y empleadores) aquí. Axena ha sido para mi un soplo de aire nuevo, de frescura y ganas de hacer "conloquehaya" en medio de un montón de gente que no hace nada teniendo todo. Creo que aporto muy poco a la asociación, solo cuando puedo intento ir a fotografiar en que andan y por sobre todo a aprender a no perder la capacidad de asombro. Los lunes y algún extra, me pueden ver por el blog. Suelo hablar de mi gran pasión, la fotografía, intentando compartir de manera sencilla , algunas herramientas, conceptos y enlaces que ayuden a contar a través de las fotografías el mundo que nos rodea.

5 Comentarios

  1. Dont worry sole, se te hechó de menos pero sabíamos que volverías con jugosas novedades.

    Están geniales estas “tiendas de campaña” de camuflaje, ¡¡voyeur power!!. Tengo vagos recuerdos de una tienda de campaña ¿amarilla? en medio de un bosque para conseguir según qué fotos.

    Lo que me parecen es que los precios son excesivos. Si bien queda la opción “feito a man” (hecho en casa…oyes, para cuando un “bricomanía” axenil?), creo que a no ser que te tires varios días en el hide, quizás de compense más una esterilla, un traje de camuflaje, un buen sombrero y un entretenido libro para esperar a la foto perfecta.

    Hay que tener paciencia de francotirador para estas cosas ( o tener una suerte loca). Y menos mal que ahora con las cámaras digitales haces fotos a dolor. No me imagino 4 horas agarrotado con una cámara con la que la foto me haya salido desenfocada y no lo sepa hasta el día siguiente (o se vele el carrete).

    ¿Y cómo son de pequeños?, Igual ocupan lo mismo que las nuevas “viviendas” de 30 metros cuadrados…Vaya risas, una aldea de “hides” XDDDD

  2. Hola Boni, gracias por echarme de menos
    Coincido contigo en que los precios son excesivos, pero como en todo hay opciones. Primero, creo que ésto es algo a invertir por parte de quienes se pasan muchas horas y muchos días por el monte ( me se de unos que pasan noches!!) El material es excelente, son ligeros y ocupan menos que una mochila de mano y tengo compañeros que llevan años con uno de ellos en excelentes condiciones.
    Luego he encontrado unos hides de cazadores en Decatlhon por 80 euros. Muy ligeros e impermeables.
    Y por supuesto está la opción fabricar que hablaremos otro día, que tiene como todo, ventajas y desventajas. Barata pero usable una sola vez y sabemos que muchas veces podemos encontrar ramas y cosas por la zona y otras estamos en piedra pelada o rodeados de una flora que no se puede tocar. O como cuenta un fotografo de Fotonatura que se fabricó uno casero con lonas y barillas y pesaba tanto que al final no lo llevaba nunca ;)
    Que perfecto no hay nada, pero soluciones las que la imaginación disponga!
    Y si quieres una aldea, los hay de 2 metros por 2, es mas que muchos pisitos de alquiler!

  3. una buena opción y cómoda para hyde, es utilizar la red con la que tapan las obras que es muy ligera, resistente y de color verde. En un sitio adecuado puede ser una buena opción para hacer un “semivivac” o algo parecido donde uno se pueda meter en muchos casos utilizando los toxos y demás arbustos como estructura, o hacer tú mismo la estructura con unas varillas o palos. sole te tengo que enseñar un par de sitios donde tendremos que utilizar estas técnicas! esta semana como la tienes?

  4. Antes de nada, decir que llevo varios días leyendo esta página, y la verdad que la encuentro muy interesante, aportando entre todos gran cantidad de curiosidades e información sobre los alrededores de la zona en la que vivimos.
    Solo comentar sobre una página web en la que aparece muy buena información sobre las técnicas empleadas para aproximarse y fotografiar la naturaleza. esta es la web de javier milla, un fotógrafo con unos trabajos para mi impolutos.
    En mi opinión, lo más asequible economicamente hablando, y que da muy buenos resultados, es el método conocido como “tumbing”, en el cual te tumbas sobre una esterilla cubierto con una red de camuflaje y con la ayuda de un minitripode lo más estable posible. el ángulo conseguido es perfecto estando a la misma altura que el sujeto,. Además con esta técnica se gana muchisima profundidad de campo, lo que ayuda a resaltar al sujeto. Por otro lado, todo tiene su parte mala, y tras un par de horas en el suelo acabas con el cuerpo realmente molido, pero bueno, ya sabeis que sarna con gusto…

    os dejo el enlace directo. si teneis tiempo meteros en su galeria, es una maravilla.
    saludos.

    http://www.javiermilla.es/camuflaje/index.htm

  5. Manuel, es uno de mis fotógrafos de cabecera, lo tengo enlazado en mi fotoblog.
    Su trabajo es muy bueno.
    Lo nuestro es puro amateurismo.
    Me quedo con tu técnica, y prometo probarla en epocas menos húmedas. Aunque en Galicia…
    Un saludo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here